¿Conoces los 12 beneficios de la vitamina A?

La vitamina A (o retinol) es una vitamina soluble en grasa que se presenta de forma natural en diferentes formas. El término vitamina A indica tanto retinol como sus análogos (retinol, retinaldehído, ácido retinoico).

Los carotenoides también tienen la actividad biológica de la vitamina A ya que pueden actuar como provitaminas (se conocen al menos 600 tipos diferentes, de los cuales solo el 10% poseen una actividad similar): los que tienen actividad provitamínica son α-, β-, γ -caroteno y β-criptoxantina, mientras que otros carotenoides presentes en la dieta pero sin actividad provitamínica son el licopeno, la zeaxantina y la luteína.

La estructura de la vitamina A y el β-caroteno se identificó a principios de los años treinta del siglo pasado pero ya se sabía que en la yema de huevo y la mantequilla existe un factor liposoluble importante para el crecimiento y que la falta de este factor en la dieta provocó la aparición de alteraciones visuales y del crecimiento en los niños.

¿Dónde se encuentra la vitamina A?

Esta se encuentra mayoritariamente presente en alimentos de origen animal, especialmente en el hígado y el bazo, seguidos de la leche y derivados y los huevos. Sin embargo, dado que la carne, la leche y los huevos son ricos en colesterol, se recomienda tomarlo principalmente a través de pescados y derivados, y de fuentes vegetales.

Los carotenoides, de los que el organismo obtiene la vitamina A, están particularmente presentes en los tejidos vegetales y en los microorganismos fotosintéticos. Entre los tejidos vegetales, los que tienen un color amarillo anaranjado son particularmente ricos (ya que estos factores son directamente responsables de este tipo de coloración) y los que tienen hojas.

El papel vital de la vitamina A

En nuestro cuerpo, la vitamina A desempeña muchas funciones vitales. Por ejemplo, es crucialBeneficios de la vitamina A para el funcionamiento regular de la retina y la vista.

Actúa como cofactor en varios sistemas enzimáticos y es esencial para el crecimiento óseo y para la función testicular y ovárica. También interviene en el desarrollo embrionario, regulando el crecimiento y diferenciación de los tejidos. Los carotenoides son importantes principalmente por su acción antioxidante.

La vitamina A protege y mantiene la piel, el cabello y las membranas mucosas saludables, fortalece el cuerpo contra las infecciones pulmonares y es útil en el tratamiento del acné, forúnculos y úlceras cutáneas (aplicada externamente).

Como todos los antioxidantes, participa en la reducción de la inflamación al combatir el daño de los radicales libres. Consumir una dieta rica en antioxidantes es una forma de ralentizar naturalmente el envejecimiento y garantizar un apoyo válido para el sistema inmunológico.

1. Fortalece la inmunidad

La vitamina A es una verdadera barrera contra las infecciones al aumentar las respuestas linfocíticas contra los antígenos que causan enfermedades.

Mantiene las membranas mucosas húmedas para asegurar una mejor inmunidad y también mejora la actividad de los glóbulos blancos. No solo evita que los gérmenes entren en su cuerpo, sino que también ayuda a combatir las infecciones, lo que garantiza una doble protección del núcleo.

La vitamina A puede ayudar especialmente a la inmunidad de los niños. Un estudio realizado en Londres encontró que los suplementos de vitamina A reducen la mortalidad infantil en un 24% en los países de ingresos bajos y medios. El estudio también encontró que la deficiencia de vitamina A en los niños aumenta su vulnerabilidad a infecciones como la diarrea y el sarampión.

2. Mejora tu vista

La vitamina A puede ayudar a mejorar la visión. Permite que los ojos se adapten a los cambios de luz, los mantiene húmedos y también mejora la visión nocturna.

Puede prevenir muchas afecciones, como ojos secos y ceguera nocturna, al aumentar la adaptabilidad del ojo humano tanto a la luz brillante como a la oscuridad. El retinol ayuda a la formación de violeta visual en los ojos, lo que puede mejorar la visión y garantizar una retina saludable.

También puede reducir significativamente el riesgo de cataratas y degeneración macular, que comúnmente se asocia con el envejecimiento.

3. Cuida la piel

La vitamina A ayuda a mantener el cuerpo libre de radicales libres y toxinas que podrían dañar la piel. Estimula los fibroblastos, que son las principales células en el desarrollo del tejido conectivo, y la síntesis de colágeno.

Por lo tanto, ayuda a mantener la piel suave y flexible asegurando la retención de agua, evitando así la sequedad, la queratinización y afecciones de la piel como la psoriasis.

4. Retrasa los signos del envejecimiento

Siempre como fuente de antioxidantes, la ingesta de vitamina A resultante del consumo de alimentos ricos en carotenoides protege la piel de los rayos UV, de la aparición de arrugas y manchas de la edad. Puede ralentizar el proceso de envejecimiento al mejorar la salud general de la piel.

5. Mejorar la salud ósea

Esta vitamina esencial fortalece los huesos y los dientes. Estimula la formación de dentina, una capa de material duro justo debajo de la superficie de los dientes, aumentando así su resistencia.

6. Evita la formación de cálculos urinarios.

La vitamina A previene los cálculos urinarios debido a la formación de fosfato de calcio. También ayuda a mantener en forma el revestimiento del tracto urinario, lo que reduce la posibilidad de que se produzcan cálculos recurrentes.

7. Promueve el crecimiento muscular

Al mantener los huesos sanos, la vitamina A juega un papel esencial para asegurar el crecimiento muscular adecuado en niños y adolescentes, evitando así las posibilidades de desarrollar distrofia muscular.

8. Reduce el riesgo de acné.

La vitamina A ayuda a reducir la producción excesiva de sebo, disminuyendo así el riesgo de acné. También fortalece los tejidos protectores de la piel, mejorando la salud y vitalidad de la superficie cutánea.

También es fundamental para el correcto mantenimiento de los tejidos epidérmicos y las mucosas. Elimina toxinas de tu organismo y depura el sistema gracias a sus propiedades antioxidantes.

9. Previene el cáncer

La vitamina A es un poderoso antioxidante que puede prevenir algunas formas de cáncer debido a su capacidad para controlar las células malignas del cuerpo. Actualmente se sabe que el ácido retinoico desempeña un papel importante en el desarrollo y la diferenciación celular y en el tratamiento del cáncer.

Se ha demostrado que el ácido retinoico suprime los cánceres de pulmón, próstata, mama, ovario, vejiga, boca y piel.

Otro estudio recogió numerosas referencias que demuestran los resultados del ácido retinoico en melanoma, hepatoma, pulmón, mama y próstata. Los investigadores han encontrado nueva evidencia que indica que los mecanismos moleculares del ácido retinoico pueden controlar el destino de las células cancerosas.

10. Repara las telas

La vitamina A desempeña un papel importante en la sustitución de tejidos viejos y gastados por otros nuevos, así como en el mantenimiento de huesos y dientes fuertes.

11. Reduce los niveles de colesterol

La vitamina A reduce los niveles de colesterol en sangre, lo que lo protege de los riesgos graves de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

12. Protege el sistema reproductivo

Esta vitamina es ampliamente conocida por ayudar a la salud y la función del sistema reproductivo. Es esencial en el proceso químico en el que el colesterol se transforma en estrógeno femenino y andrógeno masculino. Una cantidad insuficiente de estas hormonas sexuales provoca una degeneración de los órganos reproductores.

Advertencias para tomar vitamina A

Dado que la vitamina A es insoluble en agua, mientras que es fácilmente insoluble en acetona, grasas, aceites y éter, forma parte del grupo de vitaminas liposolubles, por lo que se debe prestar atención a la cantidad máxima de ingesta.

Como se sabe desde hace mucho tiempo, la vitamina A es, junto con la vitamina D, la única que puede causar daños graves (problemas hepáticos, fenómenos depresivos hasta suicidio y otros problemas nerviosos, daños en los huesos y articulaciones y en el feto, durante el embarazo) si se toma en cantidades superiores a las recomendadas.

¿Cuál es la dosis efectiva?

La dosis diaria recomendada es de 5,000 UI por día, aunque la dosis óptima es de 8,000 UI. En los Estados Unidos, investigaciones recientes han llevado la dosis de ingesta diaria a 10,000 UI. En sujetos sanos, una dieta balanceada cubre fácilmente la cantidad necesaria.

Tomar un multivitamínico que contenga vitamina A no debe exceder las dosis de 1,000-5,000 UI.

Si se necesita un suplemento (fumadores, diabéticos, bebedores, etc.), el médico tratante debe evaluar la dosis y cualquier preferencia de otros suplementos como el betacaroteno.

Se debe prestar especial atención a la administración de esta vitamina a niños y ancianos.

“Las noticias y los datos contenidos en este artículo son solo para fines informativos. No están destinados a proporcionar asesoramiento médico y no sustituyen el consejo de su médico. Ni el editor de saluteopinioni.it ni el autor asumen la responsabilidad de cualquier posible consecuencia vinculada a cualquier tipo de tratamiento o dieta llevada a cabo en base a la información contenida en este artículo. Antes de emprender un tratamiento, es recomendable buscar la opinión de su médico u otro profesional sanitario «

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar