Los 6 mejores mini refrigeradores para necesidades de mini almacenamiento

La mejor mini nevera es una gran compañera para pequeños apartamentos, casas de vacaciones, camping, la oficina… Es ideal para mantener frescas bebidas, snacks, comida para llevar y sobras, pudiendo también almacenar alimentos perecederos durante unos días.

Estos aparatos están diseñados para un uso diferente a los modelos estándar, que tienen dimensiones, capacidad y potencia de refrigeración mucho mayores.

¿Cuál es la mejor mini nevera?

Como hemos visto, una mini nevera puede resultar invaluable en muchas situaciones. Lo fundamental, sin embargo, es elegirlo según las necesidades específicas de uso.

Te ofrecemos seis modelos que se diferencian en prestaciones y rendimiento y que también se pueden adquirir a través de la web.

A continuación te presentamos las mejores mini neveras:

1. Mininevera Klarstein MKS-11

Ideal para: tamaño compacto

Tiene una capacidad de 25 litros para mantener frescas las bebidas y los alimentos con una huella pequeña: mide 38 x 47 x 44,5 centímetros y pesa 11,5 kilogramos. Está equipado con una balda en el compartimento frigorífico y dos baldas en la puerta.

La clase climática N o «zona templada» la hace ideal para una temperatura ambiente media entre 16 ° y 32 ° C. Fabricado con un marco negro mate, se integra armoniosamente en cualquier estilo de decoración.

2. Minirefrigerador Ardes AR5I67

Lo mejor para: gran capacidad

Está en clase energética A + para optimizar el consumo y ofrece una considerable capacidad de 71 litros. Los alimentos y las bebidas también se pueden organizar de forma racional según las necesidades específicas de refrigeración: este modelo, de hecho, está equipado con dos estantes y tantos compartimentos en la puerta.

También incluye compartimento para hielo. Tiene un tamaño de 44,5 x 51 x 63 centímetros y pesa 17 kilogramos. La puerta es reversible y los separadores son fácilmente extraíbles.

3. Mini nevera Sirge FRIGO46L

Lo mejor para: bajo consumo

Se trata de un mini refrigerador de 46 litros, 5 de los cuales están dedicados a la nevera. Muy atento al consumo y al medio ambiente, está en clase energética A + y utiliza refrigerante ecológico R600a.

Está diseñado con una perilla de ajuste de temperatura y tiene una salida acústica de 42 dB. Su peso es de 16 kilogramos y sus dimensiones son 44,4 x 48,5 x 49,5 centímetros.

4. Mini nevera Melchioni Baretto

Ideal para: funcionamiento silencioso

Muy silencioso, tiene una emisión acústica de 34 dB y no emite ningún tipo de vibración. Su capacidad neta es de 46 litros y en su interior dispone de una balda metálica con altura regulable, junto con dos balcones.

El termostato regulable 5-15 ° C completa sus características técnicas. Es de clase energética A, ofrece una potencia de 70 W y tiene un consumo energético anual de 86 kWh.

5. Mini nevera Giò Style G046

Ideal para: ecológico

Compacto y silencioso, tiene un tamaño de 47,6 x 43,5 x 51,2 cm y una capacidad de 46 litros. El sistema de refrigeración es del tipo semiconductor, una solución de diseño que, además de ecológica, contiene el umbral de ruido dentro de los 33 dB.

La puerta del frigorífico se puede girar para invertir la apertura y, en consecuencia, la posición del tirador integrado. El consumo es muy bajo: 219 kWh al año con la temperatura ajustada a 8 ° C.

6. Mininevera Klarstein Manhattan

Mejor para: precio competitivo

Con su capacidad total de 35 litros, es especialmente adecuado para su uso como minibar o refrigerador de vino.

¿Cuándo es útil una mini nevera?

Un dispositivo de este tipo es indispensable si, por diversos motivos (por ejemplo, falta de espacio o uso esporádico) no es posible utilizar los modelos clásicos.

Es apreciado no solo para resorts y hoteles, sino que también es un equipamiento básico para quienes viajan en camper, son amantes de los campamentos o para quienes en la oficina o en otras habitaciones de la casa quieren mantener frescas las bebidas, alimentos perecederos o incluso almacenar. medicamentos.

¿Qué características debe tener?

Para ser realmente útil, además de tener dimensiones compactas, debe mejores-características-mini-neveratambién tienen una capacidad adecuada para necesidades específicas de conservación.

También es fundamental entender para qué se destinará, por ejemplo, si necesitas un modelo de camping sencillo o uno de casa. En el primer caso el aparato debe ser ligero y fácil de manejar, en el segundo puede ser necesario encontrarlo empotrado.

Y, nuevamente, se debe considerar si la presencia dentro de un mini congelador es necesaria .

Otras valoraciones están relacionadas con el diseño y el silencio, con la posibilidad de elegir el lado de apertura de la puerta y el número de estantes disponibles.

¿Cuál es su capacidad ideal?

Incluso si las dimensiones de una mini nevera son compactas, no es seguro que no se puedan elegir modelos con diferentes capacidades. El promedio suele ser de 15 litros y obviamente hay modelos más grandes o más pequeños.

El espacio afecta qué y cuánto podemos insertar, dependiendo de los pisos y las habitaciones.

La presencia de un compartimento congelador quita espacio al resto del aparato, por lo que este aspecto debe tenerse en cuenta a la hora de comprar.

¿Qué se puede conservar?

Generalmente se estima que su capacidad para generar frío tiene un gradiente con respecto a la temperatura ambiente externa de unos 20 ° C.

Por lo tanto, los alimentos muy perecederos deben conservarse durante un período muy breve, so pena de un deterioro de la calidad y un deterioro organoléptico más allá del umbral de seguridad.

Por lo tanto, es ciertamente bueno para almacenar bebidas, alimentos envasados ​​que no son particularmente delicados que resisten una temperatura entre 8 y 10 ° C y medicamentos que deben conservarse en lugares frescos.

¿Cómo se produce el frío?

Antes de elegir, conviene comprender la diferencia entre los sistemas de refrigeración clásicos con gas y los sistemas de refrigeración denominados “termoeléctricos” que utilizan células Peltier.

Los primeros suelen ser más potentes pero al mismo tiempo tienen que sacrificar parte de su espacio por el motor frigorífico y su compresor. Estos últimos, en cambio, pueden explotar todo el espacio disponible pero, en comparación con los primeros, son un poco menos potentes.

Sobre esta base, puede elegir el dispositivo que mejor se adapte a sus necesidades específicas.

¿Cuáles son las características a considerar?

En primer lugar ponemos la potencia, expresada en Watts, que da una idea del potencial de enfriamiento del frigorífico en términos de refrigeración.

El nivel de enfriamiento se calcula en grados centígrados con respecto a la temperatura ambiente. Por lo general, un buen dispositivo puede hacer que la temperatura en su interior baje unos 20 ° en comparación con la temperatura ambiente.

La capacidad interna se expresa en litros y, para garantizar un buen nivel de usabilidad, debe ser de al menos 10 litros.

Algunos modelos ofrecen la función temperatura / potencia regulable, a tener en cuenta si se quiere conservar alimentos con diferentes características organolépticas.

El nivel de sonido se expresa en decibelios. Cuanto más alto es, más puede molestar el aparato con el clásico zumbido de los refrigeradores.

Casi todos los mini refrigeradores tienen patas que aumentan la estabilidad. Sin embargo, no siempre son regulables en altura.

Si el mini frigorífico está destinado a insertarse en un mueble, es bueno echar un vistazo a la descripción, ya que no todos los modelos se integran fácilmente.

Los modelos con puerta reversible están equipados con bisagras especiales que se pueden montar a derecha o izquierda. De esta forma puede decidir la dirección de apertura de la puerta.

Si bien no es esencial, una luz interior que se enciende automáticamente cuando se abre el refrigerador puede ser útil cuando la habitación está poco iluminada o cuando estás en la oscuridad.

Por último, es bueno comprobar siempre que tengan la etiqueta de eficiencia energética: además de ahorrar en la factura de la luz, ayudarás a proteger el medio ambiente.

¿Cómo descongelarlo?

Además de la limpieza interna habitual, es importante descongelar cada dos meses: basta con retirar todo el contenido, llevar la temperatura a cero y quitar el enchufe de la toma.

Este pequeño pero muy importante truco hará que dure mucho más tiempo y lo mantendrá en óptimas condiciones, sin tener que cambiarlo antes de tiempo.

Otros artículos que te pueden interesar

Mejor Sandwichera
Mejor Sandwichera

Los 5 mejores platos para sándwich: tostadas y fantasía[toc]Seguro que…

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar