:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

GILICURSOS

Ahora hasta para ser pobre de solemnidad va a haber que hacer un curso. La ocurrencia es del gobierno autonómico que padecemos, pero cuenta con el respaldo bienpensante de todos los grupos del parlamento de la Autonosuya.

La nueva Ley de Rentas Mínimas obliga a los más desposeídos entre los desposeídos que, para acceder a un mísero salario social, tengan que hacer un curso de formación. Ya saben, uno de esos gilicursos que no sirven para nada, y menos para conseguir trabajo.

Ya se sabe como son estos pobres: los acostumbras a una vida de lujo y despilfarro, dándose la vida padre con 450 euros al mes, y luego lo mismo pretenderán ser políticos o empresarios subvencionados.

Además, hay que sostener el chollo de las academias, las patronales y los sindicatos del régimen, que mantienen el tenderete gracias a esos cursos. Total, que de las más de 70.000 personas que viven (es un decir) en Canarias en situación de pobreza extrema, con menos de 228 euros al mes, el salario social sólo alcanzará para 3.000.

De forma que la nueva ley, que entra en vigor dentro de dos meses, va a suponer más gastos en subvenciones disfrazadas de cursos inútiles que en atender a los verdaderamente necesitados.

Personas mayores, madres con hijos pequeños a su cargo, sin una vivienda digna de tal nombre, en condiciones paupérrimas, obligados a hacer cursillitos de Windows o alguna otra memez, para desviar dineros públicos de donde tendrían que ir: a la enseñanza pública reglada o a trabajos de reinserción social activados desde las instituciones públicas, con toda una serie de medidas de apoyo familiar, empezando por la vivienda. O a unos servicios sociales verdaderamente eficientes y no burocratizados, que encima van camino de la total privatización.

Bajo el presupuesto de que los pobres aguantan lo que les echen, se llega hasta el extremo de la burla cruel. Y si no, ahí tienen las declaraciones del eterno viceconsejero de Educación, Hernández Guarch, diciendo que el fracaso escolar se debe al “bajo nivel sociocultural” de los canarios, como si la cosa no fuera con él. Que alguien le dé un gilicurso, háganme el favor.

(*) Teodoro Santana es Secretario Nacional de UNIDAD DEL PUEBLO

Teodoro Santana - consejonacional

 
Cola de lagarto educativa
Félix M. Arencibia

LAS AMISTADES PELIGROSAS
Miguel Mata

¿Por qué Israel quiere ser miembro de la OTAN?
Editorial de DIARIO DEL PUEBLO

Apuntes para una Poética de la Atrocidad
José Almeida Afonso

Desplome del petróleo para asfixiar a Irán
Alfredo Jalife-Rahme

GILICURSOS
Teodoro Santana

Sobre un prólogo de la profesora Llarena
Pedro Flores

Socialismo a la venezolana, adiós a la tercera vía
Miguel Lozano


 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap