Hay que poner en pie un movimiento de clase unitario y de
16 de agosto de 2011   
 
··· OPINIÓN
El futuro es nuestro, sí queremos


 

 

Reforma laboral, la contrarreforma de las pensiones y de la negociación colectiva, el Pacto del Euro… en menos de un año, el tamaño de los crímenes cometidos contra los trabajadores y las trabajadoras son difíciles de ocultar aunque cuenten con la repugnante complicidad y entrega entusiasta de los sindicatos verticales CC.OO/UGT.

 

 Es un hecho cierto que la repuesta de la clase obrera, que se encuentra aturdida, confundida y dispersa, pero que aún no dicho su última palabra, esta lejísimos de estar a la altura de la dimensión del ataque que estamos sufriendo. Contra la esquemática concepción de que a más brutalidad patronal mayor reacción obrera, los trabajadores reflejan todo el periodo del que venimos: años de desmovilización y de división obrera y de cobarde claudicación que no ha puesto fin a las agresiones, los hechos siempre demuestran que a mayor mansedumbre voluntaria, más grande es la humillación recibida. La crisis económica cogió a la clase obrera desprevenida, endeudada, fuera de “forma”, en definitiva atrapada en una crisis de organización y liderazgo y sin una referencia de clase alternativa. Ese estado de shock, el papel canalla de la burocracia sindical de CC.OO. y UGT y las migajas del Gobierno para evitar tensiones sociales (prolongación del subsidio, Plan E…) es lo que explica la falta de reacción de la clase obrera. Desgraciadamente, la atomización del movimiento sindical es un hecho irrefutable y las organizaciones sindicales “enfrentadas” al aparato burocrático de CCOO y UGT se mueven, por lo general, en el particularismo, porque no se rompe con el signo más distintivo del sindicalismo actual, el corporativismo. En no pocas ocasiones, en lugar de postularse como dirección alternativa y disputar ese espacio a CCOO y UGT, se actúa como franquicias sindicales refugiadas en el sindicalismo de empresa. El reflujo del movimiento obrero y la ofensiva patronal han empujado, sin duda, a acabar refugiándose en el marco de la empresa. Pero hoy la batalla por recomponer la unidad de clase para enfrentar los planes del Gobierno y la patronal y a la burocracia cómplice, exige un urgente acuerdo, sin más dilaciones, de unidad de acción entre los sindicatos de clase y nacionales de Canarias FSOC/I.C. Hay que poner en pie un movimiento de clase unitario y de lucha, que apueste por la respuesta de la clase obrera a la crisis y levante una referencia alternativa a la burocracia sindical.

 

Nuestro proyecto se enfrenta al sistema globalmente, no se limita a reivindicar una vuelta a un pasado mejor, pero hacer que los trabajadores conozcan y recuerden sobre toda la trayectoria de los derechos arrebatados, quienes lo han hecho, con qué complicidades y beneficiando a qué sectores, es luchar contra la amnesia que quieren instalar en nuestros cerebros.

                   

El desempleo, el empobrecimiento y la pobreza, es hoy el peor azote para millones de familias obreras y, al mismo tiempo, la mayor demostración de la irracionalidad del sistema capitalista. La lucha contra el desempleo exige un camino radicalmente opuesto al del Gobierno, la patronal y la burocracia sindical. Exige que toda la clase trabajadora, ocupados y desocupados/as, exijamos un plan de rescate de los trabajadores y los sectores populares, que debe comenzar por medidas como el reparto del trabajo, lo que implica la reducción de jornada, sin merma salarial. No hay otro programa, otro plan para responder a esta catástrofe social que empuja al empobrecimiento y la pobreza a decenas de miles de trabajadores y trabajadoras de Canarias.

 

                       Organízate y lucha por una Canarias Libre y Socialista

EDITORIAL - redaccion
www.magec.info
 
DATOS DE POBREZA EN CANARIAS
Opinión
Abdelhak Serhane: una primavera sin Marruecos
Agencia
Un contagio de malas ideas
Joseph Stiglitz
Fidel 85, mucho para festejar
Carlos Aznarez
Palestina: Se prepara alzamiento masivo
Agencia
El factor clave: Cuándo, cómo y dónde va a comenzar la verdadera
Manuel Freytas
La UE admite que la crisis se expande. Italia y España en la mira
Informe-IAR Noticias
¿Ya logró el euro un bote salvavidas?
Immanuel Wallesteirn
La guerra, la deuda y el presidente
Amy Goodman
Los dos dineros
Antonio Álvarez-Solís
Una estafa de 16 billones de dólares:Estados Unidos
Atilio Boron
20-N: Elecciones, la derecha se va, regresa la extrema derecha
EDITORIAL
El Imperio en rojo: Porqué EEUU y el dólar no se pueden caer
Manuel Freytas
Cambiar el sistema
Ignacio Ramonet
Y a Somalia... ¿quién la salva?
Alberto Eisman
La indignación del Banco Santander
Alberto Montero
Solidaridad con los familiares de las victimas del terrorismo fascista
José Luis Valdés
Poder geopolítico :La inmundicia multimediática de los Murdoch y su asociación con los banqueros Rothschild
Alfredo Jalife-Rahme
La rebelión de los hambrientos:La guerra que nunca se imaginó emprender el capitalismo
Manuel Freytas
[Capitalismo es barbarie] El negocio del hambre
Agencia
LA VOLADURA DE LA CASA DEL PUEBLO, 2
Juan Peña
LA VOLADURA DE LA CASA DEL PUEBLO DE LA ISLETA
Juan Peña
La noche loca del senador Casimiro Curbelo
Carlos de Uraba
Documento sin título
 
Sitemap