:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

Tamadaba

DESDE EL GUINIGUADA

…Hay que intentar que se atiendan a las necesidades de comunicación con La Aldea, pero con un proyecto mucho menos impactante que el proyectado

Magec con los fogonazos de sus postreras luces rojas va dibujando los perfiles de los impresionantes y hermosísimos acantilados que sostienen el Pinar de Tamadaba. Bencomo Marrero está allí, en un restaurante de las Nieves, disfrutando extasiado la belleza majestuosa que le brinda la naturaleza. Es una de las pocas joyas naturales que se conservan en la isla de Tamarán que no están contaminadas por el cemento. Recuerda además con magua sus años infantiles y juveniles y sus buenos ratos pasados junto a su familia y amigos en el Pinar de Tamadaba. También sus visitas a La Aldea por su tortuosa y peligrosa carretera, donde tiene muchos amigos nacidos en esa hermosa villa.

Bencomo está por la mejora de esa vía de comunicación que nos lleva hasta La Aldea, pero totalmente en contra de ese monstruoso proyecto que pretende impactar de manera tan desastrosa sobre los maravillosos parajes del Parque Natural de Tamadaba y la Reserva Natural de Guguy. Más ahora que se ha conseguido declarar a la isla de Gran Canaria Reserva de la Biosfera. Si se llega a llevar a cabo dicha mega-infraestructura se demuestra una vez más que se trata de un título de protección muy pomposo pero de escasa utilidad para preservar la isla. Dichas obras contribuirían a ese futuro oscuro al que desarrollismo arrastra a nuestro Archipiélago con obras como: una tercera pista del aeropuerto, la tangencial de Telde, la ampliación del muelle de Arinaga, los nuevos campos de golf, las numerosas nuevas camas turísticas… Este problema resulta extensible al resto de nuestras islas.

Entretanto Bencomo sigue contemplando los impresionantes acantilados sobre la que se cierne las tinieblas de Enac y continúa su dolorosa reflexión. Lo que se pretende con el proyecto de la carretera Agaete-La Aldea, según la información que tiene, es de un impacto muy significativo. De los 18,5 Km que se pretenden realizar, 8 Km serán profundas heridas horadadas a la naturaleza para construir túneles; en 1,5km se edificarán viaductos sobre los hermosos paisajes de Guayedra y El Risco; se prevén unos 2.200.000 metros cúbicos de escombros y se va a necesitar un presupuesto de 231.000.000 de euros… Los datos que se manejan le resultan escalofriantes por ello hay que intentar que se atiendan a las necesidades de comunicación con La Aldea, pero con proyecto mucho menos impactante que el proyectado.

Dicho plan se pretende realizar sobre el Parque Natural de Tamadaba y la Reserva Natural Especial de Guguy. Tiene 7539 Ha con acantilados espectaculares como los de Andén Verde y Faneque; montañas como las de Tirma, Altavista y Tamadaba; acoge el 20% de la flora endémica de nuestro Archipiélago; contiene yacimientos arqueológicos, poblados aborígenes, túmulos y cuevas funerarios… Bencomo evoca unos versos que hace poco tiempo imaginó: “Me quedo huérfano de palabras / fascinado por la belleza de los gigantescos / y pétreos guerreros guanches / de Faneque y el Andén verde.”

http: //doramas1924.blogspot.com

Félix M. Arencibia - felix194

 
Doce características de la «quinta era del Medio Oriente» post-EU, según el CRE
Alfredo Jalife-Rahme

RESPUESTA AL CABRÉ-O
Vicente Quintana

«Se condena a De Juana Chaos…»
Nicolás García Rivas

La corrupción en Canarias, consecuencia lógica de las políticas neoliberales de CC-PP-PSOE
FSOC

El rey de España siempre se lava las manos con agua del Jordán
José Almeida Afonso

Tamadaba
Félix M. Arencibia

¿Quién debe ser el responsible por el desequilibrio económico global?
Editorial de DIARIO DEL PUEBLO

Introducción a la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel
Karl Marx


 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap