:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

Socialismo hacia el siglo XXI (X). Socialismo reflexivo.









Cambios radicales ahora que estamos en el poder.

Nuestros programas enmarcan esquemas económicos que proporcionen todo tipo de justicia: principalmente trabajo, que los hombres que hacen el pan, lo coman. La incorporación de las masas marginadas a la vida civilizada en todos sus sentidos será el principal vuelo estructural de nuestra revolución. Los cinco motores propuestos por el líder en este nuevo periodo presidencial, son la base que nos impulsaran hacia la democracia socialista bolivariana en forma pacifica, esos motores representan el combate de un pueblo que al fin triunfa.

Ley Habilitante: La ley madre de leyes revolucionarias, permitirá al ejecutivo realizar un conjunto de leyes que impactarán con una potencia mucho mayor que las leyes habilitantes del 2001, la economía del país, entre sus puntos mas importantes están la nacionalización de todo lo privado (Electricidad, CANTV y se cancelará la apertura petrolera y todo lo que se considere medios estratégicos de seguridad, de defensa, de soberanía…) todo esto en el plazo de un año. “La propiedad social sobre los medios estratégicos de producción”. La Reforma Socialista Constitucional: pasaremos a ser “La Republica Bolivariana Socialista de Venezuela”. La constitución da un primer piso para el socialismo, pero para avanzar más rápido se necesitan la reforma constitucional. Moral y Luces: la educación se llevará a cabo para implantar nuevos valores socialistas solidarios. La Nueva Geometría del poder del Estado: Una nueva organización territorial es uno de sus objetivos. Es la aplicación simétrica del poder social, militar, económico y cultural de todo el territorio. La Explosión Revolucionaria del Poder Comunal: Aquí se estima que los consejos comunales trasciendan de lo local, creando una especie de confederación, que no es mas que la creación del Estado Comunal Revolucionario. Además la salud, la vivienda que es una exigencia de todos los frentes de la vida, estarán a la orden existencial.

Nuestro punto de partida es la solidaridad y unidad de los oprimidos y explotados, su organización social, su elevación humana, su profundidad para educar la conciencia en el sentido político. De esta manera realizaremos el ideal del hombre venezolano.

¿Es verdad que hacemos un autoritarismo?

Nuestra lucha es por las verdaderas libertades democráticas, por la soberanía popular y el rechazo violento de la contra - revolución. Recordemos que venimos de vivir una dictadura de partidos, un reformismo que no respetó vida ni que tampoco en su desarrollo tuvieron escrúpulos de ningún tipo para diezmar cualquier intento revolucionario.

Soportamos un sangriento golpe de estado el 11 de abril del 2002, el imperio norteamericano, junto con sus serviles militares, la oligarquía y los medios de comunicación venezolanos como cómplices y asesinos, trataron de repetir la historia y las fechorías que derrotaron en Chile al gobierno de Allende. Trabajaron afanosamente para remover al Presidente Hugo Chávez Frías de su cargo democrático, el cual había sido elegido por el pueblo, pero fallaron, pueblo y ejercito leal, lo rescataron y lo repusieron en su cargo. Fueron momentos históricos oscuros y confusos, donde los medios de comunicación hicieron circular informaciones falsas y callando totalmente el rescate que el pueblo y militares hacían para devolverle a la patria el derecho ganado el 6 de Diciembre de 1998. Esos medios, militares y oligarquía, traidores, se mantuvieron brevemente en el poder, encaramándose en el andamio fascista del autoritarismo y disolviendo todas las instituciones democráticas de la nación de un solo empujón. Pero no olvidemos que este sistema que tuvo y tiene cómplices morales tales como la inmensa mayoría de empresas de comunicaciones sociales y ciertos movimientos políticos técnicamente adiestrados, buscan incansablemente desvirtuar el proceso, calificándolo con ese verbo de las mentiras y las trampas.

A todo eso nos tenemos que enfrentar y lo más lógico es que seremos enérgicos, precisos, objetivos para su eliminación y la imposición de nuestras condiciones.

¿Por qué fuimos a la campaña electoral en 1998?

Políticamente nuestro Movimiento se convirtió en la experiencia venezolana. La madurez histórica con que el líder trabajó, lo posicionó en el cuadro de la esperanza ante el pueblo, él significó y significa los cambios que necesita la patria, pues fue directo desde la acción del 4 de Febrero para descubrir las insuficiencias palpables que vivía política social y económicamente el pueblo y esa motivación y realización real encontraron su equivalente en la nueva experiencia política. Vivimos una concepción donde las estrategias están en el mundo que necesita cambios y la revolución debe conducirse dentro de estos parámetros, de ahí que nuestro líder y el movimiento aceptaron el reto y el pueblo sin vacilar nos llevo al poder directamente.

¿Estamos vinculados con la izquierda?

Somos izquierdistas y estamos también con todos aquellos que le duela la patria, hoy somos el instrumento político-militar, el vehículo para que ocurra la revolución, somos la vanguardia y para lograrlo necesitamos aliarnos todos. En nuestra concepción, la izquierda nuestra es humanística bolivariana socialista y se organiza pacíficamente pero con una radicalización para luchar contra el “reino de las necesidades que nos impusieron desde la muerte de nuestro libertador”, y lo importante es que ante todo somos venezolanos, latinoamericano-caribeños, amantes de LA PAZ, LA JUSTICIA, LA LIBERTAD, somos hoy y siempre la orientación esencial en torno al problema que vivimos.

Las vías al socialismo están nuevamente en discusión y ahora si seriamente en Venezuela, una correlación de fuerzas unidas por un líder han cambiado toda la acción popular, haciendo una verdadera conciencia política como para construir el partido socialista unido de Venezuela. Muchos se han confundido y hablan de un partido “único”, cosa que nunca nuestro líder ha enfocado, pues eso seria como regresar al pasado cometiendo el débil “delito” social que le conviene al capitalismo para atacar de frente lo que seria una propuesta severa y sectaria. La crisis del neoliberalismo y la pérdida de capacidad ofensiva del imperialismo norteamericano, nos une en el tiempo de transición de su propia destrucción, y nuestro partido hecho así, del modo propuesto, construye si un camino único que desarrollará la izquierda con una fuerza unificada, cosa de cumplir con la función de una verdadera lucha sociopolítica revolucionaria.

El Comandante Hugo Chávez Frías, hoy Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, ha asumido la conducción política de nuestra causa y lo ha hecho en un momento muy difícil, dominado por una de las crisis más severas que haya experimentado la nación en los últimos años. Su naturaleza toca las estructuras porque son el sistema político y el funcionamiento de la economía y lo social los que reclaman cambios radicales.

Existen muchos más, encontró también el derrumbe de los valores morales, la falta de credibilidad en partidos, pues estos estaban convertidos en madrigueras de los delincuentes de cuello blanco, en poderosas maquinarias de dominio capaces únicamente de producir un mundo tenebroso, capaces de operar con rapidez y eficacia a la hora de pactar, negociar o responder a los desafíos de un pueblo sometido y sufrido. Ahora tratan de desarrollar una anarquía en torno nuestro y el excesivo oportunismo dilapidador que se ha desatado como si se tratase de una olimpiada más.

Sin embargo, el crecimiento político del Movimiento V República, fue incontenible. El trabajo que se realizó marcó una pauta contundente, tenemos una Unidad de Análisis Político en el sentido de controlar, organizar, proselitar y orientar, y eso nos ha dado la razón en la estrategia y en la táctica. Nuestra presencia en el pueblo ya no es de visita social para escuchar planteamientos ideológicos carcomidos por la historia o para seguir con el continuismo politiquero. Nosotros ahora somos vistos como los más firmes representantes de la posición del interés colectivo, porque somos la vida de un nuevo estado que permite y asegura la persistencia, siendo inalterables de convencimiento, para que se nos siga, se nos unan, trazados y regidos bajo la acción del ideal político del Bolivarianismo popular y democrático.

Eso lo confirman la calidad de actos y obras sociales reuniones que en tan poco tiempo se han realizado, pero nuestra tarea principal es la de elevarla, tomando como estructura la acción del 4 de Febrero, nuestro máximo líder y nuestros compatriotas que le acompañaron, y que hoy lo siguen basados naturalmente en todas las declaraciones que se han recibido en forma general.

Ahora bien, por parte del Comando Táctico Nacional, la verdad es que nunca se recibió el apoyo necesario, desde siempre y analizando las perspectivas políticas, el partido tenía que haberse construido desde que en las elecciones de l998 el MVR arrasó trayéndose para si las bases verdes y blancas. Pero, También es cierto que esa situación no nos desequilibró nuestra decisión de trabajo, nuestra fe por la causa, la lealtad hacia nuestro líder y la formación de las nuevas y la inalterable posición de ir hasta la victoria o hasta la muerte.

En consecuencia, dentro de nuestra línea de trabajo interna nos hemos propuesto la firme vocación de construir nuestra propia logística, mediante la realización de un gran trabajo colectivo. Y con la construcción del gran partido socialista unido de Venezuela que servirá de apoyo político al líder y su gobierno Bolivariano.

¿Chávez nuevo conductor del bolivarianismo?

En este momento la historia indica que no existe otro. Se han intentado múltiples calificaciones para degradar todo su valor. Pero como hombre, está dentro de las tareas investigativas para el progreso humano. Como combatiente descubre, estudia y analiza la doctrina Bolivariana para su aplicación en esta actualidad, tomando conciencia de esas relaciones que son necesarias entre la ciencia social y su propia realidad humana. Su enfoque sociológico está encaminado con razonamiento proyectivos, conoce las existencias de las dos doctrinas extremas, la tesis individualista y la tesis de la mentalidad de grupo, tesis que han recibido desarrollos
sistemáticos en los procederes de los pueblos, por lo tanto su posición insiste enérgicamente en que, para comprender los fenómenos sociales, nada mejor que la aplicación hoy de la doctrina Bolivariana. Sus programas populares bajo la protección democrática es el complemento dentro del proceso de transición que marca la etapa patriótica-nacional de nuestra verdadera revolución.

El trabajo político en la presente situación que vivimos no se puede subestimar, es el arma para la iniciación de una enorme plataforma unionista. La crisis que la dictadura bipartidista dejó, se transpira por doquier. Los partidos, o mejor sus dirigentes ya no tiene mensajes, ni vida política, su esclerosis se ve desde lejos. Está carcomida social, moral e ideológicamente. Suena antagónico que hablen así de Chávez y critiquen la acción en sí, desnudamente, pero Bolívar comenzó cometiendo errores, creído de muchos que lo traicionaron, más su línea política terminó con claridad el objetivo final, tanto así, que el enemigo principal, como fue las oligarquías, se armaron con la inmoralidad, la truhanería para derrotarlo. Su rebeldía Bolivariana, lo hace destacarse por su lucha contra la incapacidad, su don para dirigir acertadamente la doctrina de Bolívar, lo pone como el nuevo conductor del Bolivarianismo.

No podemos compartir los criterios de algunos peritos que aseguran que Chávez es un mito, un rambo, la resurrección de Maisanta, un fenómeno, una advertencia, un aventurero, un salvador, un soñador. Estos calificativos no son más que el producto de la imaginación hueca y vacía que produce un sistema publicitario, que sensacionaliza hechos tan delicados e históricos, solo por vender periódicos y revistas amarillistas y por supuesto para eliminar el verdadero valor y el sentido revolucionario del líder.

Chávez mueve a los militares jóvenes del país y hoy lo hace también con los hombres del pueblo y lo logra porque es un líder sincero y su verdad es compartida por las grandes mayorías de la nación. Es un revolucionario genuino, que no trata solamente de hacer, como dicen por ahí, la revolución.

Su disposición para ella, lo hizo sacrificar su carrera, desprenderse de todo, exponer su vida. Eso es condición de todo cuadro revolucionario. Es el hombre salido del momento sociopolítico que vivimos, que señala con el índice, la realidad que nos acribilla.

Si todos respondemos al sentido de la organización, si todos trabajamos mancomunadamente con la razón y el criterio político Bolivariano democrático, Chávez será de verdad el nuevo conductor del Bolivarianismo Latinoamericano-Caribeño.

(Continuará…)

Víctor J. Rodríguez Calderón

 
Constituciones e Independencia
Francisco Javier González

SALVADOR ALLENDE EN EL DÍA 11
Rubén Alemán

Asignatura para la dignidad
Agustín Mora

El decálogo del rescate de EU por el texano James Baker III (o el unilateralismo light)
Alfredo Jalife-Rahme

Socialismo hacia el siglo XXI (X). Socialismo reflexivo.
Víctor J. Rodríguez Calderón

El Día y el independentismo sobrevenido
Canarias Nación

W y la APEC
Fidel Castro

LA QUINTA COLUMNA FRIKI
Teodoro Santana

Madeira
Félix M. Arencibia

Repentina fiebre independentista
Fructuoso Rodríguez Morales

TRABAJADORES DE CANARIAS: UNÁMONOS
Manuel Mederos

 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap