Los 5 mejores colchones para niños: buenas noches para los más pequeños

La elección del mejor colchón para niños debe cumplir con unos requisitos distintos a los que se utilizan para los adultos. De hecho, los niños tienen diferentes necesidades, principalmente de apoyo.

Antes de avanzar hacia un modelo específico es importante tener en cuenta muchos factores a partir de la edad y el tiempo que los niños necesitan para dormir. En este caso, el consejo de un pediatra puede resultar invaluable.

¿Cuál es el mejor colchón para bebés?

Cuando se trata de niños, especialmente los pequeños, el primer criterio de elección debe basarse en la calidad. Esto no significa necesariamente gastar una fortuna.

En la venta online, de hecho, puede encontrar una amplia selección de colchones infantiles de marca que se ofrecen al mejor precio.

A continuación te presentamos los mejores colchones para bebés:

1. Colchón de látex para bebé Marcapiuma

Ideal para: certificaciones de calidad

Es un colchón de látex que mide 70 x 140cm y tiene una altura de 12cm. Tiene una funda desenfundable en tejido tratado con aloe vera, con cremallera en ambos lados para quitárselo sin problemas.

Antiácaros, hipoalergénico y transpirable, lava hasta 60 ° C. Está equipado con una lámina de látex de doble piel, con canales de transpiración para una adecuada oxigenación.

Destaca por sus múltiples certificaciones de calidad.

  • Antiácaros
  • Hipoalergénico
  • Respirable

2. Colchón infantil de fibra vegetal BestCare

Ideal para: bebés / niños pequeños de doble cara

Este práctico colchón de doble uso está diseñado con una cara bebé en fibra vegetal y una cara bebé (mayores de 1 año) en espuma fría.

Antiácaros, antialérgico y transpirable, tiene una funda extraíble y lavable a máquina con cremallera en tres lados. Puedes elegir entre forro de esponja o Aloe vera (disponible solo en la versión Premium).

Tiene un tamaño de 120 x 60 centímetros y una altura de 8 centímetros (11 centímetros en la versión Premium).

  • Retirable
  • Antiácaros
  • Anti alergico

3. Colchón Ailime Cot

Ideal para: funda extraíble de 4 lados

Muy cómodo, este colchón de cuna mide 60 x 120 centímetros (16 centímetros de alto) y tiene una estructura de espuma de agua pantografiada de un solo panel.

El forro de tela con aloe vera es extraíble por 4 lados. Está certificado como dispositivo médico de clase 1 capaz de aliviar problemas posturales y patologías de decúbito. La garantía es de 15 años.

  • Dispositivo médico
  • Garantía
  • Cómodo

4. Memoria del colchón para bebés

Ideal para: almohadilla para las mejillas gratis

Tiene un revestimiento exterior antiácaros e hipoalergénico, extraíble y lavable a máquina. Está diseñado con espuma de poliuretano, mecanizado con lado liso y lado corrugado para mayor transpirabilidad, con orificios internos pasantes.

Mide 60 x 125 cm (9 cm de altura). Se ofrece una almohada con tela de algodón de forma gratuita.

  • Antiácaros
  • Hipoalergénico
  • Retirable

5. Colchón de cuna Babyoneshop

Ideal para: ortopedista

Hecho de espuma de poliuretano, este colchón tiene una funda de algodón (60%) y guata (40%). El núcleo es de fibra resinada (2500 g / m2).

Desmontable, lavable a máquina a 30 ° C. Es antiácaros, transpirable, anatómico.

Los materiales cumplen los requisitos establecidos por el reglamento CE nº 1907/2006. Hay la indicación «ortopédico» en la etiqueta. Mide 60 x 125 cm y 13 cm de alto.

  • Antiácaros
  • Respirable
  • Anatómico

¿Colchones infantiles compatibles?

El colchón de bebé debe estar fabricado en colchón-para-niñoscumplimiento de las disposiciones recogidas en la norma UNI 11036 «Colchones para camas de niños – Requisitos dimensionales, requisitos de seguridad y métodos de ensayo».

Estas disposiciones incluyen las medidas que deben incluirse en dimensiones definidas, de largo entre 90 y 140 cm y de ancho entre 50 a 70 cm.

Los colchones para niños deben cumplir ciertos requisitos de seguridad, deben estar fabricados con materiales adecuados, no tóxicos y antialérgicos. Además, en la superficie no debe haber partes desprendibles como botones, cordones y lazos: elementos que en caso de ingestión pueden provocar asfixia.

Por la misma razón, las etiquetas de calidad y certificación también deben aplicarse a los lados del colchón.

