Veamos alguno de estos rastros.
17 de agosto de 2011   
 
··· Canarias
18 de julio. La Guerra Civil en Canarias
ha dejado huellas, profundas marcas y por supuesto múltiples consecuencias.

A pesar del ocultamiento tan cuidadoso y prolongado a lo largo de los últimos 70 años, la Guerra Civil de 1936 a 1939 en Canarias ha dejado huellas, profundas marcas y por supuesto múltiples consecuencias. Veamos alguno de estos rastros.

La feroz represión, más bien hay que referirse ya a las multiformes y variadas represiones, es el primer indicativo y el más evidente de la existencia del conflicto, sobre la que ya no se puede pasar de puntillas, es ya imposible ignorar hoy en día su existencia. La primera evidencia son las víctimas, miles de ellas como bien sabemos. Las siguientes huellas son ahora menos visibles pero incuestionables.

En segundo lugar pocos se acuerdan de la importantísima contribución que desde el Archipiélago se hizo al esfuerzo de guerra del bando franquista en hombres, 60.000 efectivos, dinero, oro, las importantes divisas y el petróleo refinado de la factoría de CEPSA en la capital tinerfeña, producto no solo fundamental sino imprescindible para la maquinaria militar en una guerra moderna como fue la contienda del 36 y que abasteció el 70% del combustible utilizado por el ejército franquista durante la contienda.

En tercer lugar está el proceso de resistencia popular que se produce en las islas desde el mismo día del golpe de estado y que se prolonga en el tiempo durante buena parte del conflicto. Y en cuarto término, que ha permanecido hasta hace poco tiempo muy disimulado, la pervivencia del poder oligárquico proveniente de la victoria franquista en la guerra civil y heredero suyo, que sigue con el ejercicio del poder casi totalitario en el Archipiélago hasta la actualidad.

Esta última es la razón de que el hecho que se oculta la existencia de esta contienda y sobre todo la naturaleza de esta guerra en las Islas: Claro que hubo Guerra Civil en Canarias, vaya que sí la hubo. El carácter de este conflicto es complejo ya que dentro de la guerra civil de España lo que nos interesa resaltar en esta ocasión es el ámbito dentro de Canarias, pues ni más ni menos estamos ante la primera guerra civil de Canarias, ya que el enfrentamiento se produce fundamentalmente entre canarios en el archipiélago. La pugna fue muy desigual y sus consecuencias no son otras que la mayor catástrofe demográfica, económica, social, cultural y política que sufre el Archipiélago después de la Conquista castellana. La guerra entre canarios es básicamente social y política su esencia, es una guerra fundamentalmente de clases, en la que se enfrentan unos para defender sus privilegios, contra otros para tratar de salir de la terrible situación de opresión, miseria e ignorancia en la que vivían.

¿Quiénes participan en la Guerra Civil canaria?: En esta primera Guerra Civil canaria, dentro de la Guerra Civil del Estado español, se enfrentan canarios (oligarquía terrateniente, caciques, burguesía, Iglesia católica y sus organizaciones de masas como Acción Católica, militares canarios…) contra canarios (una gran parte del pueblo trabajador, obreros, jornaleros agrícolas, artesanos, trabajadores urbanos, pequeños campesinos, maestros…).

 

[Fragmento del artículo ¿Hubo Guerra Civil en Canarias? La resistencia de los tinerfeños contra Franco durante la Guerra Civil 1936-1939 de Ramiro Rivas García, publicado en Cuadernos del Ateneo]

 
DATOS DE POBREZA EN CANARIAS
Opinión
Abdelhak Serhane: una primavera sin Marruecos
Agencia
Un contagio de malas ideas
Joseph Stiglitz
Fidel 85, mucho para festejar
Carlos Aznarez
Palestina: Se prepara alzamiento masivo
Agencia
El factor clave: Cuándo, cómo y dónde va a comenzar la verdadera
Manuel Freytas
La UE admite que la crisis se expande. Italia y España en la mira
Informe-IAR Noticias
¿Ya logró el euro un bote salvavidas?
Immanuel Wallesteirn
La guerra, la deuda y el presidente
Amy Goodman
Los dos dineros
Antonio Álvarez-Solís
Una estafa de 16 billones de dólares:Estados Unidos
Atilio Boron
20-N: Elecciones, la derecha se va, regresa la extrema derecha
EDITORIAL
El Imperio en rojo: Porqué EEUU y el dólar no se pueden caer
Manuel Freytas
Cambiar el sistema
Ignacio Ramonet
Y a Somalia... ¿quién la salva?
Alberto Eisman
La indignación del Banco Santander
Alberto Montero
Solidaridad con los familiares de las victimas del terrorismo fascista
José Luis Valdés
Poder geopolítico :La inmundicia multimediática de los Murdoch y su asociación con los banqueros Rothschild
Alfredo Jalife-Rahme
La rebelión de los hambrientos:La guerra que nunca se imaginó emprender el capitalismo
Manuel Freytas
[Capitalismo es barbarie] El negocio del hambre
Agencia
LA VOLADURA DE LA CASA DEL PUEBLO, 2
Juan Peña
LA VOLADURA DE LA CASA DEL PUEBLO DE LA ISLETA
Juan Peña
La noche loca del senador Casimiro Curbelo
Carlos de Uraba
Documento sin título
 
Sitemap