En Libia el sistema tocó fondo
28 de mayo de 2011   
 

 

 

 

··· OPINIÓN
Imperialistas en la ratonera

 

   

 

En Libia el sistema tocó fondo. La decadencia y la irracionalidad de las potencias dominantes se muestra en todo su esplendor. En vivo y en directo. La variable de ajuste es el petróleo. La lógica funcional es el asesinato masivo. El show lo ponen las bombas y misiles de última generación, la muerte y el sufrimiento corre por cuenta del pueblo libio. La CIA divide, el Pentágono extermina, La ONU santifica. Las potencias centrales acompañan. Pero sólo acompañan al ganador. Un dato clave para entender lo que viene.

 

Por Manuel Freytas (*)
manuelfreytas
IAR Noticias/

El ataque militar a Libia prueba algo indiscutible: El sistema  imperial capitalista centralizado en el eje USA-UE-Israel es impune. Y está solo. No tiene enemigo estratégico. Puede invadir, matar o perdonar, a su arbitrio.

El aparato de la prensa mundial y sus analistas mercenarios les pertenece y está a su entero servicio, las 24 horas del día.

La sociedad mundial, en sus distintos niveles sociales, está alienada y sólo repite eslóganes mediáticos manipuladores.

Los gobiernos mundiales (salvo unos pocos como Venezuela y Cuba) son meras sucursales gerenciales de las potencias centrales y de sus corporaciones trasnacionales que han convertido al planeta en un gran mercado sin fronteras.

La izquierda se ha convertido en un  mosaico incoherente de fundamentalistas ideologizados y sin capacidad de análisis estratégico que sólo recitan consignas de la "guerra de izquierda contra derecha", integrados al sistema. 

EEUU y las potencias (como queda una vez más demostrado con Libia) puede masacrar población civil desde el aire y borrar un país entero a misilazos, sin que a nadie se le mueva un pelo.

La indiferencia y la enajenación colectiva es el mayor triunfo del sistema.

Hacemos un minuto de silencio por los muertos. Por los que están muriendo en Libia, y por los que van  a seguir muriendo, masivamente, por hambre o por misiles, para seguir alimentado rentabilidad capitalista irracional y asesina a escala mundial.

Hacemos un minuto de silencio por el planeta, por nuestra hermana naturaleza, y por la inteligencia humana que también fue destruida a misilazos de pantalla televisiva. Humanidad kaput.

El capitalismo convirtió al ser humano vivo en una terminal robotizada de la sociedad de consumo capitalista.

El sistema camina solo, como un zombie, y mata por inercia. Y los vivos que aún resisten son aislados, demonizados, y ejecutados, a misilazos o a pantallazos televisivos, bajo el cargo de pertenecer al "eje del mal".

Y la humanidad, convertida en un microchip parlante del sistema imperial, aplaude gozosa las "rebeliones" de la CIA y la caída de los "dictadores" en los países atestados de petróleo por conquistar.

Ya no hay lógica ni sentido común. Todo perdió legitimidad y razón de ser. Mientras el imperio asesina masivamente en Libia, Irak, Afganistán, o allí donde haya mercados y petróleo por conquistar, la sociedad mundial alienada consume productos, diversión, ídolos faranduleros y presidentes de Estados capitalistas fabricados y clonados como la oveja Dolly.

Y parece que a un zombie sólo lo puede matar otro zombie.

Al sistema capitalista solo lo pueden matar su propias contradicciones. Sus propias divisiones y guerras internas por el control del poder y de los recursos estratégicos esenciales que se extinguen en un planeta destruido y depredado por la voracidad de la rentabilidad bancaria y comercial.

En Libia el sistema tocó fondo. La decadencia y la irracionalidad de las potencias dominantes se muestra en todo su esplendor. En vivo y en directo.  La variable de ajuste es el petróleo. El show lo ponen las bombas y misiles de última generación, la muerte y el sufrimiento corre por cuenta del pueblo libio.

La CIA divide, el Pentágono extermina, La ONU santifica. Las potencias centrales acompañan. Pero solo acompañan al ganador.

Un escenario que se repite hasta el cansancio en los pueblos pobres que nadan en petróleo y en riquezas naturales.  En Asia, Africa y Medio Oriente, la "solución final" siempre es la conquista de mercados con asesinato en masa de población sobrante.

Los zombies mueren matando. Y mueren matando a seres que estaban vivos. Y cuando las bombas no surten efecto, como en Libia, comienza la diáspora y los enfrentamientos internos para quedarse con algún pedazo del botín de guerra antes de que desparezca.

EEUU se cortó solo con sus dos socios sionistas en la conquista del petróleo libio.

Pasaron 72 horas del inicio del ataque y Kadafi sigue en pie. La sociedad imperial comienza a resquebrajarse. Los intereses de sector priman sobre la unidad. La OTAN mira para un lado, y el Pentágono para otro. No hay acuerdos sobre la táctica, la estrategia y la línea de comando a seguir.

La muerte masiva del pueblo libio comienza a convertirse en rutina, en un statu quo dramático, y los reproches y las diferencias internas en el bloque imperial siembran de dudas y de incertidumbre a los "escenarios posibles" que se avecinan como resultante.

Y la prensa internacional titula: Los ataques en Libia podrían reducirse; se teme un punto muerto, dice Reuters. Persisten dudas acerca de quién debe comandar la operación en Libia, señala la BBC. La OTAN no consigue superar sus divisiones internas sobre Libia, puntualiza la AFP.  Fisuras en los aliados sobre la operación; Obama reclama el mando de la OTAN, resume El Mundo de España.

Y nuestro propio título sintetiza el cuadro de situación: Bombardeos masivos: Ahora el tiempo y los muertos juegan para Kadafi.

Lo adelantamos, y así está sucediendo. Los muertos y el tiempo ya están jugando para Kadafi. Los zombies, comienzan de devorarse entre sí. Más cadavéricos, que los propios cadáveres de hombres, mujeres y niños inocentes que van sembrando sus misiles en Libia.

¿Y qué va a pasar? ¿Cómo sigue la masacre petrolera disfrazada de "misión humanitaria?

La respuesta es sencilla: Los zombies van por el petróleo. Las alternativas son varias, y Dios proveerá la próxima movida.

Y nosotros, como siempre, la contaremos antes de que suceda.

 

Manuel Freytas
 
Ahora, el Pueblo
Opinión
15-M, el necesario paso adelante
Pascual Serrano
Los “indignados” y la Comuna de París
Atilio Boron
La Qasba en Madrid
Santiago Alba Rico
La estrategia del arriba
Raúl ZIBECHI
10 Ideas en torno al 15-M / DRY
Nega
Human Rights? Libya? IT’S THE ECONOMY, STUPID! Parte III. Objetivo Gaddafi
Francisco Javier González
LIBERACION NACIONAL Y LUCHA DE CLASES
EDITORIAL
La muerte con sotana
Francisco González Tejera
AÑO ELECTORAL. UNO MENOS PARA LOGRAR LA INDEPENDENCIA
Francisco Javier González
Desempleo, la mejor política gubernamental
Alberto Montero
Human Rights? Libya? IT’S THE ECONOMY, STUPID! Parte II. El Marco General
Francisco Javier González
Milagros y mentiras
Jesús Giráldez
La Batalla de Girón (Primera parte) I
Fidel Castro
Homeopatía en las listas de Bildu.
Isaac Rosa
HUMAN RIGHTS? LIBYA? IT’S THE ECONOMY, STUPID!
Francisco Javier González
¿Negociación o balcanización?: La coalición imperial no puede terminar con Kadafi :
Informe-IAR Noticias
Para salir de la amnesia (II)
Yeray Barroso
La Guerra Fascista de la OTAN
Fidel Castro
¿Estoy en guerra?
Jesús Giráldez
La fiesta de la sangre
Francisco González Tejera
Imperialistas en la ratonera
Manuel Freytas
España con licencia para matar en Libia
Arturo Inglott
Documento sin título
 
Sitemap