La apatía se ha transformado en hábito
17 de febrero de 2008   
 
··· OPINIÓN
La apatía se ha transformado en hábito


Se cumplieron dieciséis años de haberse producido la insurrección cívico militar que trajo tanta esperanza a los venezolanos. Como olvidar ese 4 de febrero que creó la necesidad de la revolución política Bolivariana, ella planteó la urgencia de la toma de poder, que luego se logró democráticamente por la vía electoral.

 

Pero a este tiempo nos encontramos dentro de  una encrucijada muy profunda del proceso, al cual se le ha dificultado  realizar con viabilidad, eficacia, justicia y convencimiento las propuestas fundamentales que lo crearon. En su seno no se ha podido articular los esfuerzos ideológicos, ni organizativos, tan importantes para lograr una consolidación. No ha habido capacidad para definir e implementar aquello que en un principio se llamó “el legado de las tres raíces”, que supuestamente iba a ser la base principal de eso que muchos dicen no entender, pero que nos hemos cansado de inventarlo y escribirlo: SOCIALISMO DEL SIGLO XXI, adaptado al bolivarianismo y al marxismo, que aunque suene antagónico, es sin duda el verdadero proyecto de este socialismo. La copia papel carbón que se ha hecho de la práctica fracasada del socialismo de ayer, nos está aniquilando poco a poco. La experiencia y el análisis nos muestran claramente que el venezolano contemporáneo gravita fácilmente en función de esas dos coordenadas fundamentales, que en otros términos son la revolución y la ciencia. Justamente por ello, la política bolivariana-marxista es una política científica  y revolucionaria al mismo tiempo, pero que por falta de cuadros preparados, no se ha querido ni siquiera estudiar. La complejidad de nuestros problemas humanos reclama una posición urgente integral por parte de todos. No podemos sustraernos de la responsabilidad  social y política que incide todos los días como una muralla sostenida de problemas. La comprensión de la historia en nuestra época expresa una toma de conciencia muy sencilla, de ahí que estemos obligados a desechar todas esas deficiencias administrativas a nivel de las diferentes instancias del Estado, el sectarismo exhibido por ciertas organizaciones partidistas y la frustración de algunos sectores sociales que no han podido echar a flote las bases porque han caído en el mar de la corrupción. La conducta y el comportamiento de una nueva clase política elitesca es la culpable de haber mantenido esta situación, es decir, nos mantenemos en el mismo reformismo que sostuvo por tanto tiempo al bipartidismo.

 

La revolución, su profunda temática humana, tiene que ser el centro para que podamos crear una nueva ética humana que ofrezca la verdadera emancipación de nuestro pueblo, para ello tenemos que monitorear su practica social, su actividad productiva y revolucionaria, ese es el verdadero punto de partida. Por eso es que la veta de la revolución viene de los estratos que hoy dicen estar en la revolución y estos son los culpables de la frustración de las clases desposeídas, el proletariado, el estudiantado, los simpatizantes, que representan justamente los más altos niveles éticos y humanos.

 

Justamente este es el déficit que nos debilita a la hora de organizarnos, a la hora de definir la ideología revolucionaria, pues existe mucha fluidez cuantitativa dentro de la revolución, pero escasea la cualitativa  y sobre todo de líderes capaces que levanten la bandera de las necesidades para podernos construir. Esta gente que hoy ignora el combate tenaz contra el burocratismo y que se han convertido en burócratas de toda laya, son los que han torpedeado y distorsionado durante estos dieciséis años todo el movimiento bolivariano revolucionario. Ellos han transformado la apatía en un mal hábito de exterminio.

 

Víctor J. Rodríguez Calderón - vrodriguez297
www.el-victoriano.blogspot.com/
 
Opinión
FRANCHY Y ROCA Y EL REPUBLICANISMO FEDERAL ESPAÑOL
Rubén Alemán
VOTO ÚTIL
Dailos González Díaz
EU, «un país del tercer mundo», según Bloomberg
Alfredo Jalife-Rahme
Radiografía educativa falseada
Félix M. Arencibia
Plan Macabro
Víctor J. Rodríguez Calderón
El FSOC apoya a la Asamblea del Profesorado de El Hierro
Sindicato Obrero Canario (FSOC)
La Consejera declara la guerra
Domingo Méndez Rodríguez
Tabona considera absurdo recurrir un auto que beneficia al pueblo
Colectivo Ecologista Tabona
Política saboría
Agustín Mora
Asamblea por Tenerife exige la dimisión de Zerolo
Asamblea por Tenerife
La Consejería intenta burlarse una vez más
Comité de huelga por la Homologación
Formación ideológica y praxis revolucionaria en el Socialismo Bolivariano (I)
Ernesto Wong Maestre
BARNIZANDO LA SANIDAD CANARIA
J. Mario Borges
UNIDAD DEL PUEBLO exige un Plan Integral para el Macizo de Anaga
UNIDAD DEL PUEBLO
Documento sin título
 
Sitemap