:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web

 ··· NOTICIAS

 ··· Nacional
CC saca la pezuña del racismo fascista: no quiere trabajadores no comunitarios en Canarias, pero sí españoles y europeos
En vez de un Estatuto de Residencia, igual para todos, prefiere un colonialismo con pedigrí (blanco, por supuesto)
Comunicado de UNIDAD DEL PUEBLO: Contra el racismo y el discurso fascista, repudio a CC

Por fin la ultraderecha fascista que alberga Coalición Canaria (CC) enseña su verdadero rostro. Para aprovechar electoralmente los temores que en el sector más atrasado de la población provoca la inmigración, CC actualiza su cariño por Le Pen y demanda que los extranjeros de fuera de la Unión Europea no puedan trabajar en Canarias, mientras que si podrían seguir haciéndolo los europeos.

El presidente de CC, Paulino Rivero, demandó el sábado una "moratoria" para que los extranjeros de fuera de la Unión Europea no puedan trabajar en Canarias "mientras se mantengan los elevados índices de desempleo y de crecimiento de la población" en el Archipiélago.

Paulino Rivero afirmó que desde 1996 la población de Canarias ha crecido en 500.000 personas, que son atendidas prácticamente con los mismos recursos.

Lo que no dice el alcalde de El Sauzal es que esos índices de desempleo y de crecimiento acelerado de la población son una consecuencia directa de la política económica ultradesarrollista llevada a cabo durante décadas por CC y el tripartito que domina la vida política canaria. Y también oculta el hecho de que el 90% de la inmigración en Canarias es de orogen europeo comunitario, incluídos los españoles.

En sus orígenes, el núcleo de CC ya apuntaba sus preferencias por el fascismo europeo que representa Le Pen, que fué invitado al congreso fundacional de ATI. Tras un cierto revuelo, dieron marcha atrás, pero lo cierto es que quedó clara la naturaleza de su proyecto.

Por si fuera poco, el máximo responsable de CC demandó, en su discurso para clausurar la convención general de la formación derechista, que "las decenas de miles de irregulares que se detecten y que no puedan ser regularizados" sean expulsados del Archipiélago.

Ayer Paulino Rivero sacó a relucir todo el habitual arsenal de tópicos fascistas. "Hasta que no logremos que todos los canarios tengan trabajo, tenemos que pelear para controlar la población", dijo a los cientos de cargos públicos y afiliados de CC que asistieron a la convención.

Las medidas que exige no van dirigidas contra posibles multimillonarios no comunitarios que quieran asentarse en Canarias. Sus propuestas van dirigidas directamente contra los trabajadores africanos y latinoamericanos, a los que no quiere que se les de permisos de trabajo.

Con total cinismo, el presidente de CC dijo que "Canarias seguirá siendo un pueblo abierto e integrador", aunque apostó por conceder prioridad a nuestra gente: "Tenemos que pensar en los que no tienen trabajo, en los que están en las listas de espera quirúrgicas". Como si la culpa del paro y de la pésima calidad de nuestra sanidad no la tuviesen quienes han gobernado durante décadas, sino los trabajadores de los países pobres que huyen del hambre y la miseria.

CC, dijo Rivero, no va a tolerar que Canarias sea "un coladero", ni que siga habiendo empleo precario, ni 130.000 parados, ni desequilibrios en la sanidad y en la educación ni medios que garanticen la seguridad pública.

Contradiciendo lo anterior, Paulino Rivero aseguró que los últimos doce años han sido "espectaculares" para Canarias, los doce años de gobierno continuado de CC, porque en este tiempo las Islas "han crecido políticamente, económicamente y han alcanzado un estado de bienestar jamás soñado". A ver en qué quedamos.

Por su parte, el presidente del gobierno autonómico, Adán Martín Menis, subrayó que estas medidas antiinmigrantes pobres son necesarias para "mantener la cohesión social".

CC, que dice ser nacionalista, se niega a plantear un Estatuto de Residencia, similar a la de algunos territorios de la propia Unión Europea, que limite la carga poblacional de Canarias con independencia del origen, pasaporte y del color de la piel de las personas que vengan a nuestro país.

De lo que se trata es de que no vengan negros, latinoamericanos ni asiáticos. Un discurso fácil y fascista, que esperan rentabilizar en una sociedad atrasada.

 
UNA CIUDAD SIN ALMA
Rubén Alemán

¿Que pasa con la proposición de Ley sobre la delimitación del Mar Canario?
Antonio Rodríguez de León

FURBO
Teodoro Santana

Con el pueblo saharaui
EA-Canarias

SOBRE LA LEY DE RESIDENCIA
José Luis Valdés

Visita a la Metropoli (1)
Félix M. Arencibia

DESABÓRRENME
Francisco Javier González


 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap