:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· OPINIÓN

8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA

REIVINDICAR EL CARÁCTER DE CLASE DE ESTE DÍA SE HACE HOY MÁS NECESARIO QUE NUNCA






En estos últimos años hemos podido observar cómo han proliferado los comunicados, acciones, celebraciones del 8 de marzo como "El Día de la Mujer". Así: como si ninguna connotación de carácter político, ideológico o sindical hubiera detrás de esta fecha. Se pretende esconder el potente contenido sociológico y político que algunas fechas como ésta que nos ocupa, tienen. Se busca otras denominaciones que no chirríen en los oídos de las personas bien acomodadas.

Esta fecha es denominada por los medios de comunicación burgueses como "El Día de la Mujer". Se intenta eliminar el término fundamental: TRABAJADORA. Esa omisión no es casual, ni es un tema baladí. Es una utilización del lenguaje bien medida y certeramente utilizada; se modifica el lenguaje para arruinar el significado real de la fecha que se conmemora.

Las trabajadoras y los trabajadores, las organizaciones sociales, políticas y sindicales comprometidas en la lucha de clases, tenemos la responsabilidad de mantener vivos en la memoria colectiva el esfuerzo y el valor que la clase trabajadora ha puesto para transformar la situación y modificar el orden social en favor de otras formas de relación, basadas en la justicia social y la igualdad. Es nuestro trabajo pelear por vencer la difamación y la utilización mercantilista de los largos años de lucha y sufrimiento de las mujeres trabajadoras.

Es por ello que debemos reivindicar el DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA. Decía un querido amigo acerca de esto: “seguro que no tenían nada en común las mujeres obreras quemadas vivas en la fábrica textil de Nueva York, con las mujeres de los asesinos y dueños de aquella fábrica que quemaron vivas las mujeres que se encontraban dentro”. Nosotr@s también estamos convencid@s de ello. No tod@s sabemos que el verdadero significado del 8 de marzo tiene un inmenso contenido político, fundamentado en razones de justicia social.

Como de justicia es no olvidar que lo que conduce a su declaración como Día Mundial de la Mujer Trabajadora fue una serie de luchas obreras protagonizadas por las mujeres. Luchas, algunas silenciadas, otras imposibles de silenciar. Luchas todas ellas heroicas. Recordemos entre ellas algunas:

* Un ocho de marzo de 1857 se realiza una marcha pionera de obreras textiles que recorrió los barrios ricos de la ciudad de Nueva York en protesta por las miserables condiciones de trabajo que soportaban.

* El cinco de marzo de 1908, también en Nueva York, comenzó una huelga de obreras textiles reclamando la igualdad salarial, que se disminuyera la jornada laboral a diez horas y que se permitiera un tiempo para la lactancia. Fue en esa lucha que un terrible acontecimiento horrorizó al mundo entero. Ocurrió en la fábrica de Sirtwoot Cotton, donde más de 100 mujeres se pusieron en huelga dentro de la fábrica para defender sus derechos como trabajadoras, tomando de forma pacífica el local. Estas mujeres murieron abrasadas por el fuego provocado por el dueño de la fábrica.

* El 8 de marzo de 1917 (23 de febrero en el calendario Juliano) las mujeres de Petrogrado realizaron una huelga de Pan y Paz ante la muerte de 2 millones de rusos en la primera guerra mundial. Esta huelga se considera uno los eventos más relevantes de lo que desembocó en la victoria de los Bolcheviques en octubre.

* El año 1977, las Naciones Unidas declararon el día ocho de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Es por todo ello que el 8 de marzo es un día de lucha y de reivindicación, ya que aún quedan muchas cosas por conseguir. Codo con codo, mujeres y hombres, trabajadores y trabajadoras, tenemos la responsabilidad histórica de luchar por el derecho de toda persona a decidir por sí misma.

Tenemos que conquistar condiciones dignas y justas de trabajo en términos de igualdad con independencia del género. Debemos desterrar toda relación de poder entre hombre y mujer.

Y, por supuesto, conseguir la liberación de la mujer del yugo de la responsabilidad doméstica. Es necesario acabar definitivamente con la doble explotación: explotadas como trabajadoras y explotadas como mujeres. ¡Es la hora de la mujer!

¡Viva la mujer trabajadora!

Frente Sindical Obrero de Canarias (FSOC) - fsoc

 
¡NO PASARÁN!
Francisco Javier González

DE LA PALABRA LIBERTAD
Miguel Mata

EL DÍA DE LA MUJER
Alexandra Kollontai

Colombia y los parapolíticos
Agustín Mora

Minas de oro turísticas
Félix M. Arencibia

8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA
Frente Sindical Obrero de Canarias (FSOC)

Acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos (I)
Antonio Rodríguez de León

Estertores bursátiles de Estados Unidos y recuento de los «cadáveres invisibles»
Alfredo Jalife-Rahme

TRABAJADORAS
Teodoro Santana

ÁNGEL LLANOS (PP) Y SUS MENTIRAS SOBRE LA BANDERA TRICOLOR
Pedro J. Brissón


 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap