OTRA POLITICA ECONOMICA, OTROS OBJETIVOS SOCIALES : El impacto sobre la economí­a y la sociedad
26 de septiembre de 2008   
 
··· Crisis
El impacto sobre la economí­a y la sociedad
El plan de rescate de Bush genera dudas y polémica
La profunda debacle financiera (combinada con los números en rojo de la macroeconomía) que está devorando a Wall Street ha llevado al gobierno de George W. Bush aabandonar sus principios de libre mercado y anunciar un paquete de rescate de 500.000 millones de dólares para calmar las turbulencias de los mercados financieros.

Al mismo tiempo, para frenar el creciente pánico entre los inversionistas particulares, el Departamento del Tesoro planea ofrecergarantías que ascenderían a US$3,2 billones para los fondos mutuos del mercado monetario.
Las medidas generan -según la prensa norteamericana-  un profundo escepticismo en el espectro político, con los conservadores, del lado republicano, objetando cualquier otro plan de rescate, y muchos demócratas preguntándosepor qué ayudar a Wall Street en vez de ayudar a cuatro millones de personas cuyos hogares fueron embargados.
Desde los distintos sectores del poder, se mensuran los efectos y el impacto que la multimillonaria suma del salvataje de los bancos privados producirá sobre el presupuesto nacional y los bolsillos de los estadounidenses.
Y los candidatos presidenciales, que están siendo dejados de lado en las negociaciones, son también participantes reticentes del proceso de discusión y polémica sobre los alcances del "costo fiscal" del salvataje del gobierno de Bush.
Ambos se dan cuenta de que un considerable plan de rescate del gobierno federal traerá como consecuencia más subas de impuestos y considerablesrecortes de los planes de salud, entre otros efectos.
Líderes del Congreso, incluyendo a muchos demócratas clave, ya habían estado considerando un plan de rescate alternativo, y dieron señales de un debate crítico de la propuesta oficial.
Luego de que los principales bancos centrales del mundo inyectaran miles de millones de dólares en los mercados esta semana, el secretario del Tesoro de EEUU, Henry Paulson, hizo otro anuncio destinado a aumentar la confianza: un salvavidas para miles de millones de deudas incobrables acumuladas por los bancos a raíz sobre todo de la crisis de los créditos hipotecarios de riesgo ("subprime").
Paulson junto al presidente de la Fed, Ben Bernanke, se reunió en el Congreso con líderes parlamentarios para discutir el plan, quetendrá un costo "significativo" e implicará riesgos para los contribuyentes , según advirtió el presidente George W. Bush, quien afirmó que es urgente la intervención gubernamental "sin precedentes" ante la situación de los mercados financieros.
Para la mayoría de los analistas de Wall Street  la crisis financiera internacional fue provocada en buena medida por la falta de supervisión bancaria en el sistema financiero, sobre todo en EEUU, donde se han permitido concesiones de crédito de alto riesgo que después han sido imposibles de cobrar.

En el eje del problema sobresale el manejo del crédito por parte de la banca de inversión y su falta de liquidez para financiarse ante las embestidas de los mercados.

Paradojalmente, dicen analistas, estas instituciones estrellas de la globalización han tenido que ser rescatadas por el estado norteamericano con dinero de los contribuyentes.
La preocupación está ligada también a la cercanía de las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre.
La percepción entre los electores de que este esquema, tal como señalaron varios economistas, socializa las deudas pero privatiza las ganancias, puede producir un efecto no deseado en las urnas.

En efecto, la casi totalidad de los contribuyentes de EEUU operan de un modo u otro en el mercado bursátil, sea a título personal o a través de sus fondos jubilatorios, que invierten en Bolsa cerca de dos tercios de sus haberes. El peso financiero de ese sector se estima en unos US$ 5 billones.

En la superestructura el plan fue elogiado, tanto por el FMI como por el Banco Central Europeo y los mercados reaccionaron con euforia.
Los analistas, sin embargo, llamaron a la calma. Un experto español aconsejó "cautela extrema" y aconsejó que sólo los expertos se acerquen a la Bolsa.

Hasta ahora se conocen pocos detalles del plan elaborado por el gobierno para parar la crisis.
Al respecto, Paulson adelantó que trabajará este fin de semana con el Congreso en una legislación que permitirá al gobierno la compra de los activos vinculados con hipotecas basura a través de esta nueva agencia gubernamental.

Sin embargo, la solución genera múltiples dudas, principalmente sobre la solvencia del Tesoro, como consecuencia de que el déficit presupuestario continuó creciendo en los últimos ocho años y hoy alcanza los US$ 407.000  millones.
Y se espera que alcance los US$ 500.000 millones para el 2009, a lo que debería sumarse todo el dinero que absorbió hasta el momento esta crisis sin precedentes, posiblemente el peor legado que recibirá el próximo presidente del Imperio estadounidense.
 

Opinión
José Miguel Pérez, revolucionario canario y cubano.
Rubens Ascanio
Diario de unos estudiantes perdidos
Estudiantes
SUCEDIO LO IMPOSIBLE
Rebelion
OTRA POLITICA ECONOMICA, OTROS OBJETIVOS SOCIALES
EDITORIAL
La caballería rusticana colonialista entra en acción
Jesús A. Pérez Guerra
EL CAPITALISMO ENTRE PARENTESIS
Rebelion
LA IDEOLOGIA DEL LIBRE MERCADO ESTA LEJOS DE SU FIN
Naomi Klein
Colapso financiero global
Michel Chossudovsky
El salvataje financiero: la cleptocracia de EE.UU.
Michael Hudson
Que cojan recortes
Borja Rubio Francisco
''Sodoma y Gomorra'' de las finanzas anglosajonas
Alfredo Jalife-Rahme
Documento sin título
 
Sitemap