CARTA DE AGRADECIMIENTO
09 de febrero de 2008   
 
··· OPINIÓN
CARTA DE AGRADECIMIENTO


¡A mi me han hecho algo! Porque no se como empezar esta carta de agradecimiento, a tantos amigos que yo, ignoraba que, tenia, a tanta solidaridad, personal y colectiva, que a mi me han demostrado, a tanto compañerismo que yo siempre he creído, que no se daba en este mundo de la política. ¡Que equivocado he estado! y ¡Que engañado me han tenido!

 

Solo se me ocurre decir, para empezar, GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS.

 

Es cierto que, en trances inesperados como este, uno tarda en recuperar su normalidad personal, sobre todo la sentimental. Más cuando las relaciones con ese hermano discurrían por los cauces, del amor, la fraternidad, la hermandad, etc. mas perfectos posibles.

 

Con mi hermano Mike, siempre tendré la oportunidad de hablar con él en el plano personal e intimo, pero con mis otros “HERMANOS”, Ustedes, que ya no compañeros, como así me lo han demostrado, quiero hacerlo públicamente en esta carta.

 

El único miedo que tengo es que sé que no voy a poder estar a la altura, que todos ustedes me han demostrado estar; por ese motivo, les pido disculpas por adelantado. Y es que el listón lo han colocado por las nubes o por la estratosfera, no sé cual de los 2 sitios está más alto.

 

Yo cuando entré en UP (UNIDAD DEL PUEBLO) creí que había entrado en un grupo más, de los tantos que pululan en esta tierra, alrededor de la política y como dije al principio,¡Que equivocado estaba o que engañado me tenían. El que así lo crea, le garantizo que está equivocado de lado a lado. Esto no es un partido al uso, esto es más que eso, esto es UNA GRAN FAMILIA, tan grande que hasta los simpatizantes y colaboradores, no solo los afiliados, forman parte de ella.

 

Gracias también, a los miembros de la Coordinadora por la Sanidad, que me han demostrado su solidaridad. Y como no a los oyentes de mi modesto programa en Radio Guiniguada, que también me han llamado para darme su condolencias. Que se hacen mas apreciadas, por mí, porque muchas de ellas vienen de personas a las que todavía no tengo la suerte de conocerlas personalmente.

 

Y si alguien tiene todavía alguna duda de lo que es UP, creo que después de leer esta confesión pública, sus dudas queden aclaradas, para dar el paso necesario, para entrar en esta casa común o GRAN FAMILIA, donde será recibido, no con los brazos abiertos sino con el corazón abierto como  conmigo lo han hecho, desde el primero al último militante de este partido.

 

Los valores humanos más puros, son la única divisa que se conoce en este grupo, en el que, el más tonto de todos es éste que les escribe esto, porque como dije, ya, anteriormente, no sé estar a la altura que ustedes me han demostrado estar.

 

GRACIAS de todo corazón a todos ustedes y sepan que siempre me tendrán aquí, a su entera disposición, para cualquier cosa que se les pueda ofrecer, personal o del partido.

 

 

               Las Palmas de Gran Canaria, lunes 4 de febrero de 2008

 

 

Jesús A. Pérez Guerra - laspalmasgc
Miembro del Comité Local de Las Palmas de Gran Canaria de UNIDAD DEL PUEBLO
www.unidaddelpueblo.org/laspalmasgc/
 
Opinión
Otro San Andrés es posible
Francisco Medina
El Sindicato Obrero Canario (FSOC) denunciará ante el Defensor del Pueblo que el Tribunal Supremo no defiende los derechos de los trabajadores y trabajadoras
Sindicato Obrero Canario (FSOC)
Eclesiásticos poco cristianos
Félix M. Arencibia
El Comité de Huelga convoca una «Semana de Lucha» por la homologación sin contrapartidas del profesorado canario
Comité de huelga por la Homologación
Carnaval episcopal
Antonio Hernández Lobo
Los adornos jurídicos y las ilegalizaciones
Manuel F. Trillo
Los fariseos
Agustín Mora
¿Hacia la restatización total de Petrobras?
Alfredo Jalife-Rahme
Educación, Carnestolendas y Carnavaladas
Adolfo Padrón Berriel
MANIFIESTO POR UNA SANIDAD PÚBLICA Y DE CALIDAD
Sindicato Obrero Canario (FSOC)
Tinariwen, el blues amazigh
Miroslav
CARTA DE AGRADECIMIENTO
Jesús A. Pérez Guerra
Necesitamos salir de esa perspectiva planetaria (V)
Víctor J. Rodríguez Calderón
La sangre de Javier
Daniel Olivera
Documento sin título
 
Sitemap