MAGEC - prensa canaria : Canarias : Diario de unos estudiantes perdidos : SE DERRUMBA LA ESTRUCTURA ECONOMICA DEL IMPERIO
29 de septiembre de 2008   
 
··· OPINIÓN
SE DERRUMBA LA ESTRUCTURA ECONOMICA DEL IMPERIO

 


IAR Noticias

 
 

En EEUU, por estas horas no se sabe que es lo peor: Si el colapso financiero que derrumba la estructura económica del Imperio, o la decadencia de la clase política estadounidense cuyos dos partidos hegemónicos, demócratas y republicanos, ya han perdido el horizonte de quién es quién.
La guerra es por el control de la Casa Blanca después de noviembre, pero en la trinchera de ambos partidos, a tono con la decadencia y la alienación reinantes, hay posiciones que convergen y otras que se enfrentan. Hay republicanos que se pasan a las filas demócratas, y demócratas que defienden la posición oficial. La confusión es tal, que el propio McCain es acusado de "conspirar" contra el plan de rescate de Bush.
A tal punto se confunden las identidades partidarias, que algunos analistas estadounidense ya andan vaticinando que el colapso financiero también podría llevarse el clásico esquema "bipartidista" de demócratas y republicanos por el control de la Casa Blanca.
El jueves, luego de una afiebrada jornada de reuniones y conversaciones multilaterales entre los distintos niveles del cuerpo político y económico del EEUU, el plan de rescate estatal del sistema financiero se trabó en la Casa Blanca.
Fue durante la reunión de tres horas en la que el presidente George W. Bush recibió a legisladores y a los candidatos a presidente John McCain y Barack Obama, un encuentro tenso, según testigos, y en donde diferencias insalvables entre los partidos pusieron en riesgo el monumental salvataje de US$ 700.000  millones de dólares que está sujeto a la aprobación del Congreso, en cuyas dos cámaras los demócratas controlan la mayoría.
Luego de una serie de rumores que daban por cerrado el acuerdo en el Congreso, aparecieron diferencias insalvables en la reunión en la que Bush recibió a McCain y a Obama. Y la controversia siguió entre los legisladores de ambos partidos.
Después de la reunión con Bush, el senador republicano Richard Shelby dijo a los reporteros que los congresistas aún no habían llegado a un acuerdo sobre la legislación de rescate. "No creo que tengamos un acuerdo, dijo Shelby. "Aún hay muchas opiniones diferentes".
Además, Shelby exhibió a la salida de la Casa Blanca una declaración firmada por 44 economistas de reconocido prestigio de Estados Unidos que aseguran que el plan del gobierno "es un mal plan que no resolverá los problemas".
Christopher Dodd, presidente del comité bancario del Senado, se mostró visiblemente enojado y calificó el encuentro de "teatro" y "oportunidad para la fotografía de John McCain".
"No estoy seguro de qué dijo (McCain) en la reunión, no sé qué opina en todo esto, con toda honestidad", agregó Dodd. El representante demócrata Steny Hoyer aseguró que McCain "habló brevemente".
La noticia del fracaso de la reunión volvió a sembrar el "desánimo" en los mercados, y este viernes las bolsas se derrumbaban tras el espejismo del jueves,  cuando cerraron al alza tras tres jornadas consecutivas en números rojos. 
Además, el retraso del mega-rescate financiero adelantado hace ya una semana por el presidente Bush y las dudas sobre su efectividad anularon los efectos de una nueva inyección de capital que el Banco Central Europeo y la Reserva Federal anunciaron minutos antes de la apertura de este viernes para paliar la acuciante falta de liquidez en divisa estadounidense.
En el conjunto de plazas europeas, Fráncfort cedía un 1,4%, Londres y Milán un 1,3%, mientras el CAC 40 parisino se dejaba en torno a un 1%. Ya antes de la apertura en el Viejo Continente, los mercados asiáticos habían dado la señal de alarma con descensos generalizados que van desde el 0,9% del Nikkei de Tokio hasta el 2% del Hang Seng de Hong Kong.
También en la jornada se registró la caída de la primera caja de ahorros de EEUU, el Washington Mutual, que se ha visto obligado a vender sus depósitos y las filiales al banco de inversión JP Morgan Chase & Co por US$ 1.900 millones (casi 1.300 millones de euros) con el visto bueno del Gobierno de Washington.
Luego de seis días de intensas negociaciones para aprobar el desembolso del plan diseñado por el secretario del Tesoro Henry Paulson, que costaría a cada mujer, hombre o niño del país la suma de US$ 2.300  per cápita y mientras Wall Street se tambalea cada vez más a la espera de una resolución final, en el marco del final de campaña para las elecciones presidenciales, todo volvió a fojas cero.

El titular de la comisión Bancaria del Senado, el demócrata Christopher Dodd, dijo que el acuerdo que él había conseguido ayer temprano con algunos republicanos fue luego petardeado por una nueva propuesta ofrecida por el republicano Eric Cantor.
Dodd dijo que si Paulson respaldaba esa propuesta, las negociaciones volverían a empezar de nuevo. La idea es que en lugar de que el rescate caiga sobre las espaldas de los contribuyentes se ofrezcan seguros sobre la deuda de mala calidad, en lugar de que el Estado la compre.
Entre las principales peticiones demócratas se encontraban que el Congreso vigile cómo se gasta el dinero, que se compense también a los ciudadanos que perdieron sus viviendas, que Wall Street devuelva el dinero cuando lleguen tiempos mejores y que no se gaste dinero público en pagar multimillonarios despidos a los ejecutivos de las grandes compañías ahora en problemas.
Pero eso es sólo el discurso formal, ya que lo subyacente es la pelea por controlar el supermillonario rescate que de ser manejado en forma exclusiva por la Casa Blanca le daría un rédito electoral decisivo a MacCain.
En la guerra los demócratas manejan sus tiempos: Obama rechazó un pedido de "tregua" de McCain consistente en anular el debate previsto para este viernes en función de la "reconciliación" ante la crisis.
En opinión de algunos analistas, los demócratas quieren "estirar" lo más posible la puesta en marcha del acuerdo sobre el paquete financiero para seguir deteriorando la imagen de Bush y de los republicanos. Y McCain, en su afán por "despegarse" de la actual administración a veces se desmadra y se confunde con los demócratas.
Hoy, Obama y McCain deberían debatir por primera vez, pero McCain insistió el jueves que no participará, pese al reclamo de Obama. Bush había dicho el miércoles por cadena de TV que si no se aprobaba el plan de rescate habría consecuencias funestas para la economía y la mayor parte de los estadounidenses. Lo mismo habían señalado antes Bernanke y Paulson.
En consecuencia, el colapso económico ya devino en "crisis política" en USA, y demócratas y republicanos negocian a full y contra reloj acuerdos que puedan evitar otro "lunes negro" de los mercados en la semana que se avecina.

"Hay una clara sensación de urgencia y un acuerdo sobre la necesidad de estabilizar los mercados financieros y prevenir que una crisis financiera masiva afecte a todos en Estados Unidos", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.
El Congreso es probable que prolongue sus sesiones durante el fin de semana para aprobar el plan que resulte de las negociaciones.

Hoyer, el segundo demócrata en la Cámara, explicó que ya advirtió a sus compañeros de partido que se preparen para quedarse en Washington el tiempo que sea necesario. "Los miembros del Congreso deben estar preparados para estar aquí el sábado, el domingo, la próxima semana o la siguiente".
El Imperio se incendia, pero la guerra por el control de los negocios de la Casa Blanca puede más.


 

 
 

Colapsa el mayor banco de ahorro y préstamo de EEUU
Los activos del mayor banco de ahorro y préstamo de Estados Unidos, Washington Mutual, fueron vendidos en subasta después de que la institución fuera intervenida por las autoridades.
Las acciones de Washington Mutual habían quedado virtualmente en el piso debido al gran número de créditos hipotecarios de alto riesgo que poseía.

El cierre es considerado el peor colapso bancario en la historia.

De haberse logrado un acuerdo para el plan de rescate de la Casa Blanca a la crisis económica el banco quizás hubiese sobrevivido, pero esperó inútilmente.

La entidad financiera estadounidense JPMorgan Chase anunció la compra de los activos en subasta por un valor que asciende a los US$1.900 millones.

Es la segunda vez en seis meses que JPMorgan Chase se hace cargo depósitos y activos de una institución financiera agobiada por créditos hipotecarios de alto riesgo.

Washington Mutual, con sede en Seattle, vio caer el valor de sus acciones en un 80% desde principios de 2008.

Con esta adquisición se está creando la caja de ahorros más grande de Estados Unidos con más de US$900.000 millones en depósitos, según informó la agencia federal responsable de velar por los depósitos bancarios de los estadounidenses, la FDIC por su siglas en inglés.

Este jueves los títulos de Washington Mutual cayeron en la Bolsa de Nueva York 25,22%, un reflejo de los problemas que ha experimentado durante todo el año.

El periodista de la BBC, Nkem Ifejika, informa que los reguladores anunciaron que el colapso no impactaría los ahorradores ni clientes del banco y que la transición sucedería sin tropiezos
Informe-IAR Noticias
 

Opinión
¿QUÉ ESTAMOS DISPUESTOS A HACER?
EDITORIAL
UNIDAD SOCIALISTA E INDEPENDENTISTA EN PUERTO RICO
Varias firmas
N A B L U S
Varias firmas
EL EJERCITO DE EE.UU. DESPLIEGA UNIDADES DE COMBATE DENTRO DEL PAIS POR POSIBLES DISTURBIOS
Rebelion
SE DERRUMBA LA ESTRUCTURA ECONOMICA DEL IMPERIO
Informe-IAR Noticias
EL IMPACTO DE LA CRISIS YA AFECTA AL SISTEMA BANCARIO DE BRASIL
Varias firmas
MAS ALLA DEL COLAPSO CAPITALISTA
Varias firmas
La semana en la que el capitalismo tampoco cambiará
Ignacio Escolar
El Mega-Rescate bancario no consigue detener la crisis de liquidez
Informe-IAR Noticias
José Miguel Pérez, revolucionario canario y cubano.
Rubens Ascanio
Diario de unos estudiantes perdidos
Estudiantes
Documento sin título
 
Sitemap