Los 9 mejores espumadores de leche para empezar bien el día

El matiz entre un buen espumador de leche y el mejor espumador de leche que hay puede marcar la diferencia entre un mal o un gran comienzo del día: por eso, por la mañana, cuando preparo mi capuchino, siempre espero que la crema espumosa esté ahí, encima del mi café, esperándome.

Ya sea que llueva o haga sol afuera, ya sea que haya leche entera o leche desnatada en el refrigerador, ya sea solo en compañía, la presencia de esa espuma (o leche batida en caso de que esté buscando un café con leche simple) es nota tranquilizadora, rutina, que me permite empezar bien el día (o al menos intentarlo)

Por eso he probado muchos productos para tener esa barra de capuchino sin tener que salir de casa. Además, los espumadores de leche ayudan a ahorrar a largo plazo: un capuchino al día tiene su peso en el gasto mensual.

El mejor espumador de leche

¿Cuál es el mejor espumador de leche?

Existe una gran diferencia de uso entre el espumador de leche eléctrico y el manual. Los espumadores de leche eléctricos (la máquina o el espumador de leche eléctrico) deben estar conectados a la toma de corriente o funcionar con pilas AA pero permiten un uso fácil y rápido, y el resultado suele ser mejor que el espumador de leche manual, que requiere más esfuerzo con el uso del pistón.

En esta lista he analizado los mejores espumadores de leche eléctricos (o los mejores espumadores de leche, si lo prefieres ), porque me gusta ser práctico (y holgazán, sobre todo holgazán).

A continuación te presentamos los mejores espumadores de leche:

1. Espumador Cappuccino Simpletaste: el mejor para un uso fácil

Es un modelo particularmente versátil, ideal para bebidas frías, calientes y leche calentada. Con un solo botón tiene una gestión completa de la máquina, en nombre de la máxima facilidad. Gracias a la base giratoria de 360 ​​°, se puede desmontar para facilitar su manejo.

El látigo que se fija con imán dentro del aparato sin orificios de gancho y otros mecanismos asegura que no haya fugas, ningún atasco y una fácil limpieza. El espumador de leche tiene un mango diseñado para un agarre firme, resistente al calor y con silicona antideslizante.

La capacidad máxima es de 250 ml. La función de apagado automático garantiza un funcionamiento seguro

2. Espumador de leche Ratel: lo mejor para carga USB

Está diseñado con una batería incorporada de 1200 mAh que se recarga en modo usb, garantizando una autonomía de unos 90 minutos. Ofrece tres velocidades de uso: a 4000 rpm para mezclar ingredientes, preparar salsas, batidos y leche en polvo; 5500 rpm para mezclar leche, huevos, café u otras bebidas; a 7000 rpm para producir leche, café, leche y espuma de chocolate caliente.

Su estructura es robusta, ligera y segura con cabezal mezclador en abs y acero inoxidable 304 grado alimenticio. Se incluyen dos batidores en espiral de acero inoxidable.

3. Espuma Clatronic MS 3089 – Lo mejor para pequeños y eficientes

Lo que llama la atención de inmediato en este modelo es su mini estructura, que lo hace práctico, manejable y siempre listo para usar. Es muy cómodo de sujetar gracias a su cuerpo softouch.

Te permite preparar un capuchino perfecto en unos momentos, solo sumérgelo en la bebida y aprieta el botón. Disponible en varios colores, tiene un batidor de acero inoxidable.

4. Espuma de leche fría y caliente Severin: lo mejor para la función de chocolate

Su funcionamiento por inducción permite el montaje tanto en caliente como en frío. Tiene una función especial de «chocolate» para preparar un chocolate caliente obtenido a partir de trozos de chocolate entero. Tiene un diseño compacto y elegante con un selector de luz LED de 360 ​​°.

El práctico pico le permite verter su bebida de forma precisa y creativa. El indicador de estado rojo / azul para funcionamiento en caliente o frío y la señal acústica final completan su funcionamiento. Es fácil de limpiar gracias a la ausencia de quemaduras de leche y al recipiente de acero inoxidable apto para lavavajillas.

5. Espumador de leche automático Arendo: lo mejor para la oficina

Uno de los mejores que he probado, comprado hace un año para mi oficina: permite batir hasta 2 capuchinos a la vez (hay niveles en la taza) gracias a la capacidad máxima de 200 ml.

Tiene tres funciones (espumar leche caliente, espumar leche fría y calentar leche sin espumar) y lo hace en tan solo 1 minuto y 20 segundos. También lo conseguí por el diseño antideslizante y la imposibilidad de romperse con tanta facilidad y sin duda es una de las mejores compras que se hacen en el ámbito profesional (quien no se despierta bien no pesca). Pequeño truco: Se conecta con un enchufe «Schuko» y en Italia, para que funcione, se necesita un adaptador (Desde 1 euro y 50 céntimos).

6. Espumador de leche con sistema de inducción Severin: lo mejor para un lavado fácil

El Severin tiene 4 temperaturas seleccionables y calienta hasta 700 ml de leche al mismo tiempo (digamos que son 3 capuchinos).

Usarlo es realmente fácil: ajuste la temperatura a 55 grados, agregue la leche al nivel mínimo, agregue azúcar y comience el Severin. Una vez ensamblado, se agrega el café.

Una nota realmente positiva se refiere a la facilidad de lavado. La cabeza se retira y se lava en el lavavajillas, evitando que la idea de lavar le quite el placer al capuchino que acaba de disfrutar.

Como puedes ver online, el espumador de leche no es muy pequeño, pero para montar muchos capuchinos al mismo tiempo es normal que no lo sea.

7. Espumador de leche Bialetti: lo mejor para estructuras compactas

No poner un Bialetti en esta lista sería una locura y esta máquina es muy útil gracias a su forma alargada que ahorra espacio y una capacidad máxima de 115 ml (2 capuchinos). También es cierto que las Bialetti suelen ser buenas máquinas y funcionan bien juntas: siempre se recomienda comprarlas junto con la máquina de café de la misma marca.

Se necesita un poco de atención para insertar la cantidad correcta de leche: los niveles son visibles dentro de la máquina, pero es difícil verlos cuando comienza más de una ronda de capuchinos.

8. Espuma de leche clatronic: lo mejor para la versatilidad

El Clatronic es un todoterreno: normalmente no escribo todos los datos técnicos de un producto pero en este caso es necesario indicar los 600W de potencia, la función de calefacción integrada, las 15.000 RPM, el uso inalámbrico y la capacidad de 450 ml. lo que lo convierte en un excelente aparato no solo para espumar leche (un trabajo que hace muy bien) sino que también puede usarse para muchas otras cosas (como chocolate u otros alimentos amalgamables).

9. Cappuccinatore Scanpart: lo mejor para llevar sobre la marcha

El ScanPart es el nivel de entrada de los espumadores de leche: cuesta muy poco, se puede llevar a la casa de un amigo (dado su pequeño tamaño) y es un dispositivo resistente. Tiene una potencia decente, no comparable a la de artículos anteriores, pero hace su trabajo.

Tiene un mango ergonómico de goma que permite un buen agarre. Pequeña nota: con el tiempo, el botón utilizado para el encendido necesitará más fuerza para presionarse.

Con todo, es un producto duradero, especialmente contando con el increíble precio. Tenga en cuenta que se requieren 2 baterías (a comprar por separado)

¿Qué es el espumador de leche?

mejor espumador de leche

¿A quién no le gusta levantarse y desayunar con un capuchino de espuma compacta o una leche suave? Es uno de los placeres sencillos que te prepara con una sonrisa para afrontar el día, casi como ser atendido en la barra por un profesional. Pero en el pasado, si querías disfrutar de este momento, tendrías que comprar una máquina de café expreso con boquilla de vapor solo para hacer espuma.

Habría sido un ejercicio muy caro para la economía de su hogar, ya que las máquinas de café expreso profesionales equipadas con los accesorios adecuados y, por lo tanto, una buena potencia para hacer vapor (no una simple máquina de cápsulas) puede partir de un precio de 600 euros en. Francamente, no vale la pena gastar tanto dinero solo para espumar la leche.

Afortunadamente, este ya no es el caso. Ahora tenemos unos batidores eléctricos que gracias a su movimiento giratorio crean una deliciosa espuma para completar el desayuno de la mañana como más nos guste. Son diez veces más baratos y se enfocan en hacer una tarea y hacerlo bien: producir espuma con gran sabor y textura.

¿Cómo se forma la espuma?

El capuchino se inventó alrededor de la década de 1930, cuando el desarrollo técnico de las máquinas de espresso llegó al punto de ofrecer vapor y presión. De esta forma se logró incorporar aire a la leche y calentar la leche para transformar grasas y proteínas, creando esa deliciosa espuma que caracteriza a uno de los símbolos de nuestro país.

El nombre capuchino proviene de la sotana de los frailes capuchinos, que es de color marrón muy oscuro con capuchino blanco, ¡una mezcla perfecta de café y leche!

Aunque fueron los italianos los que inventaron el capuchino, las técnicas de elaboración no son tan conocidas en nuestros bares, y es una lástima, porque los lugares donde se bebe un buen capuchino suelen tener renombre, y hacerlo bueno y quizás hasta bonito puede darle una excelente ventaja competitiva. Si, por el contrario, sabes que una determinada barra no ofrece una espuma perfecta, puedes evitar pedir un capuchino.

Incluso en el proceso doméstico, por tanto, debemos tener en cuenta, aunque la técnica nos proporcione herramientas distintas a las de la barra, algunas precauciones porque espumar leche para capuchino significa hacer una espuma de leche, no una espuma de leche. El objetivo al que debes esforzarte para hacer un capuchino perfecto es espumar una leche que no tenga burbujas grandes sino una crema voluptuosa muy fina, algo que al degustar dará una magnífica sensación cremosa al paladar y que durará mientras te quedes. leyendo el periódico en la mesa mientras desayunas, sin desaparecer y dejar un triste latte.

¿Qué técnicas para espumar la leche?

vaporizador de leche

Hay tres reglas básicas en la técnica de espumado de leche en la barra: la posición de la punta del tubo de vapor (o de los orificios de salida del vapor) con respecto a la superficie de la leche; control de la temperatura de la leche; la correcta ejecución del monte.

La posición de la jarra es siempre vertical para tener la mejor alineación de los orificios de salida de vapor. Estos agujeros deben estar medio centímetro por debajo de la superficie de la leche y como esta última sube y luego sube, debes «seguirla» gradualmente hacia abajo con la jarra.

El procesamiento de la leche se divide en dos partes, la primera donde tiene lugar el verdadero «batido» que va de 4 ° a 37 ° y en la que creamos la nata incorporando aire de nuestra leche. En el segundo, donde va desde los 37 ° hasta los 55/60 °, la nata se pule girando únicamente la leche manteniendo la punta del vaporizador debajo de la superficie del líquido.

La leche debe ser emulsionada solo una vez y por esta razón es importante tener disponibles jarras de leche de varios tamaños para limitar el desperdicio: una jarra de leche de 500 ml será perfecta para 2 capuchinos mientras que quizás una más pequeña de 350/250 ml sea ideal para un capuchino.

Finalmente, después de batir, la amalgama de leche y espuma es de fundamental importancia, lo que permite verter un capuchino perfecto.

¿Batir la leche con un espumador de leche?

Aparte del biberón… el método más económico de preparar leche con espuma, tanto fría como caliente, implica el uso de una pequeña herramienta que funciona con pilas: el espumador de leche.

Para utilizar este dispositivo con éxito, debe practicar un poco. Cuando hayas aprendido a usarlo, te dará una gran satisfacción: gracias a la espuma que produce puede más del doble del volumen de leche. A la hora de usarlo es importante que la lavadora esté justo debajo de la superficie de la leche, la finalidad es incorporar la mayor cantidad de burbujas de aire al líquido: como ya hemos visto, así es como la leche se vuelve espumosa y sobre todo espumosa.

Simplemente incline la taza mientras la sostiene firmemente con una mano y suba y baje la arandela giratoria con la otra. El espumador de leche de inmersión es la herramienta más barata para obtener una espuma densa y comparable a la de la barra que se puede encontrar fácilmente en canales de venta online como Amazon por unos pocos euros.

¿Qué tipos de espumadores de leche?

Existen diferentes tipos de espumadores de leche, veamos algunos.

Espumador de leche eléctrico: un espumador de leche eléctrico automático se parece a un pequeño procesador de alimentos. El tipo eléctrico es muy recomendable para las personas a las que les gusta hacer muchos capuchinos de una sola vez. También puede espumar una gran cantidad de leche. Es más caro que los modelos básicos, pero funciona rápido y algunos tipos incluso pueden calentar la leche durante el proceso de formación de espuma.

Varios modelos también están equipados con un pequeño generador de vapor incorporado para hacer posible la espuma en un solo paso. Con este dispositivo, puede ahorrar dinero en café y tener su propia taza de barista en casa. Esto significa que ya no tendrás que ir a desayunar en tu bar favorito cada vez que quieras disfrutar de un delicioso capuchino o un café macchiato como un auténtico profesional: puedes hacerlo cómodamente en casa de forma rápida y sencilla cuando quieras.

Un aparato similar también puede tener un uso múltiple: puedes hacer frappé y también puedes usarlo para hacer chocolate caliente.

Espumador de leche a batería El espumador de leche a batería es un tipo de espumador de leche eléctrico, poco utilizado porque la batería no te da la seguridad de tener siempre la máxima potencia disponible al alcance de tu mano.

Espumador de leche de inducción magnética – Es la última innovación tecnológica disponible en el mercado (y por esta razón cuesta un poco más que los otros tipos). La principal ventaja de un espumador de leche por inducción magnética es que es posible calentar la leche mientras se forma la espuma, que gracias a la electrónica es muy densa. Es un pequeño electrodoméstico que hace todo por sí solo, simplemente conéctelo a una toma de corriente. Consta de una base de inducción sobre la que se coloca una jarra de acero inoxidable con tapa y dos ruedas: una lisa si solo quieres calentar la leche (o el chocolate, o el latte) y una moleteada si quieres que se monte mientras la calientas..

Motorizado Bata La motorizados batidor se acciona eléctricamente a través de una batería integrada. La hélice está montada en una estructura de rompeolas helicoidal que ayuda a arrastrar el aire y se suministra como un dispositivo portátil. Los rápidos movimientos de giro hacen que la leche se haga espuma, creando grandes burbujas en la mezcla. Esta unidad debe usarse con precaución ya que puede causar que el recipiente se astille si se maneja de manera incorrecta.

Usando este dispositivo en particular, se hace una espuma de cualquier consistencia deseada. El funcionamiento es muy sencillo, solo sumerge la punta del batidor en la mezcla, presiona el botón de inicio, mueve la unidad poco a poco mientras está burbujeando y tendrás la bebida cremosa en segundos. Recuerde no encender la corriente antes de sumergir el batidor en la leche, de lo contrario la leche saldrá de la taza o jarra. Los bigotes motorizados generalmente se compran a precios razonables y son fáciles de limpiar. Como es pequeño y liviano, puede llevarlo o guardarlo en cualquier lugar. Es duradero y ofrece una limpieza fácil con poco o ningún mantenimiento.

Espumador de leche manual: el espumador de leche manual cuenta con un émbolo unido a una espiral de malla, que se encuentra dentro de una taza de acero inoxidable. Los espumadores de leche de émbolo manuales suelen ser baratos y fáciles de usar. Sin embargo, para crear una buena espuma, debes duplicar el esfuerzo ya que haces todo el proceso a mano. Además, es mejor comenzar con leche que ya esté parcialmente calentada. El procedimiento generalmente toma de 3 a 10 minutos y depende de la consistencia que desee que tenga la espuma. Para que la operación sea más eficaz, se recomienda espumar pequeñas cantidades de leche a la vez. Como todos los dispositivos de espuma, no requiere un mantenimiento especial.

¿Ventajas de utilizar el espumador de leche?

Con una sencilla herramienta como el espumador de leche podrás disfrutar de la experiencia de un capuchino o un macchiato desde la barra desde la comodidad de tu hogar, sin hacer colas y sin gastar mucho. Pero existen otros beneficios que hacen que valga la pena comprar un espumador de leche para usar en casa.

Ayude con su dieta – Muchos planes de dieta hoy en día sugieren que mezcle preparaciones en polvo con bebidas y café para darle suficiente energía, pero tienen poca consistencia y poca satisfacción. Además, con la opción de leche de almendras, coco, soja y anacardo junto con muchas otras, puede tener leche descremada. Un espumador de leche puede ayudarlo a preparar una bebida en polvo aún mejor al espumar primero la leche. Obviamente, la preparación no debe verterse directamente en el espumador de leche porque estos dispositivos no están hechos para mezclar polvos de ningún tipo. Puedes desnatar la leche y verterla en el vaso con el polvo y luego mezclar.

El tiempo es dinero: el tiempo en el mundo ultrarrápido lo es todo. Puedes levantarte de la cama y prepararte un delicioso café con leche caliente sin tener que hacer cola dos veces, una para pedir y la segunda para esperar tu café. Así descubres que la comodidad de tener todo en casa de forma tranquila es una gran satisfacción. Un espumador de leche puede espumar la leche en menos de dos minutos. Puede hacer capuchino mientras se viste para el trabajo o mientras cocina.

Variedad de bebidas – Cappuccini, latte macchiato, batidos… la variedad de bebidas que puedes preparar con un espumador de leche es asombrosa. Si te gusta la leche fría o caliente, o quieres una espuma rica y cremosa, o si quieres una crema adecuada para tu espresso, un espumador de leche puede ayudarte a tener un tipo de café diferente todos los días de la semana.

Ahorra dinero: comprar los ingredientes para un delicioso café con leche te permite darte cuenta de cuánto dinero recargas en un capuchino en una cafetería y cuánto te costaría menos consumirlo en casa. Tomarse un café en la barra una o dos veces es un placer, pero con el tiempo el precio ahorrado te puede ahorrar mucho dinero con el que podrás hacer mil cosas… ¡incluso viajar, y no solo con tu imaginación! Hacer capuchino en casa con un espumador de leche puede ahorrarle cientos de euros al año.

Frescura inigualable: ¿sabe qué tan bien saben los alimentos frescos? Cuando consigues tomar un café caliente, con granos recién molidos, al que le agregas leche caliente en forma de espuma, tus papilas gustativas quedan encantadas. Todos estos momentos hay que saborearlos lentamente, desde que se prepara el café hasta que finalmente llega a tus manos. Un espumador de leche casero le ayuda a disfrutar de la delicia del café utilizando la leche más fresca que pueda tener. También es más saludable: la preparación de bebidas casera minimiza su exposición a las bacterias que causan el resfriado y otras infecciones, manteniéndolo en la mejor forma.

Control de calidad – No siempre es posible controlar los ingredientes que compra el bartender y por tanto no se sabe si su elección se basa en la calidad. Un espumador de leche casero te permite utilizar siempre productos orgánicos y los ingredientes más saludables para tu café. Puedes comprar granos de café orgánico, leches de todo tipo, sabores naturales a voluntad. Sabes lo que compras, desde tipos de café hasta marcas de leche. La limpieza y el tamaño de las porciones también son factores importantes. Si lo hace usted mismo, no tendrá que ver varias veces la espuma en la jarra de la barra calentada, quizás mezclando los restos de leche de preparaciones anteriores….

¿Qué consideraciones antes de comprar un espumador de leche?

Al comprar un espumador de leche para uso doméstico, primero debe hacer algunas consideraciones prácticas.

Uso: ¿con qué frecuencia planea usar el espumador de leche? ¿Quieres usarlo más por la mañana antes del trabajo o más en tu tiempo libre?

Estas son las preguntas que debe hacerse antes de comprar el tipo adecuado para usted porque lo ayudarán a identificar ese electrodoméstico en particular que satisfaga sus necesidades. Si compra un modelo solo porque es el más barato disponible, es posible que se dé cuenta de que necesita una unidad más automatizada porque se tarda demasiado en hacer un gran capuchino antes de trabajar. Por lo tanto, probablemente terminará escondiéndolo en un gabinete de cocina y nunca más lo usará.

Sin embargo, si compra una unidad de alta gama pero solo necesita un dispositivo simple para realizar algunas operaciones, habrá pagado por funciones que nunca usará.

Trate de pensar en lo que realmente necesita y con qué frecuencia cree que lo usará. Esto evitará la compra impulsiva basada en características o precios estratosféricos, y garantizará que no desperdicie su dinero.

Limpieza – Ah, limpieza. Este es un tema que ninguno de nosotros ama particularmente. La buena noticia es que la mayoría de los espumadores de leche son muy fáciles de limpiar. Algunos simplemente se pueden enjuagar bajo un grifo, mientras que otros deben lavarse a fondo o incluso otros se pueden lavar sin esfuerzo en un lavavajillas.

Cuanto más utilice el espumador de leche, más a menudo tendrá que limpiarlo. Si desea algo simple de usar, entonces una unidad manual o una que sea apta para lavavajillas sea probablemente la que se adapte a sus necesidades.

Precio: el precio siempre es algo importante a considerar. A veces, el costo de un dispositivo aumenta según las funciones ofrecidas; sin embargo, es posible que el dispositivo más caro no tenga necesariamente las mejores funciones para usted.
Cuando compras online tienes la posibilidad de comparar diferentes modelos, de comparar su funcionalidad en relación al precio pero sobre todo tienes la posibilidad de formarte tu propia opinión leyendo las reseñas de usuarios que se han enfrentado a la misma ruta de compra antes que tú.

Conclusiones

Un cappuccinatore permite transformar una simple leche en una crema espesa e impalpable, para crear bebidas como en la barra. Sus funciones pueden variar significativamente de una máquina a otra: van desde un simple espumador de leche con batidor, hasta verdaderos dispositivos multitarea que también te permiten crear chocolate.

En la redacción hemos elegido el modelo Simpletaste, que se aprecia no solo por su versatilidad, sino también por su facilidad de uso. Se puede separar de la base para un fácil manejo. La empuñadura de silicona antideslizante ofrece un agarre firme y no se sobrecalienta.


Preguntas frecuentes

¿Existe alguna diferencia entre un modelo de gran capacidad y uno más pequeño?

La única diferencia es que los espumadores de leche más grandes pueden preparar más espuma. Cuando se trata de la consistencia de la espuma, no hay una diferencia notable entre los diferentes modelos de tamaño.

¿Qué leche es la mejor para usar?

Aunque la elección de la leche no afecta en gran medida las propiedades de la espuma, es posible obtener una espuma suave a partir de la leche entera. El porcentaje de grasa en la leche afecta la consistencia y suavidad de la espuma.

¿Cuál es la forma más rápida de conseguir espuma?

El cappuccinatore eléctrico produce burbujas más rápido que un modelo manual. En cuanto al tipo de leche, se sabe que la leche desnatada tarda menos en formar espuma debido a la falta de grasa.

¿Puedo también hacer espuma con mi leche de almendras favorita?

Eso sí, basta con utilizar un espumador de leche eléctrico o manual y en unos pocos pasos podrás obtener el resultado que deseas.

¿Es mejor un espumador de leche de aluminio o acero inoxidable?

Aunque el aluminio se calienta más rápido que el acero inoxidable, también pierde calor a un ritmo más rápido. En caso de que su espumador de leche se use con frecuencia, es preferible un producto de acero inoxidable por sus beneficios para la salud.

Muchos electrodomésticos incorporan piezas de aluminio a pesar de que tienen una jarra de acero inoxidable. Esto se debe al hecho de que el aluminio ayuda a conducir el calor más rápidamente.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar