clara línea de aceptación y apoyo entre sus
15 de abril de 2009   
 
··· Mundo
La UE y la OTAN se encolumnan con la "guerra de Obama" en Afganistán
El nuevo objetivo militar de "occidente"

 

 

La estrategia de Obama aprobada este fin de semana por la cumbre de la OTAN

reafirma una tendencia ya probada: La "guerra contraterrorista" en Afganistán no fue una política coyuntural de Bush y los halcones neocon, sino que expresa una estrategia global del Estado imperial norteamericano que cuenta con una clara línea de aceptación y apoyo entre sus socios sionistas de la Unión Europea.

Tres frentes de conflictos militares principales -según coinciden  expertos- acechan a la futura administración imperial de Barack Obama: Irán, el Cáucaso y Afganistán.

De esos tres escenarios predominantes, la guerra de ocupación en Afganistán sobresale nítidamente como el frente más "peligroso" para el eje ocupante EEUU-OTAN, cuyas tropas se encuentran sometidas a una feroz y sangrienta contraofensiva de los talibanes que ya controlan el 72% del país.

La estrategia de conquista capitalista y militar que Bush y los halcones imperiales lanzaron detrás de la pantalla de la "guerra contraterrorista", emergente del 11-S, ya comienza claramente  a resquebrajarse en Afganistán

donde la resistencia talibán y los muertos estadounidenses y europeos crecen en simétricas proporciones.

Ahora los talibanes -según The New York Times-  "van por Kabul" donde se atrincherarán los nuevos contingentes de soldados enviados por el Pentágono para defender el último bastión de la ocupación.

Luego de vestirse de "progresista" para el marketing electoral de campaña, Barack Obama, el nuevo CEO de la empresa imperial USA, centró la columna vertebral de su estrategia exterior en la continuidad de la "guerra contra el terrorismo" iniciada por Bush tras el 11-S.

El eje de la nueva estrategia de EEUU para Afganistán presentada este fin de semana por Obama a sus socios europeos de la OTAN, incluye envío de más soldados adicionales a ese país, y sitúa su objetivo central en la destrucción de Al Qaeda y de sus bases "terroristas" diseminadas en la frontera con Pakistán.

"La situación es cada vez más peligrosa" en Afganistán, indicó el presidente estadounidense, que precisó que Al Qaeda cuenta con un refugio en la frontera con Pakistán desde donde trama nuevos atentados. "La seguridad de todo el mundo está en juego", alertó al más puro estilo de Bush.

La cumbre del 60 aniversario de la OTAN, celebrada en las ciudades fronterizas de Estrasburgo (Francia) y Kehl (Alemania), sirvió para que el nuevo gerente de la Casa Blanca imperial, Barack Obama, comprometiera  a sus socios sionistas de la Unión Europea a participar en forma más "activa" en la guerra de ocupación en Afganistán.

EEUU enviará 21.000 soldados más para reforzar sus contingentes antes de las elecciones afganas del 20 de agosto. Los europeos -Reino Unido, Alemania y España, y algo menos Francia e Italia- sumarán otros 5.000 soldados de refuerzo.

De esta manera, el contingente militar de EEUU en el país asiático contando los envíos adicionales, de los actuales 38.000 ascenderá a 68.000 hombres.

Sin contar el ejército estadounidense, los países miembros de la OTAN y otros países aliados son 32.000 soldados, lo que contabilizará un total de 100.000 efectivos extranjeros en el territorio afgano después de que lleguen todos los "refuerzos".

Los cancilleres de la Unión Europea (UE) se manifestaron dispuestos a aumentar la colaboración en Afganistán para apoyar la nueva estrategia del presidente estadounidense en ese país. "Estamos dispuestos a hacer más", dijo el ministro checo de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, cuyo país preside actualmente la UE.

 

La idea -expresada en forma oficial por Obama- es "frenar al fundamentalismo talibán" que se expande desde Afganistán hasta la debilitada y nuclear Pakistán donde tienen apoyo de parte de los militares y los servicios de inteligencia.

Reunido por primera vez con los líderes de la OTAN, el presidente "negro" estadounidense resaltó que el aumento de tropas y medios apuntalará no sólo la operación afgana, sino el propio futuro de la Alianza Atlántica, principal foro de las relaciones bilaterales.

En su publicitada "revisión estratégica" hacia Afganistán, e

l presidente de EEUU,  prometió  "barrer a los terroristas" de sus refugios en Pakistán y advirtió que Al Qaeda está planeando nuevos ataques, al dar a conocer su nueva estrategia para la guerra de ocupación contra los talibanes en Afganistán.

El presidente USA afirmó que las conflictivas regiones fronterizas de Pakistán son "el lugar más peligroso del mundo" para los norteamericanos y describió a la red Al Qaeda como un "cáncer" que podría devorar a Pakistán, a más de siete años de los ataques del 11 de septiembre.

La nueva iniciativa para Afganistán presentada por el presidente estadounidense, es fruto de una larga planificación culminada por unas extensas negociaciones de 60 días con la potencias centrales de la Unión Europea y su brazo armado europeo, la OTAN, que fueron gestionadas por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el vicepresidente Joe Biden y el enviado especial para Oriente Próximo, Richard Holbrooke.

La estrategia de Obama ubica la "estabilización de Pakistán" en el centro del nuevo enfoque norteamericano para pelear el "continuo y sangriento combate" contra Al Qaeda en Afganistán, el cual, dijo, fue descuidado durante el desvío del conflicto hacia Irak.

La estrategia  de Obama también repercutió en "otros países aliados" de EEUU en la "guerra contraterrorista", según el enviado especial de Washington para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke. "Numerosos países nos hablaron en privado (del envío) de fuerzas durante las próximas elecciones afganas o bien de una ayuda no militar", dijo Holbrooke a periodistas.

En ese sentido, la estrategia norteamericana se vio respaldada en la cumbre con la decisión de crear, según anunció la Casa Blanca, un fondo de US$ 100 millones para la "asistencia técnica" a las fuerzas colaboracionistas afganas.

Los medios y analistas europeos coinciden en que Obama consiguió, aunque sea parcialmente, derrotar las serias resistencias que existían hasta hoy dentro de la OTAN para agrandar su operación en Afganistán. "Por lo que respecta a Afganistán, esta cumbre ha cumplido", opinó el secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer.

Obama coincidió en el "éxito de la reunión", no sólo por los compromisos asumidos, sino también porque se ha alcanzado "absoluta unanimidad sobre cuál debe de ser nuestra estrategia".

"Ésta no era una conferencia de donantes", advirtió el presidente USA. "El objetivo aquí, según dijo, era el de redefinir los objetivos y readaptar los medios a esos objetivos. Y eso, se ha hecho exitosamente", añadió.

Obama tiene a Pakistán y a Afganistán como sus principales prioridades en política exterior, y con la continuidad de Gates en el Pentágono y con el nombramiento de Hillary Clinton al frente del Departamento ya ratificó su idea de "no innovar" y continuar con la política de los halcones republicanos.

Tras los atentados del 11-M, en el 2001, la administración Bush invadió Afganistán contando con el apoyo de la OTAN

(Organización del Tratado del Atlántico Norte), lo que -a diferencia de Irak donde la organización no actúa- supuso a posteriori para la organización atlántica, un involucramiento directo en la "guerra contraterrorista" de Bush en el país ocupado.

A lo largo de casi 6 años de ocupación las tropas conjuntas de la OTAN y EEUU aún no han podido controlar a la guerrilla talibán que en los últimos meses lanzó una feroz contraofensiva que ya causó enormes bajas y daños a las fuerzas ocupantes y posicionó a la resistencia en el control de la mayoría del territorio afgano.

 

Informe especial
IAR Noticias
/

 
Opinión
Esta crisis es mucho más grave que la de 1929
Salvador López Arnal
La Eurocatástrofe que se avecina: Entrevista con José Martins, economista marxista
Raquel Varela y Renato Guedes
Demasiado miedo y demasiada calma, antes de la tormenta
Michael R. Krätke
Canarias Libre y Socialista
EDITORIAL
La hora del té (La cumbre del G-20 en Londres)
Samir Delgado
Cumpleaños de la OTAN
Carlos Taibo
Fuerzas secretas de EE.UU. realizaron asesinatos selectivos en una docena de países
Anmy Goodman
El G-20 y el Fondo Monetario Internacional
Vicenç Navarro
La nueva Suramérica
Ignacio Ramonet
Psicología Política
José Tomás Bethencourt
Documento sin título
 
Sitemap