Colt??n, el futuro insostenible : Nos están quemando hasta el alma
21 de agosto de 2009   
 
··· OPINIÓN
Nos están quemando hasta el alma


 

    Duras resultan a veces ciertas expresiones o formas de hablar, pero después de tener que volver a soportar el espectáculo que todos hemos visto, a través de la TV, de La Palma, esas formas de expresión o formas de hablar quedan mas que justificadas y hasta diría yo que son formas suaves de hablar para definir tanto desatino al que esta llegando el colonialismo en esta PATRIA nuestra.

    Todavía no se han borrado de mi mente ni de la mente de ningún canario de bien los desastres de la Gomera, Achinef y Tamaran y ahora la que nos faltaba, nuestra isla bonita.

    ¿Por qué será que desde que se están aplicando todas esas leyes, medio-ambientalistas y conservansionistas en Canarias, no deja de incendiarse toda nuestra tierra?

Ahora lo achacan al cambio climático, pero yo sigo diciendo que reducir el problema a esa sola causa es una banalidad, más, de los que han realizado esas leyes con el desconocimiento que de la tierra han demostrado, por las leyes en si mismas y por los resultados obtenidos, que son evidentes.

     ¿Cómo se puede olvidar que el abandono del campo no es otra importantísima razón para tanto desastre?

    ¿Y que es lo que a provocado el abandono del campo canario? Es que ¿es de locos el afirmar que ha sido por la escasa o nula política de apoyos al sector agrícola y ganadero de nuestra patria? ¿Tiene eso algo que ver con el afán colonial español de genocidar la identidad canaria, con vistas al 2010? ¡UUUUUUh! ¡Que viene el lobo!

    O el motivo tiene que ver más con la defensa de los intereses mercantilistas de esa “Europa que nos ofrecen”, como diría el poeta Tarajano en uno de sus versos. Y es que yo en toda la historia de esta tierra, que conozco, nunca he visto el abandono y mejor diría, la persecución que los agricultores y ganaderos canarios han tenido en estos últimos años en su detrimento y contra sus intereses y a favor de los intereses de la agricultura europea en general o bien a favor de los interese de los intermediarios del Merca, que parece ser que son los niños bonitos en todo este baile.

    Las recomendaciones de la FAO, respecto de producir el 60% de lo que se consume, eso solo se aplica en las metrópolis, porque lo que es en las colonias todos estamos viendo lo que se está haciendo aquí y es permitido, por las leyes pasadas, presentes y futuras, porqué no decirlo.

    Lo vergonzoso de todo esto es que, encima de las desgracias que todos estos fuegos nos causan, los politicuchos españoles del momento encima se mofan de los  pobres  ciudadanos  afectados  por  el  fuego,  prometiéndoles ayudas a bombo y platillos que después se quedan en lo que se han quedado las ayudas prometidas en el gran incendio de Gran Canaria, o sea, que un 60% de los afectados no tiene derecho a cobrar los destrozos producidos por el fuego, por causa de los parámetros estipulados por estos politicuchos y sus asesores de turno, para los cuales los únicos que reúnen las condiciones exigidas son sus amigotes y nadie mas ¡Faltaba mas, Sr. Zapatero!

    Y encima el cinismo llega al extremo de que los vasallos del periodismo se han escandalizado por la editorial del Día, cuando en el mismo el Sr. Rodríguez, solo expresaría una mas de las lindezas a que nos tiene acostumbrados el colonialismo español y que conste que esto lo digo como una suposición, porque como los gerifaltes de la cultura democrática y libre de este país han decidido, por el bien de mi alma, prohibir la lectura del periódico El Día en las bibliotecas públicas de Las Palmas, yo solo puedo suponerme el contenido de la editorial de marras.

    A los palmeros les va a ocurrir lo mismo, van a cobrar cuatro y cuarenta se van a quedar mirando para los cielos.

Y eso porque solo hemos hecho referencia a las perdidas en el ámbito privado porque si nos metiésemos en el ámbito de las perdidas de las propiedades públicas, entonces seria mejor cerrar la carpeta de este asunto y irnos a echar un pisco con los amigos en cualquier bochinche del barrio.

    En todo este afán por destruir la identidad canaria lo único que nos falta es ver arder por los cuatro costados a Fuerteventura y eso, no pasará mucho tiempo para que lo veamos y sino tiempo al tiempo, por lo pronto Don Carmelo, me refiero al del PSOE, para que nadie se confunda con el otro, ya ha empezado con su política de estabular cabras que esa ha sido su obsesión desde hace ya algún tiempo.

    Lo que si es cierto es que a los canarios, que de verdad sentimos y llevamos en el alma nuestra tierra y que hemos luchado y trabajado por mantener lo poco que el colonialismo nos ha dejado conservar, a todos nosotros lo que mas se nos ha quemado no son nuestros bosques y nuestros barrancos, lo que mas se nos ha quemado es nuestra alma, pero este incendio lleva ya en activo mas de 500 años en nuestra Patria y aun no nos hemos achicharrado, esperamos poder resistir los años necesarios para ver por fin nuestra Patria libre y socialista, aunque le pese al C7, a La Provincia o a cualquier otro panfleto al servicio del colonialismo español.

 

Las Palmas de Gran Canaria, a 10 de agosto de 2009

Jesús A. Pérez Guerra - laspalmasgc
Miembro del Comité Local de Las Palmas de Gran Canaria de UNIDAD DEL PUEBLO
www.unidaddelpueblo.org/laspalmasgc/
 
Opinión
Coltán, el futuro insostenible
David Bollero
Las sentencias de la represión
Ramón Sáez
Una causa justa que defender y la esperanza de seguir adelante
Fidel Castro
El fuego mata (y yo no lo sabía)
Dailos González Díaz
LA “JUSTICIA” FRANQUISTA EN TENERIFE. LOS ÚLTIMOS ASESINADOS
Francisco Javier González
Nos están quemando hasta el alma
Jesús A. Pérez Guerra
Futuras burbujas a la espera de estallar: Entramos a la mayor depresión de la historia
Andrew Gavin Marshall
Verano Saavedriano
Rubén Alemán
Coherencia, rigor, honestidad
EDITORIAL
La cobardía de un País de parados
Julio Ortega Fraile
Documento sin título
 
Sitemap