¿Cuál es la mejor panificadora?

El sabor y el olor del pan recién hecho podrían incluirse legítimamente entre los mayores placeres de la vida que se pueden experimentar.mejor panificadora 2016Desafortunadamente, sin embargo, no siempre es posible comprar pan recién horneado. Desafortunadamente, la vida tiende a ser agitada y no todos tienen tiempo para ir al panadero todos los días. El pan envasado puede ser bueno, pero seamos sinceros… no es lo mismo, desafortunadamente.

La solución podría ser prepararlo usted mismo, pero, igualmente, llevaría mucho tiempo y, lamentablemente, no todos tienen las habilidades manuales adecuadas. ¿Qué hacer entonces? ¿Darlo por vencido?

¡Obviamente no! Afortunadamente para nosotros, existen máquinas especiales que te permiten preparar pan sin el menor esfuerzo y en muy poco tiempo. Estas son, de hecho, máquinas de pan. Lo sabemos: crees que son herramientas demasiado complicadas de usar, demasiado engorrosas, demasiado caras…

¿Y si te dijéramos que ese no es el caso? El funcionamiento de las máquinas de pan es extremadamente simple e intuitivo; literalmente, incluso un niño podría ponerlas a trabajar. A menudo es necesario poner los ingredientes en la canasta, seleccionar un programa y la máquina lo hará todo por sí sola, advirtiéndole cuando su pan esté listo. No solo eso: podrás preparar deliciosos postres y sabrosos aperitivos.

¿Todavía no está convencido? Estamos aquí para esto. Hemos probado varias máquinas de pan, y estamos listos no solo para enumerar los que creemos que son los cinco mejores modelos actualmente en circulación, sino también para mostrarles lo mejor de este tipo de máquinas. Hablaremos de las diversas funciones, las diferencias entre modelo y modelo, precios, pequeños obsequios, con el fin de darle una imagen general pero lo más precisa posible.

¡Estamos seguros de que, al final del artículo, harás una pausa para comprar uno propio!

Elija la mejor máquina para hacer pan

Obviamente, la elección de una máquina de pan adecuada para usted está influenciada por varios factores objetivos.

Cada máquina es diferente a las demás, tanto en tamaño como en opciones de uso. Dependiendo de sus necesidades, es posible que prefiera cambiar a un determinado producto en lugar de otro. Veamos juntos, entonces, cuáles son los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir y comprar una panificadora.

Tamaño del pan

No todas las máquinas le permiten obtener una barra del mismo tamaño. Generalmente van desde panes pequeños de alrededor de medio kilo, hasta panes de unos dos kilos, a veces incluso más. Obviamente, la elección depende de usted: ¿cuánto pan desea producir? Quizás los que tienen una familia numerosa estarán más interesados ​​en comprar una máquina que produzca más pan con una sola cocción, mientras que los solteros y las parejas tendrían una barra pequeña «suficiente». Algunas máquinas, para superar el «problema», permiten utilizar diferentes cestas, para preparar panes de diferentes tamaños y, en consecuencia, de diferente peso. Obviamente, estas son las máquinas más versátiles, generalmente un poco más caras.

Forma de pan

Asimismo, existen máquinas que permiten preparar panes de diferentes tamaños: generalmente redondos, rectangulares o cuadrados. Aquí también depende de máquina a máquina: algunas, como veremos, no dan la posibilidad de cambiar la sartén por otra diferente, otras sí. Al cambiar la sartén con una forma diferente, por supuesto, obtendrá diferentes formas de pan.

Bandeja de pan

Los moldes para pan pueden ser desmontables o fijos. Generalmente es mejor elegir máquinas que den la posibilidad de quitar y volver a colocar la sartén, tanto por un factor de versatilidad, para cambiarlas con sartenes de diferentes tamaños y formas, y sobre todo por una cuestión de practicidad: son más fáciles de lavar, y sobre todo es posible reemplazarlos sin problemas en caso de que se rompan o dañen.

Retraso del temporizador

Algunas máquinas de pan le permiten insertar ingredientes e iniciar funciones con un cierto «retraso» elegido por el usuario. De esta forma, si lo desea, el usuario puede decidir poner los ingredientes en la canasta y programar la máquina para que por la mañana, al despertar, pueda encontrar pan recién horneado. Evidentemente, esta no es una función indispensable, pero ciertamente es muy conveniente.

Programas rápidos

Exactamente como la función que acabamos de describir: no esencial pero muy cómoda. Algunas máquinas le permiten preparar pan en un período de tiempo más corto de lo normal. Puede resultar muy útil en caso de emergencia, por ejemplo por la llegada de invitados inesperados.

Los programas rápidos pero no se limitan a esto. A menudo, las máquinas de pan son capaces de memorizar ciertos programas, de modo que el usuario pueda iniciarlos, después de ingresar todos los ingredientes, presionando un solo botón, sin tener que seguir la «receta» paso a paso.

Sin duda son funciones muy convenientes para quienes no tienen la paciencia, las ganas o el tiempo para seguir la receta en todo momento. Casi todas las máquinas de pan modernas permiten ahora su explotación.

Las 5 mejores máquinas de pan baratas

Las mejores críticas

Por supuesto, lo mejor que puede hacer es revisar las diversas reseñas en la web. ¡Pero ten cuidado! Dependiendo de las necesidades, los usuarios pueden dar opiniones diferentes. Sepa cómo «rozarlos» con cuidado y tómelos con la distancia debida.

Usar una máquina de pan

Usar una máquina de pan es muy simple, pero aún así es necesario tomar algunas pequeñas precauciones y seguir ciertos procedimientos. A continuación, encontrará algunos pequeños consejos sobre el uso correcto de una máquina de hacer pan, para obtener un pan suave y sabroso y, sobre todo, para no dañar la máquina.

Siga las instrucciones cuidadosamente

Este es un paso extremadamente importante. Muchas personas creen (erróneamente) que pueden realizar cambios en las recetas y, en general, en las instrucciones de uso de la máquina.

No es tan. Incluso una pequeña variación en la receta podría arruinar no solo la comida, sino también la maquinaria. Siga estrictamente tanto las instrucciones de uso como las instrucciones del recetario, sin tomar iniciativas propias y / o particulares. Por otro lado, si te dan ciertas indicaciones habrá una razón, ¿verdad? ¡No tendrás nada que temer!

Antes de usarlo, límpielo.

Sobre todo, y obligatoriamente, antes del primer uso. No es raro que se depositen residuos o polvo en la canasta, que obviamente en caso de no limpiar terminarían directamente en el pan y luego… en el estómago.

Apostamos a que no le atrae la idea, ¿verdad? Los métodos de limpieza varían de una máquina a otra, algunos incluso le permiten usar un programa especial, después de agregar agua al tambor.

También en este caso, siga estrictamente las instrucciones dadas en el manual de instrucciones, para evitarle problemas y, sobre todo, para evitar dañar la máquina con procedimientos incorrectos.

Asegúrate de que los ingredientes estén a temperatura ambiente.

No todos le prestan atención, pero este también es un paso extremadamente importante: los ingredientes, antes de encender la máquina, deben estar necesariamente a temperatura ambiente.

Algunas máquinas, generalmente las más modernas, tienen un tiempo de espera antes de iniciar la receta precisamente para permitir que se alcance la temperatura adecuada para todos los ingredientes. Sin embargo, las máquinas que no las tengan podrían resultar dañadas.

No solo eso: obviamente tu pan sería… ¡una verdadera mierda! Por lo tanto, trate de tener cuidado y haga que los ingredientes alcancen la temperatura ambiente antes de comenzar su receta.

Retire las cuchillas

Este, sin embargo, no es un paso obligatorio, sino un consejo para quien quiera seguirlo. La cesta de pan tiene cuchillas en la base para romper y mezclar los ingredientes. Dejar estas cuchillas después de la cocción causará un «agujero» en la base del pan.quitar-las-cuchillasEsto no es nada serio, es simplemente antiestético. Si esto le molesta y la máquina tiene cuchillas extraíbles, puede retirarlas justo antes de que comience el proceso de cocción.

Aquí también, las máquinas que te permiten hacer esto obviamente tienen instrucciones especiales para hacerlo sin dañar la máquina y sin lastimarte… ¡síguelas! Desafortunadamente, no todas las máquinas le permiten hacer esto, tenga esto en cuenta. Algunos tienen cuchillas «fijas» que, lamentablemente, no se pueden quitar. En ese caso, tendrá que «soportar» la visión del agujero.

Deja que el pan se enfríe inmediatamente.

Esto también es, más que cualquier otra cosa, un consejo de cocina. Si es posible, no deje el pan en la máquina incluso después de que la cocción haya terminado.

La razón es muy sencilla: muchas máquinas tienen un sistema de refrigeración, es cierto, pero también es cierto que permanecen calientes durante un período más corto o más largo. Cuando esté cocido, si se deja dentro de la máquina, el pan podría «cocerse demasiado» y quemarse un poco.

Seamos realistas: este no es un problema grave. Sin embargo, si estás cerca y tienes la oportunidad, te recomendamos que saques el pan al final del proceso de cocción, sin dejarlo en la máquina unos minutos más.
¡Advertencia!

Hasta que se haya enfriado por completo, ¡evita cortarlo! ¡Arruinaría la textura!

Limpiar la sartén a mano

Evite por completo, incluso si tiene la posibilidad, poner la sartén en el lavavajillas para limpiarla. Límpielo siempre a mano, utilizando un cepillo de cerdas delicadas o una esponja.

En el lavavajillas, corre el riesgo no solo de abollarlo, sino también de dañar su revestimiento antiadherente.

De esta forma, una vez que se reinicia la máquina, la masa de pan se pegaría a las paredes, a menudo quemarse y volverse difícil de quitar una vez cocida.

¡Así que detenga la pereza y confíe en el esfuerzo! Además, antes de volver a colocarlo en la máquina, asegúrese de que se haya secado completamente para evitar cualquier problema.

¿Por qué debería comprar una panificadora?

Si aún no está convencido, recapitulemos las razones por las que debería comprar una panificadora. En primer lugar, comodidad y facilidad de uso.

Lo único que tienes que hacer, en la mayoría de los casos, es poner los ingredientes en la máquina y esperar a que se cocine tu hogaza, interviniendo muy pocas veces y de forma sencilla y rápida.

Sin embargo, no estamos hablando de ahorrar solo en términos de tiempo, sino también en términos de dinero. Comprar pan fresco todos los días puede no ser fácil (para quienes, por ejemplo, viven lejos de hornos y panaderías), pero también puede resultar relativamente más caro que hacer pan en casa.

Es una herramienta a prueba de principiantes. Podrá obtener un excelente pan casero incluso si no tiene las habilidades manuales adecuadas para cocinar y amasar «usted mismo». El riesgo de cometer errores obviamente se reduce al mínimo, precisamente porque la máquina también proporciona instrucciones extremadamente detalladas para seguir todas las recetas.

Además, por lo general ocupan muy poco espacio, por lo que incluso en las cocinas más pequeñas es fácil encontrar un lugar donde colocarlos, sin que constituyan un desorden o una molestia innecesarios.
Otro punto a favor es la versatilidad de este tipo de dispositivos.

De hecho, no se limitan simplemente a «hacer pan», sino que también te permiten cocinar postres, aperitivos, quiches y mucho más. Evidentemente, solo cambian los ingredientes que se van a colocar en la cesta y los tiempos de cocción.

Por lo general, en cada recetario proporcionado con su máquina de pan encontrará secciones dedicadas a este tipo de alimentos. Puedes dar rienda suelta a tu creatividad, complacer a tus invitados con comidas sabrosas y deliciosas y poder prepararlas en muy poco tiempo y con muy poco esfuerzo de tu parte.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar