:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

CONTRA EL FASCISMO ROSA: ABAJO LA MONARQUÍA









El fascismo que avanza hoy en toda Europa no comete el error de usar esvásticas ni camisas pardas. Bien al contrario, va modernamente trajeado y se presenta como "democrático". Y "democráticamente" recortan derechos civiles, silencian voces disidentes y, con mano de hierro (en guante de satén), promulgan leyes de excepción.

En el Estado español la cosa no sólo no es diferente, sino que es peor. El postfascismo, que se nos presenta como "democracia", mantiene incólumes las estructuras axiales del fascismo: Banca, Jefatura del Estado, Judicatura, Unidad del Estado (incluidas las colonias). El Ejército, eso sí, ha sufrido cambios, pero para convertirse en una fuerza mercenaria al servicio de los designios de Washington, cuya fidelidad a los que pagan está fuera de discusión.

Lejos ya de las camisas azules y del yugo y las flechas, que hasta el más lerdo asesor de imagen rechazaría, el postfascismo y su entramado mediático da por "natural" ("por la gracia de Dios", que decían antes) el actual estado de cosas. Y esto incluye la intangibilidad del rey y de sus familiares. Pero también, aunque no está escrito, la de los grandes capos del poder financiero, como Emilio Botín y otros.

Es una locura que haya un tipo (o una tipa) que pueda asesinar viejitas, violar niños o robar a tutti plen sin que tenga que responder ante la ley. O maquinar un golpe de Estado, pongamos por ejemplo. Sin embargo, quienes cuestionan tal disparate son los que son presentados como idos.

Es la España de la familia real como centro de la prensa rosa, del fascismo de luxe. Ese mismo postfascismo que secuestra desde Egin hasta El Jueves, desde El Libro Rojo del Cole hasta Egunkaria. Que encarcela preventivamente durante años por delitos de opinión. Y no tan preventivamente. Que mantiene la tortura, como han denunciado múltiples organizaciones de derechos humanos (algunas tan poco "sospechosas" como Amnistía Internacional). Que se niega a poner cámaras de video en las comisarías. Que cuando, de forma increíble, se condena a algunos torturadores, inmediatamente se les indulta y se les vuelve a poner el uniforme policial.

Es el postfascismo que adocena a una izquierda que traga todo el veneno rojigualda. La misma socialdemocracia (incluyendo a IU en España o a RC en Italia) que traga con lo que haga falta, desde Líbano hasta Afganistán, desde las leyes antiterroristas hasta la "Razón de Estado" y el "respeto a las decisiones judiciales". Y no digamos nada de la "Unidad de España", que les hace mantener una posición imperialista contraria a la descolonización de Canarias.

Discutir las nimiedades desde el punto de vista de los parámetros en que nos encierra el postfascismo es una estupidez. Hay que salirse de esa lógica: para acabar con el fascismo hay que acabar con la monarquía.

(*) Teodoro Santana es miembro del Consejo Nacional de UNIDAD DEL PUEBLO

Teodoro Santana - consejonacional

 
Un «socialdemócrata» francés al FMI, y Tom Wolfe predice «el fin del capitalismo»
Alfredo Jalife-Rahme

CONTRA EL FASCISMO ROSA: ABAJO LA MONARQUÍA
Teodoro Santana

«Meando fuera del pote»
Víctor J. Rodríguez Calderón

Bukowski
Félix M. Arencibia

Con la Iglesia hemos topado
Agustín Mora

ALBA: un modelo de union antimperialista
Ernesto Wong Maestre

El robo de cerebros
Fidel Castro

Degeneración de las «relaciones especiales entre Gran Bretaña y Estados Unidos» y indicios de un nuevo eje europeo
Editorial de DIARIO DEL PUEBLO

Sr. Presidente: ¡Alabárdeme ese cangrejo!
Francisco Javier González

TELEVISIÓN CANARIA, SERVICIO PRIVADO
Rubén Alemán

 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap