Los 5 mejores microscopios para niños: descubriendo el mundo oculto

A menudo sucede que con motivo de Navidad o cumpleaños piensas en regalarle un microscopio a un niño. Sin embargo, existe una gran diferencia entre un juguete y un dispositivo de calidad. La elección del mejor microscopio para niños debe basarse en algunas características básicas. En primer lugar, comprenda de inmediato el uso.

Un modelo de este tipo es de menor calidad que un tipo profesional y por ello lo primero que hay que valorar son los materiales: los modelos más baratos son de plástico y los profesionales de metal. En segundo lugar, es necesario comprobar la calidad de la lente, que debe garantizar imágenes claras. Por último, pero no menos importante, se debe tener en cuenta el tipo de aumento.

Los microscopios pueden ser el regalo perfecto para un niño que ama la ciencia. En lugar de comprar otro juguete u otro libro, este objeto es la clave para entrar en un micromundo inalcanzable. Los niños curiosos pueden pasar horas recolectando materiales de cualquier tipo, preparándolos en el tobogán con sencillos pasos y luego comenzando a observar.

Quienes se estén orientando a la compra deben tener en cuenta que en el mercado existen tanto productos de juguete como dispositivos de mejor calidad también aptos para la investigación educativa. Las diferencias entre los dos tipos son sustanciales y no se refieren solo al precio. Para un regalo de calidad, es bueno confiar en fabricantes de renombre que montan lentes y lentes casi profesionales, que sin embargo no son adecuados para niños en edad preescolar o primaria.

A estos pequeños no les conviene gastar mucho pero es mejor partir de un buen microscopio de juguete entre los monoculares, y luego eventualmente subir de nivel si hay interés. Una alternativa para ahorrar dinero es buscar canales de venta online donde puedas encontrar todo tipo de electrodomésticos a un precio más económico, sin embargo un precio bajo puede no estar a la altura de la calidad esperada. Por este motivo es recomendable tener en cuenta las opiniones redactadas en la web por quienes ya han comprado los diferentes productos.

A continuación te presentamos los mejores microscopios para niños:

1. Microscopio de juguete Uscamel: amplio campo de visión

Tiene una lente óptica de cristal gran angular WF10x y le permite cambiar a 4x, 10x y 40x en cualquier momento. Te permite observar con facilidad y ofrece un amplio campo de visión, con una imagen clara y nítida. Tiene una fuente de luz LED que se puede mover hacia arriba y hacia abajo para optimizar la visión.

Su estructura ligera lo hace muy manejable y apto para su uso por estudiantes de todas las edades. Viene completo con 10 portaobjetos biológicos (que incluyen células epidérmicas animales, sección longitudinal de tallo leñoso de dicotiledónea, tallo de calabaza, tejido conectivo fibroso) y 5 espacios en blanco, para permitir al pequeño científico observar el material recolectado directamente de él.

  • Luz LED
  • Imagen nítida
  • Equipado

2. Microscopio infantil Clementoni: juego científico completo

Es un verdadero microscopio profesional que es fácil de usar para estudiar el microcosmos y ampliarlo hasta 600 veces. Con la ayuda del manual ilustrado que se suministra en el paquete, es posible realizar más de 50 experimentos, con ejercicios y pruebas especiales.

En apoyo de las observaciones individuales, también se proporciona una rica instrumentación con la que es posible recolectar el material y prepararlo correctamente, para descubrir todos los secretos del mundo que nos rodea: portaobjetos de plástico, vasos, pipetas y lupa.

Con este kit científico tienes la oportunidad de experimentar con muchas reacciones químicas. También le permite crear colores y cristales con materiales no peligrosos normalmente presentes en el hogar, utilizados en la vida cotidiana.

  • Rica instrumentación
  • Manual ilustrado
  • Gran aumento

3. Microscopio óptico para niños Buki MR600: transparencia óptima de los objetos

El microscopio tiene 3 zooms: x 100 / x 250 / x 1000 HD. Para ofrecer una estabilidad óptima, tiene un marco de metal sólido. La óptica de vidrio y la luz LED garantizan una mejor transparencia de los objetos. Viene con numerosos accesorios para preparar el material para su observación: pinza, portaobjetos, batidora, botellas, etiquetas, lupa y muestras.

También hay un librito ilustrado a color que apoya al pequeño científico en sus experimentos: desde recolectar muestras de todo lo que nos rodea (bulbo de cebolla, plátano, hoja, cabello…) hasta prepararlos para la observación.

El folleto también enseña cómo usar el microscopio de la manera más eficiente y responde las preguntas más clásicas, tales como: ¿Cuáles son los ajustes óptimos? ¿Qué tipo de luz es adecuada para diferentes observaciones?

  • 3 zoom
  • Equipado
  • Guía ilustrada de uso

4. Microscopio para niños de 8 años Bresser Junior Set Microscope: se conecta al ordenador

Este conjunto de microscopio es apreciado ante todo por su estructura robusta, que permite su uso seguro en las más variadas condiciones de observación. Además, se puede conectar al ordenador a través de USB: gracias al software especial es posible ver las imágenes en la pantalla del PC y almacenarlas.

Ofrece un aumento de 40x – 1024x y viene completo con 2 oculares (10x-WF / WF-16x) y 3 objetivos (4x / 10x / 40x). Incluye una gama completa de accesorios para comenzar a explorar el microcosmos de inmediato. La luz LED brillante le permite realizar una observación clara y precisa en la luz reflejada y transmitida. Se puede transportar de forma segura en su estuche rígido de plástico.

  • Equipado
  • Luz LED
  • Maletín de transporte

5. Microscopio científico para niños de 10 años Kosmos 635312 para experimentos: lentes de vidrio

Es un modelo para el estudio realizado con considerable atención al detalle. El cuerpo, por ejemplo, está fabricado en metal, lo que garantiza la máxima durabilidad en el tiempo. Las lentes de vidrio también ofrecen un alto nivel de detalle durante la observación.

Esto le permite ver imágenes ampliadas de alta calidad. Viene completo con accesorios (incluidos portaobjetos, pipetas, fórceps) y un folleto que presenta las maravillas del microcosmos.

  • Robusto
  • Imágenes nítidas
  • Equipado

¿Por qué regalar uno?

microscopio-juguete-niños

Los microscopios son una herramienta esencial para aprender biología y complementar el material que se encuentra en los manuales. Todos preferimos el aprendizaje práctico a un libro de texto, y la capacidad de acercarse al micromundo realmente fomenta la curiosidad y la pasión de un niño.

Ciertamente, hay muchas oportunidades para ver laboratorios en línea y videos de microbiología en YouTube. Pero estos medios no pueden reemplazar el aprendizaje experiencial.

Ningún laboratorio virtual permitirá que su hijo observe microorganismos del agua que ha recolectado en el charco del patio trasero o frotándose las manos. Ningún laboratorio virtual tiene de su lado el factor de imprevisibilidad o descubrimiento que literalmente puede dejarlo sin palabras.

¿Qué tipos hay en el mercado?

Cuando hablamos de microscopios, nos referimos al modelo óptico. Hay tres tipos: simples, estéreo y compuestos por más ópticas con mayor aumento. Estas son sus principales características.

Microscopio simple

Un microscopio de tipo simple se amplía a través de una sola lente convexa y es esencialmente una lupa o un ocular mejorado.

Estereomicroscopio

Permite al joven científico percibir una vista tridimensional de la muestra. Pero no espere poder ver la actividad celular. El dispositivo es ideal para grandes muestras y disecciones.

Microscopio compuesto

Si tu pequeño biólogo protesta diciendo “¡Pero yo quiero ver las células!”, Entonces no podrás evitar satisfacer su sed de conocimiento con este tipo de equipo, que te permite observar muestras a nivel celular. Estos microscopios utilizan siempre portaobjetos para ser preparados siguiendo las instrucciones y deben tener una fuente de luz que ilumine desde abajo y resalte los contrastes.

¿Qué es un modelo de juguete?

