:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

Marlaska y la muerte de Mitrofán

Me cansan esos funcionarios de ese tribunal de excepción -Audiencia Nacional, nacional y, por nacional, muy franquista- que repugna a quien piensa que en un Estado de Derecho no debe haber tribunales especiales, de excepción.

Lo digo ahora para que se sepa: sé de magníficos tiradores que nunca ingresaron en los aparatos represivos del Estado, fuera “democrático” o franquista. Les repugnaba el simple hecho de poner su talento al servicio de aquellos que seguían matando y torturando. También conozco expertos en leyes que podrían estar en lo más alto de las magistraturas judiciales, pero tienen demasiados escrúpulos -tienen decencia- y prefieren buscarse la vida en ámbitos que son menos lucrativos. No todos son así. A los “garzones”, a los “olmillos”, a los “marlaskillas”, además de a los “javitos” y pájaros diversos, les importa la Justicia un pimiento, y van a lucir tipo, “tipo, tipo”, dicen en carnaval. Pues es tipo; lo demás, pura vacuidad y cinismo.

Lo he dicho no hace mucho, a los funcionarios magistrados del tribunal de excepción les gusta mucho el figurón, y ser protagonistas en “salsatomate”. Garzón es uno de ellos, pero desde hace algún tiempo parece que se avergüenza de ese papel y prefiere el respeto que procura el silencio y el trabajo antes que el estrellato televisivo. Pero le suceden como por arte de birlibirloque un Del Olmo que “empura” a unos cómicos por una viñeta en que se ve a al Heredero follando con la Letizia. Estás en el candelero, Olmillo. No te libras, salvo que seas republicano convencido y toda la instrucción contra El Jueves sea para no dejar tranquilos a esa pandilla de zánganos, empezando por ese niñato que va de “príncipe petimetre” a quien en su DNI se le identifica como Felipe Borbón. El zángano. Ya va cayendo y decayendo la polémica de que por echar un polvo este zángano y dejar preñada a Letizia Ortiz se le abonen 2.500 € -polvo caro donde los haya- que pagaríamos entre todos. Y ahora viene Marlaska, el que nunca falla.

Este sujeto, de laca gomina y vaqueros ajustados, chaqueta a rayas y verborrea propia de mis admirados amigos los maricones de Málaga, no puede dejar que le coman la foto. No puede este sujeto soportar que un heterosexual, casi calvo, poca cosa, y sin estilo, todo sea dicho de paso, sea el protagonista de algo tan relevante. Así que después de siete meses “reactiva” el caso de Juan Carlos Borbón, rey de España, a quien en Rusia se le ha denunciado por matar a un oso al que antes habían emborrachado con vodka y miel.

En Deia, periódico vasco, pero no por ello cerrado como Egin, se publicó una fotocomposición en que aparecía Mitrofán, el oso, y Juan Carlos, rey, los dos muy borrachos. Marlaska es uno de esos jueces cafres, ultraderechistas, aunque nada le impide casarse con su novio, que le gusta el papel couché más que a un tonto un lápiz. Baste con ver el reportaje, y la portada, por dios, la portada del dominical de El País, tan guapo, tan pulcro, tan aseado, tan… Me pregunto si los más de dos millones de funcionarios en España, que en nada se menguan ni se desmerecen por su trabajo, también salen en la portada mencionada. No. Nunca saldrán. Porque Marlaska sale en tanto que individuo singular que ejerce en el tribunal especial de la Audiencia Nacional. Mantengo que Garzón está calladito porque ha sido –para desgracia de su ego- superado por los nuevos, los “marlaskas”.

Ahora ataca de nuevo, como un pirata vestido para una fiesta de metrosexuales. A defender la dignidad de quien no sabe defenderla por sí mismo. Pues si es un borracho, mejor que esté borracho a que borbonee, mejor que mate osos borrachos a que haga como sus antecesores en la monarquía española. ¿El “marlaskilla” sabe si estaba borracho el oso? Según el ruso Sergei Starostin, vicejefe del Departamento para la Protección y el Fomento de los Recursos Cinegéticos de la región de Vólogda, a 400 km. de Moscú, el oso había sido enjaulado, emborrachado y el Rey de España lo mató de un tiro. Supongo que estando borracho el oso no hizo falta que se lo diera en la nuca. Y volvamos a “marlaskilla”, siete meses tarda en sacar esto de los cajones. ¿Y todo por qué? Sencillo, porque el heterosexual Del Olmo le ha dada la puntilla veraniega encausando a los de El Jueves. Los mariquitas en Málaga dicen: “pero qué peaso maricona estás hecha”.

Me importa tres jueves con qué entretenga cada cual sus genitales. Pero en el caso que nos ocupa, el de “marlaskilla”, es porque ha salido en los medios haciendo alarde de su opción sexual, maricón -y a mucha honra, dirían los que lo son sin publicidad-, y no creo que se haya entrevistado a nadie por ser heterosexual y magistrado de la Audiencia Nacional, ni Ministro, ni doctor en leyes. A él sí, él, marlaskilla, la que más brilla.

Mitrofán, el oso, está muerto de un tiro dado por el Rey de España. ¿Estaba borracho el rey de España para dispararle a un oso borracho? ¿Estaba en sus cabales el rey de España cuando mató a un oso borracho? Elije “majestad”, y no me vengas con el cuento de que no sabías que lo habían cebado con vodka y miel, porque lo sabían todos los guardabosques y hasta el último mono en Rusia. Tú, majestad, ¿es que no te enteras de nada, de nada? Tú a vivir como un rey, que pagan los españoles.

“Marlaskilla”, no canses más. El oso estaba borracho, y no puedes demostrar que el rey de España no lo estuviera. Y además, si tuviera que defenderse mi dignidad y estuviera en tus manos, tendría que esperar por lo menos siete meses, o que otro juez adquiriera protagonismo para que mi derecho se viera defendido. Marlaskilla tú sabes muy bien cómo se califica eso en castellano.


(Fuente: InSurGente)
Manuel F. Trillo

 
Banderas
Agustín Mora

El Imperio y la Isla independiente (y III)
Fidel Castro

El Imperio y la Isla independiente (II)
Fidel Castro

El Imperio y la Isla independiente (I)
Fidel Castro

Estalló la «burbuja Greenspan» global: las economías, en cuidados intensivos
Alfredo Jalife-Rahme

La pretenciosa tarea de Heinz Dieterich
César Augusto Sención

Socialismo hacia el siglo XXI (VII). Socialismo reflexivo.
Víctor J. Rodríguez Calderón

En un aprieto ante China
Paul Craig Roberts

Vigencia del marxismo
Marcelo Colussi

DE POBREZA, DE INCENDIOS, DE NEOLIBERALISMO, DE CANARIAS
Rubén Alemán

EL CAPITAL DE MARX
Friedrich Engels

 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap