:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web
 ··· OPINIÓN

El Ejército de EEUU, al límite

LA RESISTENCIA DESBORDA LA CAPACIDAD DE REEMPLAZO DE LAS TROPAS ESTADOUNIDENSES EN IRAK

De acuerdo con un reciente estudio del Pentágono, el Ejército estadounidense, sometido al esfuerzo de las frecuentes rotaciones de tropas que se dirigen a Irak y Afganistán, se ha convertido en "una delgada línea verde" que podría romperse salvo que la solución llegue pronto. Andrew Krepinevich, oficial retirado del Ejército que redactó el estudio con un contrato del Pentágono, ha llegado a la conclusión de que el Ejército no puede mantener el ritmo de despliegue de tropas hacia Irak el tiempo suficiente para aplastar a la resistencia. Sugiere, asimismo, que la decisión del Pentágono, hecha pública en diciembre [de 2005] de ir reduciendo las tropas en Irak este año, se debe en parte a la constatación de que el Ejército está desbordado.

Como pruebas de ello, Krepinevich señala que el reclutamiento militar de 2005 descendió, sin conseguir sus objetivos por primera vez desde 1999, así como la decisión de ofrecer incentivos mucho mayores para el alistamiento y otros alicientes. "Uno se empieza a preguntar cuánta es la presión y tensión que soporta el Ejército y cuánto tiempo puede continuar así", ha declarado en una entrevista, añadiendo que el Ejército todavía constituye una fuerza de combate altamente efectiva, y que se está poniendo en marcha un plan que aumentará el número de brigadas de combate disponibles para la rotación en Irak y Afganistán.

El informe de 136 páginas describe un cuadro más revelador de la situación del Ejército que el que ofrecen los funcionarios en público. Krepinevich es el director ejecutivo del Center for Strategic and Budgetary Assessments, un Instituto de Investigación sin ánimo de lucro.

Como muestra de su nivel de preocupación por la tensión que soporta el Ejército, Krepinevich ha titulado uno de los capítulos de su informe, "La delgada Línea Verde". Escribe que el Ejército se enfrenta a una "carrera contra reloj" para adecuarse a las exigencias de la guerra o al "riesgo de fractura de las fuerzas debida a una catastrófica disminución" del reclutamiento y del reenganche.

El coronel Lewis Boone, portavoz del Mando de las Fuerzas Armadas, y responsable de facilitar tropas a los comandantes [de las unidades combatientes] sobre el terreno, afirma que decir que el Ejército está roto sería "una afirmación muy extrema", y declaró que su organización ha sido capaz de atender todas las peticiones de tropas que les han cursado los jefes de campaña.

¿Qué más puede hacer el Ejército estadounidense?

La evaluación de Krepinevich es la última de las originadas en el debate sobre si las guerras en Irak y Afganistán han desgastado al Ejército; sobre cómo aliviar las tensiones y si el Ejército de Estados Unidos se encuentra sobrecargado para afrontar otras amenazas.

El congresista demócrata por Pensilvania, John Murta, veterano de la guerra de Vietnam, provocó una tormenta política el pasado otoño cuando pidió una rápida salida de Irak, alegando que el Ejército estaba "roto y desgastado" y que fomentaba la insurgencia con su simple presencia. Funcionarios de la Administración rechazaron tajantemente esa opinión. Por su paarte, George Joulwan, general de cuatro estrellas retirado y ex comandante en Jefe de la OTAN, coincide en que el Ejército está demasiado desplegado: "Tanto si están rotos como si no, creo que debo decir que si no se cambia la forma en que estamos haciendo las cosas, hay peligro de fractura y ruptura, y en eso estoy de acuerdo", declaró a la CNN el mes pasado.

Krepinevich no llega a la conclusión de que las tropas estadounidenses deban abandonar ya Irak sino que, a finales de año, podría reducirse el total de los soldados a menos de 100.000. Funcionarios del Pentágono dijeron el pasado día 17 de enero que en la actualidad hay unos 136.000 efectivos.

Para un Ejército de 500.000 soldados (sin contar con los miles de la Guardia Nacional y de los de la reserva ahora en activo) el despliegue de unos 100.000 en Irak no parecería una carga excesiva pero, debido a que la guerra se ha alargado más de lo esperado, el Ejército ha tenido que rotar regularmente con unidades de refresco, mientras mantenía sus trabajos normales de entrenamiento y de reorganización total de las fuerzas armadas.

Desacuerdo con Rumsfeld

El análisis de Krepinevich, si bien coincide con las conclusiones de algunos otros expertos al margen de la Administración Bush, se opone frontalmente a las declaraciones públicas del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y de oficiales de alto rango del Ejército.

Por ejemplo, la semana pasada el secretario del Ejército, Francis Harvey, abrió una conferencia de prensa en el Pentágono negando que existieran problemas en la institución. "El Ejército en la actualidad es el más capacitado, el mejor adiestrado, el mejor equipado y el de mayor experiencia que ha tenido nuestra nación en más de un década", indicó, añadiendo que el reclutamiento ha mejorado.

Rumsfeld ha argumentado que la experiencia de combate en Irak y Afganistán ha fortalecido al Ejército en lugar de debilitarlo. En una aparición en el Paul H. Nitze School of Advanced International Studies de Washington, el 5 de diciembre, Rumsfeld dijo que "El Ejército es probablemente tan fuerte y está tan capacitado como jamás lo estuvo en la historia de este país. Tiene más experiencia, más capacitación y está mejor equipado que nunca".

Krepinevich afirma en la entrevista que comprende las razones por las que los funcionarios del Pentágono no hacen público que se están viendo obligados a reducir el despliegue de tropas en Irak debido a la tensión que soporta el Ejército. "Ello daría mucho ánimo al enemigo", dice, incluso cuando una serie de indicadores, como el descenso en el reclutamiento, apuntan en esa dirección. Krepinevich dijo que había llegado a la conclusión de que ni los líderes del Ejército están seguros de cuánto tiempo podrán mantener el extraordinario ritmo de las rotaciones de unidades de combate en Irak antes de que se produzca una crisis institucional. Algunas de las principales divisiones del Ejército están ya en su segundo despliegue de un año en Irak y otras pequeñas unidades ya han ido tres veces.

Michael O'Hanlon, experto en cuestiones militares de la Brookings Institution, preguntado en una reciente entrevista si se trataba de una "opinión personal" la consideración [contenida en el informe de Krepinevich] de que hay un riesgo lo bastante grande de que el Ejército se rompa como para evitar seguir aumentando su tamaño contesto que sí: "hasta el momento el Ejército no se ha roto".


Robert Burns

 
APTO PARA LA RIC: (ONCE AÑOS MIRANDO PARA OTRO LADO)
Vicente Quintana

ÑOS
Rubén Alemán

Giordano Bruno, ejemplo
Hernán González G.

Crisis iraní: ruleta rusa, damas chinas y revólver texano
Alfredo Jalife-Rahme

La duda sospechosa
José Almeida Afonso

Nuestra palmera canaria
Félix M. Arencibia

NO HAGAN OLAS
Teodoro Santana

 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap