Don’t Let It Go: Los 5 mejores pottys para bebés

¿Es hora de quitarle el pañal a su bebé? Entonces, tal vez usted también esté pasando por un momento delicado de transición. En el que está tu hijo estaría listo para usar el baño de los adultos, pero no puede subirlo solo porque es demasiado alto.

Puede resultar muy útil, en este caso, utilizar el mejor orinal para los niños, que les ayude a gestionar sus necesidades de forma independiente.

¿Cuál es el mejor orinal para bebés?

Hay muchas versiones en el mercado. Los más populares son los de marca, como Prenatal y Chicco.

Depende entonces de las preferencias de cada uno y según los hábitos de los más pequeños el preferir elegir el modelo más adecuado, que puede ser espartano y minimalista o, por el contrario, muy vivo y super equipado.

Y la venta online, además de ofrecer siempre el precio más bajo, permite valorar con tranquilidad cada propuesta, con la posibilidad de conocer las opiniones y pruebas realizadas por los usuarios.

A continuación te presentamos los mejores orinales para bebés:

1. Fisher Price P4328 Mi primer baño

Ideal para: facilitar la transición al baño de adultos

Aquí hay un orinal para el primer inodoro para animar a los niños a pasar del orinal al inodoro de los mayores, con muchos detalles realistas como el mango del desagüe y el portarrollos extraíble para insertar el rollo de papel higiénico.

Viene completo con una linda tapa transparente y coloreada, con canciones para aprender (en italiano), sonidos para descubrir y frases alentadoras. El cuenco es extraíble para facilitar la limpieza. Para los niños hay un protector contra salpicaduras.

Se puede adaptar al baño de adultos para facilitar la fase de transición. Funciona con 3 pilas AA.

  • Gracioso
  • Relajante
  • Realista

2. Tomy Disney Mickey Mouse Baby Potty

Ideal para: 3 en 1

Se trata de un modelo con diseños de Mickey Mouse que se puede utilizar como orinal, como taburete y -gracias al asiento desmontable- como inodoro para adultos.

Multicolor y brillante, está equipado con un brazo de lavado y un «hip hip hurrà» para que sentarse sea más agradable y relajante.

El asiento blando proporciona comodidad adicional para el bebé. El producto es fácil de limpiar y la bandeja extraíble se puede vaciar fácilmente.

  • Cómodo
  • Multifunción
  • Higiénico

3. Orinal para niños Fascol

Ideal para: fácil de limpiar

Este animado orinal con mascotas está disponible en verde o rosa. Está diseñado con un práctico recipiente extraíble que facilita al máximo las operaciones de limpieza y desinfección.

También es especialmente cómodo, gracias a su respaldo alto y las dos prácticas asas, que aumentan la seguridad del niño entre otras cosas.

  • Animado
  • Higiénico
  • Cómodo

4. Orinal inteligente BabyBjörn

Ideal para: ecológico

Es un modelo clásico, cómodo y versátil. Gracias a su estructura ergonómica, es particularmente funcional.

El orinal interno facilita el vaciado y el lavado y el borde elevado protege contra derrames. Está hecho de plástico reciclable sin pvc.

  • Ergonómico
  • Higiénico
  • Cómodo

5. Orinal para bebé con respaldo anatómico OkBaby 3891

Mejor para: ergonomía

Su respaldo alto que garantiza el máximo confort para el más pequeño y aumenta la seguridad. El orinal está equipado con un gran recipiente extraíble con fondo redondeado, para permitir una limpieza sencilla, rápida e higiénica.

La estructura está hecha de polipropileno y está disponible en una amplia variedad de colores.

  • Anatómico
  • Práctico
  • Higiénico

¿Necesitas un orinalito para bebé?

Elegir el mejor orinal es tan importante como comprender cuándo es el mejor momento para atraer al bebé a que abandone el hábito de ir al baño con el pañal y poder señalar el momento en que lo necesita.

Pero hay algunos… fallos a tener en cuenta. Es fundamental tener paciencia para no regañarle o hacerle sentir culpable que pueda resultar traumático y minar significativamente su autoestima.

Este momento representa en todos los aspectos un logro pero es solo el primer paso para llevarlo a usar el baño de los adultos. Al principio puede ser necesario levantarlos, esperando a que alcance la altura suficiente para «trepar» de forma independiente.

¿Los mejores orinales para niños?

Entre otras cosas hay que decir que hoy en día, además de orinal-para-niñosmodelos simples, digamos clásicos, como los contenedores de recogida, hay tipos mucho más sofisticados que recuerdan la forma del inodoro de los padres. Estos pueden ayudar al bebé a sentirse cómodo al pasar del pañal al orinal.

Incluso algunos están equipados para descargar con mango, un rollo de papel higiénico. No solo tienen colores alegres, también son brillantes y… sonoros.

De hecho están diseñadas con músicas, sonidos y frases alentadoras, que quizás para nosotros los adultos estén al borde del buen gusto pero que si sirven para animarlos y hacerlos sentir mejor.

Uno se pregunta si vale la pena comprar modelos de orinales «extra lujosos» durante un período que puede ser bastante limitado. Pero dado que se habla bien de estos modelos, es correcto que los vayamos a presentar con la revisión crítica adecuada.

¿Elegir el orinalito para bebés?

La amplia gama de modelos actualmente en el mercado puede resultar confusa al principio. Antes de hacer su elección, es recomendable evaluar algunos aspectos fundamentales del orinal, para asegurarse de comprar el modelo que mejor se adapta a las necesidades específicas del niño. Entre estos, recordamos

  • la estabilidad
  • la comodidad
  • la estructura antideslizante
  • l ‘ ergonomía
  • la altura

¿Características del orinal bebé?

El primer aspecto a considerar, y que no debe pasarse por alto, se refiere a la estabilidad que se espera encontrar en un orinal. El niño debe poder sentirse cómodo y seguro al mismo tiempo. Solo de esta manera, de hecho, puede relajarse y hacer sus necesidades sin ningún pensamiento en particular.

En el mercado no es difícil encontrar un buen orinal para bebés económico que garantice una adecuada estabilidad de la estructura y el asiento.

Además de esto, la estructura no debe deslizarse por el suelo cuando el pequeño se sienta, de lo contrario corre el riesgo de hacer «traseros» involuntarios.

También es importante tener en cuenta la altura del niño. La elección debe preferir los modelos en los que el niño puede sentarse sin tener que ser levantado por un adulto. Asimismo, no deben ser demasiado bajos, evitando el apalancamiento en las extremidades inferiores.

¿Mantenimiento del orinal del bebé?

Una cosa que no debe pasarse por alto es el diseño y la capacidad de recolección del lavabo. La correcta limpieza e higiene del orinal dependen de estos dos aspectos.

La estructura debe poder desinfectarse de forma práctica y rápida. Y si consta de varias partes, debe ser posible desmontarlo rápidamente y sin obstáculos.

Accesorios para orinal bebé?

En el mercado no faltan propuestas formuladas específicamente para que los niños se sientan cómodos.

De hecho, en ocasiones también es necesario «jugar» con aspectos lúdicos o estimularlos para que el pequeño pueda tener la mente libre de preocupaciones y relajarse. Por el contrario, si el acercamiento al orinal es intimidante o se experimenta como un momento de terror, puede tomar más tiempo antes de hacer el cambio.

Por tanto, puedes encontrar modelos coloridos, con bases musicales (canciones reales, frases de incitación, melodías sonoras), con simulador del agua que cae, con iluminaciones y dibujos de personajes de cómics o cuentos de hadas más queridos por los niños.

Es importante tener en cuenta el aspecto no remoto de que un orinal sobre equipado puede entretener a algunos niños, mientras que otros pueden confundir su verdadero propósito y usarlo solo como un juguete.

Solo en el caso de los niños, se debe tener en cuenta la presencia de un protector contra salpicaduras de tamaño adecuado para evitar que las primeras veces, hasta que comprendan cómo funciona por sí mismos, orinar fuera de la olla.

¿Cuando los niños van al baño?

La edad a la que comienzas a proponer la alternativa al pañal es importante y decisiva a la hora de elegir el modelo adecuado.

Si a los niños más pequeños les puede resultar difícil trepar a una estructura que simula un inodoro de tamaño estándar, los que sean un poco mayores sin duda encontrarán más estimulante la idea de estar en un mini inodoro de estilo tradicional.

La conquista del equilibrio y la coordinación motora que te permite montar a horcajadas sobre los clásicos cuencos también puede ser un gran desafío y un estímulo para animar.

Todos los modelos están diseñados para seguir el crecimiento del niño para acompañarlo hacia la autonomía progresiva y la posibilidad de usar el baño como un adulto.

¿Otras versiones de orinales para bebés?

Además de los lavabos clásicos, existen pues soluciones que se pueden montar a horcajadas solo abriendo un poco las piernas o aquellas que simulan en todos los aspectos el inodoro de los padres y que son un poco más altas, ideales para aquellos niños que han conquistado mayor estabilidad y equilibrio.

En particular, los modelos con escalera rompen cualquier barrera y permiten que el pequeño llegue a casi cualquier lugar.

Y si necesitas llevar el orinal incluso de vacaciones, es bueno elegir uno de viaje, con una estructura portátil y muy compacta.

Puede ser útil tener muy en cuenta aquellos modelos que pueden separar el asiento para utilizarlo como reductor de inodoro, un paso más hacia la autonomía total.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar