El Euro y otros engaños
03 de enero de 2008   
 
··· OPINIÓN
El Euro y otros engaños


DESDE EL GUINIGUADA


¡Esta es la lógica de este sistema injusto del que padecemos sus penurias y que algunos bendicen con el bolsillo lleno!


Siguen las mansas lluvias dando brillo a los verdes de la tersa piel desnuda de nuestro Archipiélago, en medio del colorido consumista navideño que alumbra las alegrías forzadas de estas fiestas. Mirando a las cumbres, Doramas Martín recuerda las quejas que le manifestaba el camarero de una churrería: “¡Antes de lo del euro con 30.000 pesetas compraba comida para todo el mes, ahora tengo que emplear más de la mitad de sueldo y no nos llega”! ¡Todo sube menos los sueldos! Doramas quiere compartir con él un correo con esta reflexión. Hola Carmelo:

Te doy la razón en lo de los salarios y lo de los precios. Éstos hace tiempo que vienen subiendo. Lo del euro ha sido utilizado como excusa para elevar los precios sin que nos diéramos apenas cuenta. Han crecido sin parar desde antes del año dos mil, pero de allí para acá ha sido más acelerado, sobre todo la alimentación. Los que hemos estado sujetos a un sueldo, que casi nos han congelado, lo hemos sufrido especialmente. Es cierto, aunque algunos no se lo crean, que no hemos tenido mucha conciencia de valor del euro, que nos ha costado adaptarnos. El salario que se nos ha hecho cada vez más corto, Carmelo, es el que nos ha hecho ver la realidad, aunque nos seguimos perdiendo en el menudeo. Los sucesivos gobiernos no han hecho nada para advertir a los consumidores, han ejercido de colaboradores mudos.

De entre todos los productos querido amigo los que más han crecido sin duda son los de primera necesidad. Recuerdo que cuando se cambió la peseta por la nueva moneda, un café valía sesenta pesetas y pasó a costar sesenta céntimos de euro (100 pesetas). Esto en mi pueblo, no te digo en algunas zonas de la capital y las turísticas. Ahora existe otra nueva escalada de los precios: ¡A la leche algunos le llaman el petróleo blanco! No ha sido sólo la leche sino el pan, las verduras, frutas, carnes… A apretarse el cinturón toca a los de siempre porque algunos necesitan ganar más o no han gestionado bien sus cuentas. Con lo del cambio climático, que puede ser un gran negocio suculento para algunos, se incrementan las plantaciones de cultivos para la producción de biocombustible. Este parece ser uno de los factores que han trastocado los precios junto a las restricciones que realizó en su momento la UE en la ganadería y la agricultura y la especulación que no cesa.

A pesar de todo la macroeconomía ha crecido en las últimas décadas y ha proporcionado buenos dividendos a unos pocos. Mientras, la mayoría no ha recibido el reparto justo de dichas riquezas y nos las vemos negras para llegar a fin de mes. Cuando crece la riqueza no beneficia a todos: los ricos son más ricos y aumenta el número de pobres. Aquí, en Canarias, no ha parado de crecer el número de personas empobrecidas.

¡Esta es la lógica de este sistema injusto del que padecemos sus penurias y que algunos bendicen con el bolsillo lleno! Bueno, te dejo Carmelo con unos versos de nuestra poeta Pino Betancor: “Íntima rosa, cálida ternura, / eres, palabra, nuevamente mía…”.

Félix M. Arencibia - felix194
doramas1924.blogspot.com
 
Opinión
NOTIFICACION (A quién corresponda)
Vicente Quintana
2008: UN AÑO PARA MEJORAR, UN AÑO PARA PELEAR
EDITORIAL
¿Acuerdo secreto del Pentágono y Ahmadinejad?
Alfredo Jalife-Rahme
Mensaje de Fidel al pueblo de Cuba
Fidel Castro
SALUDO PARA EL AÑO NUEVO
Federación Sindical Mundial (FSM-WFTU)
No culpan a Al Qaeda, culpan a Musharraf
Robert Fisk
Tagaragunche muestra su decepción ante la falta de sensibilidad de los ayuntamientos gomeros respecto al cambio climático
Asociación Cultural y Ecologista Tagarunche
Suena duro, pero hay que decirlo (IX)
Víctor J. Rodríguez Calderón
El Euro y otros engaños
Félix M. Arencibia
UNA BURGUESÍA IMPRESENTABLE, INDECENTE E INMORAL
Sindicato Obrero Canario (FSOC)
JERÓNIMO SAAVEDRA NO ES SOCIALISTA
Rubén Alemán
Documento sin título
 
Sitemap