Las pruebas a las que debe someterse un colchón de bebé son principalmente pruebas de resistencia, por lo que todos los elementos deben permanecer intactos tras las pruebas. También deben ir acompañadas de información suficiente sobre el uso, mantenimiento y limpieza adecuados.

¿Colchones para niños según edad?

Para los niños más pequeños es preferible que los colchones sean de látex, lana y tejido hipoalergénico. Estos materiales son capaces de favorecer la correcta transpiración de la piel.

En la primera infancia, el colchón debe asegurar al bebé un buen descanso, pero sobre todo debe ser capaz de soportar la estructura del cuerpo.

Por eso es importante que los colchones no sean demasiado duros pero tampoco excesivamente blandos: es recomendable ir hacia modelos de al menos 12 cm de altura. A partir del tercer año deben apoyar el crecimiento del niño.

¿Materiales de colchones para niños?

En el mercado se ofrecen en diferentes tipos a partir de los materiales utilizados para la estructura:

  • colchones de muelles especialmente diseñados para niños y cubiertos de lana y algodón con lado de verano e invierno
  • colchones de látex natural conocidos por su comodidad y adecuados para sostener bien la columna vertebral de los niños durante el sueño.
  • colchones fabricados con materiales viscoelásticos como espumas de poliuretano que actúan como termorregulador.

Las fundas deben ser perfectamente desenfundables para ser lavadas cómodamente incluso en la lavadora y deben tener características antialérgicas, antibacterianas y antiácaros.

¿Colchones infantiles de lana o algodón?

Los tipos hechos de pura lana virgen y puro algodón son verdaderos colchones termorreguladores.

De hecho, estos dos materiales tienen la ventaja de poder absorber toda la humedad acumulada durante los sudores nocturnos y evitar que los niños se despierten repentinamente por el frío.

Además, el algodón es un excelente aliado para la piel, especialmente si es especialmente delicada.

¿Colchones de látex o espuma para bebés?

¿Cuál elegir? Los colchones de látex natural, a diferencia de los materiales sintéticos, por su alta flexibilidad, son los mejores en cuanto al buen soporte de la estructura ósea que, como se sabe, durante la infancia se encuentra en una fase de incesante crecimiento.

Las espumas se usan generalmente en colchones más baratos, a veces combinadas con capas naturales de coco o crin prensada que promueven aún más la transpiración.

Si prefieres optar por las espumas, es mejor optar por las de látex compuestas en un 80% de látex natural y un 20% de otros polímeros de diferente naturaleza. Estos últimos mejoran la calidad del látex natural que podría endurecerse y deteriorarse con el tiempo.

También te permiten crear mejores canales con orificios verticales para garantizar una mayor transpirabilidad y no retener la humedad.

¿Colchones anti-asfixia para niños?

Todos los colchones previenen el riesgo de asfixia si garantizan la transpiración. Se trata de una precaución que indirectamente resulta útil para evitar que el bebé, durmiendo boca abajo, no respire bien.

A menudo, el diseño de la superficie del colchón se caracteriza por cúspides u ondas, o incluso está completamente perforado. Esta simple precaución favorece la circulación del aire en el interior y además evita que la humedad producida por el sudor o las “pérdidas” nocturnas se estanque, provocando la proliferación de bacterias o incluso mohos.

En cualquier caso, la función anti-asfixia pierde valor cuando se utiliza una funda de colchón (además de su funda) para protegerlo de la humedad y la suciedad. Además, las lonas se utilizan a menudo para una protección adicional, a la que se agrega la capa de la hoja, lo que aumenta aún más el espesor de contacto.

¿Se debe dar la vuelta al colchón de bebé?

Para evitar la creación de depresiones es necesario cambiar de dirección de vez en cuando. Al menos dos veces al mes se debe dar la vuelta y debajo de la cabeza y los pies.

Es importante que el colchón descanse sobre una base del mismo tamaño, como mucho más grande pero nunca más pequeña. De vez en cuando conviene exponerlo al aire libre, de esta forma es posible eliminar cualquier rastro de humedad.

¿Opiniones sobre colchones para bebés?

Incluso si están hechos de diferentes materiales, los colchones para niños deben ser seguros, estar sujetos a diversas etapas de control y, por lo tanto, libres de sustancias nocivas para la salud.

Debe asumirse que nunca gastamos demasiado cuando se trata de asegurar un sueño tranquilo para nuestros hijos.

E incluso a la hora de elegir un buen colchón para bebé barato, es necesario estar bien informado y asegurarse de pagar por un producto seguro y cómodo desde todos los puntos de vista.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar