Colt??n, el futuro insostenible : Verano Saavedriano
21 de agosto de 2009   
 
··· OPINIÓN
Verano Saavedriano


El Excelentísimo Señor Don Jerónimo Saavedra y Acevedo, burgomaestre de Las Palmas de Gran Canaria –antigua Guiniguada-, ex ministro de Administraciones Públicas y de Trabajo y Seguridad Social en el reinato Felipista –sí, ése de OTAN de entrada, no-, excelso y distinguido promarroquí –proalauita, entiéndase- y exprofesor de Derecho Laboral de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dícese así mismo “socialista”: definitivamente nos toma por tontos –y por tontas. ¡Quién diría que el pijo-alcalde de la ciudad iba a pasar por la derecha a la mismísima Pepa Luzardo o casi casi al ínclito Pepe Manuel Soria!

Este “cultureta”, personaje nacido y criado en la Vegueta histórica y burguesil, amante de los viajes a la Europa culta y civilizada, melómano sin parangón, afirma recientemente que está dispuesto a presentarse nuevamente a la alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria.

A Don Jerónimo –para los amigos, “Momo”- no le gusta mucho el olor a obrero. Por eso, huye de mezclarse con el proletariado de los barrios, no sea que impregnen el olor a sudor a alguien que jamás ha sudado en su vida por el esfuerzo del trabajo. El Sr. Saavedra Acevedo prefiere estar tranquilo en su sillón del despacho del antiguo Hotel Metropole echando barriga y escuchando a Mahler o a Beethoven. No coge la guagua, prefiere la comodidad de su coche oficial: “a dónde vamos hoy, Don Jerónimo”. “Al Gabinete Literario, Ambrosio, por favor”.

El ínclito socialista antimarxista arremete contra los pequeños comerciantes del Puerto –que las están pasando canutas canutas- diciéndoles que “carecen de cultura” por quejarse de las obras que el Ayuntamiento ha acometido sin previo aviso y que perjudicarán sus ya menguadas economías. Que vayan a Madrid y echen por Goya, Serrano, etc. y vean la cantidad de obras que hay que hasta los taxistas tienen problemas para transitar por dichas calles, ha venido a decir nuestro semidiós regidor de los destinos municipales.  Eso sí: todo lo dice y hace “por amor a la ciudad”.

Cierto que la crisis y la deuda que dejó la derecha en Las Palmas ha venido a restringir el gasto en la ciudad. Pero la imagen que tiene la ciudadanía es de un alcalde despilfarrador en caprichitos “culturales” y despacho y de un equipo de gobierno indolente, apoltronado y de espaldas al pueblo, el cual los puso ahí para gobernar, no para llenarse los bolsillos. El dislate de los gastos en mobiliario para su despacho del ex concejal de Hacienda Rodolfo Espino es sencillamente intolerable. Los sueldazos de los concejales y directores de gobierno, insultantes, en un país como el canario, donde la media salarial es la más baja del Estado –apenas unos 1.300 euros al mes, el que tenga la dicha de alcanzarlos.

Deseoso de privatizar guaguas, no sabe en el berenjenal en el que se ha metido. Sin embargo, ha tenido la enorme suerte de toparse con un Comité de Empresa indeciso, que da un paso pa´lante y dos pa´trás. Un comité “socialista”, tal y como insinúo en Radio San Borondón la semana pasada uno de sus portavoces, Feluco Marrero, al afirmar en las ondas que la mayoría de los guagüeros votó a Don Jerónimo.

Sr. Saavedra: desde Unidad del Pueblo le decimos que es una muy mala noticia que usted se vuelva a presentar a la alcaldía de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Cuatro años más con usted y el poco césped que queda en el Parque de Las Rehoyas desaparecerá, Guaguas pasará a manos privadas en su totalidad y el dinero de la cultura –“su cultura”- seguirá drenándose hacia los Amigos Canarios de la Ópera en detrimento de la cultura popular, de nuestros creadores e intelectuales canarios y de muchos foráneos que tienen mucho que comunicar al pueblo trabajador canario. Otro verano en la ciudad como éste y definitivamente se nos secarán las neuronas porque, por no haber no hay ni una película en el Parque Santa Catalina, como antaño proyectaba el Ayuntamiento. Aunque sea del Oeste, don –si bien no son mis preferidas, precisamente.

Alcalde: por amor a la ciudad, en el 2011 váyase a vivir a Salzburgo. Usted será más feliz y nosotros, también.

 

 

Rubén Alemán - laspalmasgc
Secretario del Comité Local de Las Palmas de Gran Canaria de UNIDAD DEL PUEBLO y miembro del Consejo Nacional
laspalmasgc.unidaddelpueblo.org
 
Opinión
Coltán, el futuro insostenible
David Bollero
Las sentencias de la represión
Ramón Sáez
Una causa justa que defender y la esperanza de seguir adelante
Fidel Castro
El fuego mata (y yo no lo sabía)
Dailos González Díaz
LA “JUSTICIA” FRANQUISTA EN TENERIFE. LOS ÚLTIMOS ASESINADOS
Francisco Javier González
Nos están quemando hasta el alma
Jesús A. Pérez Guerra
Futuras burbujas a la espera de estallar: Entramos a la mayor depresión de la historia
Andrew Gavin Marshall
Verano Saavedriano
Rubén Alemán
Coherencia, rigor, honestidad
EDITORIAL
La cobardía de un País de parados
Julio Ortega Fraile
Documento sin título
 
Sitemap