:: MAGEC .info ::

   
 
 
 ··· PORTADA
  ··· El Tiempo
  ··· Teléfonos
  ··· Directorio web
 ··· NOTICIAS

 ··· Irak
Nuevos ataques en Irak contra las tropas ocupantes y sus colaboradores
Uniformados colaboracionistas secuestran y asesinan a 14 suníes
La Resistencia incendia un complejo petrolero en el norte de Irak mientras se producen duros choques entre las milicias chíes de Al-Sadr y las tropas ocupantes

Un muerto y cuatro heridos es el balance preliminar de sendos atentados con bombas ejecutados hoy en esta ciudad y en la región sur de Iraq, según reconoció el propio gobierno títere.

El más reciente de los dos ataques tuvo lugar en la localidad capitalina de Baya, donde dos comandos de la policía colaboracionista fueron heridos cuando un artefacto estalló en la vía por donde se desplazaban.

Anteriormente, se reportó un atentado contra una patrulla militar estadounidense en la localidad de Nahrawan, al sudeste de Bagdad.

Según testigos, ese ataque causó un muerto y dos heridos entre los transeúntes, pero se desconoce si hubo bajas entre los soldados estadounidenses.

El mando de las tropas de ocupación norteamericanas no comentó el reporte.

La Asociación de Ulemas Musulmanes, la principal autoridad islámica sunita en este país árabe, notificó hoy el hallazgo en el barrio de Shula de 14 cadáveres de integrantes de su comunidad confesional.

Según la fuente, los cuerpos fueron hallados en ese sector norteño de Bagdad una semana después de que hombres armados y con uniformes de los cuerpos de seguridad colaboracionistas secuestraran a esas personas.

En un comunicado, la Asociación responsabiliza al Ministerio del Interior títere con el secuestro, tortura y asesinato de los 14 fieles, a quienes raptaron cuando salían de orar de la mezquita Aqsa.

La descripción contenida en el texto afirma que todos los occisos presentaban varios disparos en sus cabezas.

Para la organización islámica sunita, ese "horrendo crimen es parte de una campaña de odio sectario".

A esa actitud que enfrenta a las comunidades confesionales mayoritarias en este país, se refieren observadores políticos cuando abordan el tema del federalismo en Iraq.

El Ministerio títere del Interior rechazó tener alguna culpabilidad en ese asesinato, aunque aseguró que se "investiga" la denuncia.

El Pentágono ha reconocido este mes de enero que el número de ataques significativos por parte de la resistencia se ha incrementado en un 30%. Si en 2004 hubo según el Departamento de Defensa de EEUU 26.496 ataques en Iraq, en 2005 fueron 34.131, es decir casi 100 diarios.

Si este hecho es de por sí relevante, lo es más la distribución del tipo de acciones: de la cifra indicada correspondiente a 2005, solo 67 fueron ataques suicidas y 441 coches-bomba, ambos tipos de acciones achacados por la propia resistencia iraquí civil y militar iraquí a la red Al Qaeda en Irak o a tramas vinculadas a los ocupantes y las nuevas autoridades irakíes, o a terceros países.

Los datos muestran que el esfuerzo esencial de la actividad armada contra la ocupación recae en las acciones armadas directamente dirigidas contra las fuerzas de ocupación por parte de la resistencia y que, pese a centrarse en ellos la atención pública internacional, los atentados masivos y sectarios son muy escasos comparativamente.

Las medidas de autoprotección han determinado una reducción del número de militares de EEUU muertos en combate en 2005: 673 frente a los 714 de 2004, un balance que sigue arrojando una media de soldados estadounidenses caídos en acción de dos al día. Sin embargo, la mejora en la que es el principal recurso de la resistencia, las denominadas "bombas de fabricación casera" (en inglés, IED), está provocando que el número de heridos graves entre las tropas estadounidenses y británicas aumente, hasta más de 7.600 soldados clasificados como "Heridos en combate que no retornan al servicio" (Wounded in Action not Returned to Duty).

2.713 policías y militares de la Guardia colaboracionista han muerto además en 2005 por ataques armados, según la institución Brookings de Washington.

Como si de una broma, la lectura de tan poco halagüeño balance de 2005 ha incitado a un responsable del ministerio títere del Interior a concluir: "Estos datos [sobre los ataques en 2005] no son más que números. La realidad es bien diferente. [...] El incremento del número de ataques es precisamente una respuesta a nuestro éxito en atacar a los insurgentes."

En enero han muerto en combate en Irak 42 soldados estadounidenses (además de 20 por "causas no hostiles" y uno más aún bajo evaluación), lo cual arroja una media diaria de 1,3 militares. Esta cifra supone un discreta reducción respecto a la de diciembre (57 caídos en combate).

Por su parte, Reino Unido ha perdido en enero dos militares en acciones de la resistencia cuando el mes concluía: el día 30 en la ciudad de al-Amarah, en la provincia de Maysan, y el día 31 en Um Qasr, cerca en Basora. En ambas acciones la resistencia ha combinado la explosión de bombas y disparos de armas ligeras. Estas dos nuevas bajas confirman la estabilización en los últimos meses de la actividad armada de la resistencia en el sur del país.


 
APTO PARA LA RIC: (ONCE AÑOS MIRANDO PARA OTRO LADO)
Vicente Quintana

ÑOS
Rubén Alemán

Giordano Bruno, ejemplo
Hernán González G.

Crisis iraní: ruleta rusa, damas chinas y revólver texano
Alfredo Jalife-Rahme

La duda sospechosa
José Almeida Afonso

Nuestra palmera canaria
Félix M. Arencibia

NO HAGAN OLAS
Teodoro Santana

 
 MAGEC 2006 - Archipiélago Canario
 
Sitemap