Microscopios para niños

Un microscopio de juguete para niños se puede comparar con una lupa mejorada. Los microscopios estereoscópicos destinados a niños (de 4 a 8 años) están diseñados visualmente para que parezcan juguetes divertidos. No todos los microscopios estereoscópicos están diseñados para niños, muchos profesionales los utilizan.

Sin embargo, tenga en cuenta que a menudo esos juguetes se anuncian con aumentos excesivamente altos (1000x).

¿Qué modelo elegir?

Sin complicar las cosas más de lo necesario, es importante tener en cuenta la edad y el interés real del chico a la hora de elegir. Si el microscopio es para su negocio de educación en casa, primero debe consultar con su escuela para obtener consejos sobre qué tipo es el más adecuado para él.

Edad e interés

El mejor microscopio para niños depende de la edad y madurez del niño. Y antes de gastar demasiado dinero, también vale la pena considerar la probabilidad de que el niño use el microscopio en su tiempo libre, en lugar de cansarse al cabo de un tiempo y relegarlo a un rincón.

Los niños a partir de los ocho años pueden usar un microscopio estereoscópico económico todos los días para observar objetos domésticos visibles e invisibles. Por otro lado, un microscopio compuesto mucho más caro puede hacer que un adolescente curioso e interesado vea el mundo de las células.

Los microscopios pueden ser un regalo costoso. En muchos casos, puede ser una buena idea iniciar al niño en el camino de la ciencia con un microscopio de «juguete». De esta forma podrás enseñarle cómo usarlo y cuidarlo, antes de invertir en un microscopio «real», más potente y más grande.

Para niños hasta diez años

Sin la supervisión de los padres, un microscopio compuesto probablemente sea inapropiado. Estos aparatos no son fáciles de usar y, con portaobjetos y tapas de vidrio, pueden ser potencialmente peligrosos si se rompen en las manos de su pequeño durante la preparación. Sin embargo, muchos niños menores de diez años pueden utilizar con seguridad un microscopio complejo.

Solo tenga en cuenta que un microscopio de juguete o un microscopio estéreo es una opción mucho más apropiada. Cuanto más pequeño es el niño, menos probable es que se interese por la microbiología y que le basta con ver incluso los detalles de un objeto como la textura de una tela ampliada.

Para niños de once años en adelante

Un microscopio compuesto probablemente generará mucho más interés alrededor de la edad de la escuela secundaria. Y puede ser muy emocionante para los niños cambiar de un juguete a un instrumento para «adultos», con ópticas que permiten un aumento mucho mayor.

Alrededor de esta edad, los niños son lo suficientemente maduros como para recolectar sus propias muestras y preparar sus propias diapositivas. Sus observaciones se pueden utilizar para una lección, un proyecto escolar en el que se prevé la preparación de un cartel o la participación en un concurso de ciencias o simplemente por diversión.

El microscopio adecuado para un niño está diseñado con óptica para magnificar estructuras complejas, como alas de insectos, venas de flores y hojas, un cristal de azúcar o sal, o sustancias líquidas como el aceite.

Presta atención a los costos

El precio mínimo de un microscopio utilizable con fines didácticos avanzados ronda los 100-150 euros y más. Probablemente podría gastar un poco más, pero también hay dispositivos más baratos que brindan una imagen lo suficientemente precisa.

Para los niños en edad preescolar, sin embargo, ese presupuesto es definitivamente demasiado: puede elegir un modelo de juguete monocular por alrededor de 50 euros, sin considerar un microscopio binocular para niños.Con un dispositivo de 300 euros ya tienes un dispositivo de muy buena calidad: este es el precio de muchos microscopios con función educativa utilizados en las escuelas.

La capacidad de aprovechar el aumento óptico del microscopio para una investigación en profundidad, incluido el uso consciente del microscopio, es invaluable si el estudiante al que desea obsequiarlo está interesado en seguir estudios de ciencias hasta la universidad. Quizás pueda ser útil para realizar actividades extracurriculares donde se puedan desarrollar estas habilidades.

Si esto es cierto, no puede comprar un modelo de mala calidad. En cambio, no desperdicie su dinero comprando un modelo barato: déjelo a un lado poco a poco para comprar un modelo de calidad, tal vez con motivo de su próximo cumpleaños.

Ampliación y resolución

¿Más aumento significa un mejor microscopio? No necesariamente. Piense en una foto en su teléfono inteligente. Puede seguir haciendo zoom, pero la calidad disminuye. A partir de cierto punto, te encuentras mirando una imagen gigante que está completamente desenfocada, con algo de color.

Si una lente no sigue aumentando los detalles, brindándole una mejor resolución y una calidad de detalle perfectamente enfocada, no verá mucho. Su microscopio debe garantizar una resolución de alta calidad.

Enfoque fino

Para los estudiantes, no se recomienda comprar un microscopio que no tenga un enfoque fino. Una perilla de enfoque fino le permite cambiar la profundidad de visión dentro de una muestra. Por lo tanto, si no está presente, puede que no sea posible ver todas las estructuras celulares con perfecta claridad.

También tenga en cuenta que cuanto más ajustables sean los accesorios, más fácil será enfocar el objetivo de la lente en la diapositiva. La extracción y el ajuste manual de los portaobjetos es extremadamente molesto.

¿Plástico o metal?

Eche un vistazo a lo que ofrece el mercado. Si está buscando un microscopio de la más alta calidad, intente encontrar un modelo con un marco totalmente metálico o uno que tenga la menor cantidad de piezas de plástico posible. Nunca se conforme con el plástico solo, por «duradero» que sea según el fabricante.

Desarrollar el espíritu de observación

Los microscopios proporcionan imágenes con resolución nanométrica. Toda la vida está construida a partir de partículas microscópicas. Cuando les presentamos a nuestros hijos la belleza de la naturaleza y exploramos los bosques y los ríos, no debemos solo mirar los grandes árboles y los grandes mamíferos. Debemos observar el movimiento de los hongos y los insectos.

Todos los insectos son pequeñas joyas de la biología, con alas complejas y mecánicas que son más pequeñas que un punto en una hoja de papel. Estará absolutamente encantado con lo que descubrirá si utiliza un microscopio con regularidad, si tiene el hábito de recoger algo todos los días para observar.

Es una inmensa oportunidad para descubrir cómo está hecho el micromundo y observar hasta las criaturas vivientes más pequeñas. Todos sentimos curiosidad por el mundo. Nacimos con curiosidad y necesitamos cultivarla. La curiosidad debe alimentarse y mantenerse viva.

¿Qué accesorios necesitas?

Es una buena idea comprar una plantilla de guía de microscopio completa, con instrucciones sencillas y familiarizado con la terminología. Si también tiene grandes ilustraciones, también puede fascinar al niño y estimularlo a observar.

Es importante tener juegos de portaobjetos listos para usar con una variedad de muestras diferentes (fragmentos de insectos, hojas, muestras de suelo, etc.), junto con portaobjetos en blanco para colocar su propio material y ver el objeto observado.

Compre objetivos DIN acromáticos de 4x, 10x, 40x y un ocular de 10x. El aumento de 100x no es necesario y también puede ser difícil de manejar, además de costoso.

Microscopios de computadora

En 1999, Intel presentó el microscopio QX3 Play, que tenía que estar conectado a una computadora. El QX3 fue reemplazado más tarde por el QX5. La calidad de imagen de este dispositivo parece ser buena y ya hay varias críticas positivas sobre este dispositivo. Es capaz de cubrir ambos mundos, el de los compuestos y el de los estereomicroscopios.

Sin embargo, estos microscopios no proporcionan la misma calidad de imagen que los microscopios para estudiantes y educación (precio comparable). Una desventaja es que, al no tener un ocular, el dispositivo debe estar conectado a una computadora.

Los microscopios como estos no son estándar y si desea enseñar a los niños el uso correcto (enfoque fino y grueso, manejo de la apertura, cambio de lentes, limpieza), lo mejor es comprar un dispositivo tradicional.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar