:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

¿Por qué Israel quiere ser miembro de la OTAN?

Según informaciones recogidas el día 23 por el periódico israelí Jerusalem Post, el gobierno de Tel-Aviv está elaborando una estrategia para integrarse en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Se trata de una nueva iniciativa, después de que en febrero de hace dos años, anunciara públicamente su intención de buscar fórmulas de aproximación institucional a la OTAN con el propósito de participar más activamente en las actividades de dicha organización.

En efecto, no se trata de un hecho novedoso. En los últimos años, Israel se ha cuidado mucho de promover el estrechamiento de vínculos con la OTAN en materias como la lucha antiterrorista y otros dominios relacionados con la seguridad. También participó en maniobras militares junto a los países miembros, quienes le consideran parte inseparable del "diálogo mediterráneo" auspiciado por la OTAN.

Pero Israel no está satisfecho con ese marco. En febrero de 2005, Ariel Sharon, entonces premier israelí, después de un encuentro con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, indicó que Israel aspiraba a mejorar la relación con la OTAN pasando del simple "diálogo" a una "relación de cooperación", formulando sugerencias y proyectos concretos.

En febrero del año 2006, el ministro de defensa de Israel asistió, por primera vez, a la conferencia no oficial de ministros del ramo de la OTAN, teniendo la oportunidad de dirigirse a los asistentes. El embajador israelí en Alemania expresó públicamente su deseo de reforzar la relación con la OTAN e incluso participar en ella cuando llegue el momento oportuno.

En junio del mismo año, las tropas israelíes, acostumbradas a enviar representantes u observadores a las maniobras militares de la OTAN, participaron, por primera vez, en calidad de miembro oficial en los ejercicios navales celebrados a orillas del Mar Negro, en Rumania.

Este hecho da cuenta del salto cualitativo experimentado en sus relaciones de cooperación con la OTAN. Unido a todo ello, el plan estratégico que está elaborando el gobierno israelí, refuerza su deseo de ser miembro de la Alianza Atlántica.

¿Por qué Israel está impaciente por participar en la OTAN? Los analistas destacan fundamentalmente dos razones.

En primer lugar, por la tensa situación que se vive en Medio Oriente y que parece agravarse más cada día que pasa. Participar en la OTAN le ayudaría a enfrentar en mejores condiciones la llamada "amenaza de Irán". El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, expresó en varias ocasiones su intención de "borrar a Israel del mapa".

Además, Irán no cede en su ambición nuclear. En tal contexto, si Israel participa en la OTAN, en la hipótesis de un ataque, podría lograr más fácilmente el apoyo y el auxilio militar de los países miembros, en virtud de la aplicación de las cláusulas de defensa conjunta.

En segundo lugar, si Israel se convierte en miembro de la OTAN, puede elevar su posición en el Medio Oriente contando con la influencia de dicho bloque y recuperar la iniciativa. En el pasado año, al responder a los actos de hostilidad del Movimiento Hamás y del partido Hezbolá de Líbano, ninguna de las dos operaciones militares a gran escala llevadas a cabo por Israel alcanzaron su objetivo. Por el contrario, fueron un fracaso.

Además, las conversaciones con Palestina también se encuentran en un atolladero. El gobierno israelí opina que si Israel participa en la OTAN, puede utilizar dicha plataforma para desarrollar más actividades internacionales, facilitando las conversaciones con el gobierno de unidad nacional de Palestina y la solución de sus contenciosos con los países vecinos.

Sin embargo, aunque la OTAN pueda beneficiarse de la fuerza militar, los servicios de inteligencia y la experiencia antiterrorista de Israel, su admisión como país miembro también puede dar problemas. Los países que le rodean sienten una profunda animadversión hacia Tel-Aviv y entre ellos existen conflictos armados.

La alianza con Israel le exigirá a la OTAN habilitar recursos humanos y materiales extraordinarios para garantizar su seguridad, ¿tiene esa capacidad? Por otra parte, teniendo en cuenta la falta de estabilidad en su entorno próximo, para Israel no es factible contribuir con tropas a las operaciones militares desarrolladas en otros lugares.

Por eso, no será fácil para Israel convertirse en país miembro de la OTAN.

Editorial de DIARIO DEL PUEBLO

 
A cara de perro con la Audiencia Nacional
Manuel F. Trillo

Sobre el significado de Tenteniguada
Francisco P. De Luka

Reseña del libro «Infancia y lucha ideológica en Cuba y en Colombia»
José Almeida Afonso

Auto de venganza
Editorial de GARA

Cola de lagarto educativa
Félix M. Arencibia

LAS AMISTADES PELIGROSAS
Miguel Mata

¿Por qué Israel quiere ser miembro de la OTAN?
Editorial de DIARIO DEL PUEBLO

GILICURSOS
Teodoro Santana


 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap