:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

LEY DE RESIDENCIA

El nacionalismo real, es decir, el independentismo, lleva muchos años de brega por una Ley de Residencia para Canarias, elaborando propuestas acogidas a la Ley 10/87 de Iniciativa Legislativa Popular. La primera vez que se presenta en el registro del Parlamento Autonómico una propuesta fue por “Siete Estrellas Verdes” en el año1988, pero sin aval de firmas. En 1991 se presentó, conjuntamente por FREPIC y CNC y con avales de más firmas de las 15.000 necesarias otra propuesta que establecía la condición de canario y la de residente en Canarias, que fue rechazada por el Consultivo sin que para el rechazo se explicitara otro fundamento jurídico de que su "probable" inconstitucionalidad. En abril de 1996 y por un diputado de ICAN de la isla de Gomera se presenta directamente a la Cámara autonómica como proposición no de ley, cosechando el absoluto rechazo de PP, PSOE, CC e IU que conformaban entonces los grupos parlamentarios. Una nueva propuesta se presenta en 2001 por una "Plataforma Ciudadana por una Ley de Residencia" que aglutinaba, entre otros, a Intersindical Canaria, y avalada por más de 20.000 firmas, que siguió el camino de absoluto rechazo de las anteriores, o de las que diferentes colectivos vecinales y fuerzas políticas han presentado en los Plenos Municipales para su posterior tramitación por los Ayuntamientos, como sucedió, sin ir más lejos, en el 2004 con la presentada por UP en Sta. Lucía.

Todas ellas tienen en común la absoluta necesidad de limitar la residencia -y, por ende, la entrada de foráneos- en nuestra tierra por el irreparable daño social y ecológico que causa la incesante presión migratoria a esta heptainsulana nación. Los datos fríos cantan las verdades. En el pasado 2005 figuran censadas en Canarias 1.968.280 personas, triplicando la población que teníamos 60 años atrás y multiplicando por seis la de los inicios del siglo pasado. Esos casi dos millones de habitantes, para los 7242 kilómetros cuadrados de nuestro suelo dan una densidad teórica de población de 276 hab/Km2 frente a los 79 de España, pero la densidad real es muy diferente si tenemos en cuenta que casi la mitad de nuestro suelo es espacio protegido. Por ejemplo, solo en Tenerife, los parques de Anaga, Teno y el Teide ocupan más de 800 km2 prácticamente deshabitados. Por ello la densidad real de población censada es de unos 550 hab/km2, lo que equivale a que en España vivieran unos 280 millones de personas. A ello hay que añadir los más de 10 millones de turistas anuales que, a una estancia promedio de una semana, suponen una carga permanente de unos 200.000 habitantes más y una densidad real que supera ampliamente los 600 hab/km2, que podemos contrastar con las cifras para Portugal 109, Italia 192 o Alemania 233.

Ahora los pseudonacionalistas de CC agitan la bandera de una supuesta Ley de Residencia, que no pretende ser más que una versión endurecida de la Ley de Extranjería española para combatir la inmigración "ilegal" y convocan, a su amparo, una manifestación en Santa Cruz con claras connotaciones racistas. La realidad es que, protagonizada por asesores del Sr. Zerolo -uno de los aspirantes a "presidenciable"- y financiada por CC, la manifestación tiene como objetivo primordial enfrentar a los canarios contra los desgraciados que, empujados por el hambre en las neocolonias africanas, usan esta colonia española en Africa como trampolín para su salto a las antiguas metrópolis europeas. Porque, volvemos a las cifras del ISTAC, de los 67.174 nuevos censados en el 2005, 31.167 son españoles y 36.007 de otros países, de ellos 14.923 son europeos comunitarios y 2.532 venezolanos regresados. Los tan temidos "africanos" – y no cuento a los canarios- solo son 3.498 de los que 2.291 son marroquíes con lo que, quitando argelinos y otros africanos blancos, no llegan al millar los eufemísticamente llamados “de color” por los “descoloridos”.

Más información nos la brinda la combinación de datos del ISTAC y de la Seguridad Social. En cifras redondas para mejor entendimiento, entre 1991 y 1998 se establecieron en Canarias unas 149.000 personas foráneas, de las que 128.000 eran españoles u otros europeos, 3.000 africanos y 18.000 del resto del mundo, proporción que se mantiene en la actualidad pero a razón de 60.000 foráneos anuales. La pregunta sería: ¿Para quién tiene que orientarse una verdadera Ley de Residencia? ¿Para los inmigrantes que nos llegan desde el subdesarrollo y el hambre o para los que nos llegan desde ese supuesto “primer mundo” europeo, incluyendo a la metrópoli?

Como dato complementario, pero clarificador de que la realidad es aún más dura diremos que en 2001, con los comicios autonómicos gallegos, los datos del ISTAC arrojaban unos 10.000 gallegos residentes y empadronados en Canarias, pero el presidente de la Casa de Galicia en Las Palmas, Sr. Villares, manifestaba a “El Correo Gallego” (21-10-01) que “unos 30.000 gallegos contabilizados por la Casa de Galicia no podrían votar en las autonómicas por estar empadronados en Canarias” lo que coloca en tela de juicio y al alza los datos del ISTAC.

El nacionalismo canario, el real, no ha pretendido nunca segregaciones raciales ni limpiezas étnicas. Somos conscientes de nuestro mestizaje pluriracial, y estamos tan orgullosos de él como de nuestra ascendencia amazigh. Defendemos una Ley o Estatuto de Residencia por una cuestión de supervivencia, de futuro. Llevamos haciéndolo muchos años y seguiremos los que haga falta, pero rechazamos frontalmente las provocaciones xenófobas, con claros objetivos electoreros, que quieren arrastrar a nuestro colonizado pueblo a enfrentarse al inmigrante pobre, como la manifestación promocionada por CC con el apoyo explícito del ultramontano y españolista PP.

En la realidad profunda este problema y otros muchos siguen teniendo la misma solución hoy que hace cinco siglos: La Independencia nacional.

Francisco Javier González

 
Se cayeron las caretas
Pino Hernández

¿Incompatibilidad de la globalización económica con la globalización financiera?
Alfredo Jalife-Rahme

Solidaridad empieza por C
Francisco Javier González

DE MUROS Y BARBARIE
Rubén Alemán

OPINIÓN
Teodoro Santana

Como auténticos conseguidores de lo imposible (y II)
José Almeida Afonso

Comunicado de UNIDAD DEL PUEBLO sobre Las Cumbrecillas de Sardina (Gáldar)
UNIDAD DEL PUEBLO

EA-Canarias denuncia la situación de la educación en el Suroeste de Tenerife
EA-Canarias

Conclusión de LOS CONDENADOS DE LA TIERRA
Frantz Fanon


 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap