Los 5 mejores gatos hidráulicos de botella: potentes, compactos y económicos

Los gatos para levantar el automóvil en caso de pinchazo son una rareza en los automóviles recién matriculados. Los fabricantes tienden a optimizar el peso total del vehículo para reducir el consumo.

¿Qué pasa si se perfora durante el viaje? Aquí viene el mejor gato de botella.

Además, la rueda de repuesto en sí a menudo ya no se incluye en los accesorios del automóvil suministrados y en su lugar hay un kit de emergencia para pinchazos. Con esto, puede cerrar temporalmente un agujero que sea lo suficientemente pequeño como para llegar a casa de una forma u otra.

¿Cuál es el mejor gato hidráulico de botella?

Antes de comprar un crik de botella hidráulica, es muy importante centrar la atención en el uso previsto del mismo. De hecho, esta es la única forma de garantizar que el dispositivo sea el más adecuado para satisfacer las necesidades específicas de uso.

Las pruebas y comparativas de los usuarios que publican sus opiniones online ofrecen ideas interesantes para orientarse hacia el modelo adecuado. Y aunque la herramienta de marca es siempre una garantía, en la venta online también puedes encontrar un buen gato hidráulico de botella que es apreciado por su calidad.

Intec 410600 Elevador hidráulico de botellas de 6 toneladas

Ideal para: alto caudal

Este modelo de elevador de botellas hidráulico está diseñado con un ajuste de tornillo de 60 mm. Tiene una capacidad de 6 toneladas.

Ofrece una altura mínima de 197 mm y una altura máxima de 382 mm. La carrera hidráulica es de 125 milímetros. Está diseñado para levantar todo tipo de automóviles, incluidos los vehículos todo terreno. Muy compacto, cabe también en las taquillas de autocaravanas y caravanas.

La válvula de seguridad evita cualquier sobrecarga y los tratamientos térmicos de alta calidad garantizan un uso profesional constante a lo largo del tiempo.

  • Compacto
  • Levanta cada carro
  • Válvula de seguridad

Gato hidráulico de botella Cora 000127312

Ideal para: tamaño compacto

Este modelo tiene una capacidad máxima de 20 quintales. Su altura mínima de elevación es de 15,8 cm, mientras que su altura máxima es de 32 cm.

Cuando está cerrado, es particularmente pequeño, por lo que se puede colocar fácilmente debajo del automóvil.

Ligero y fácil de manejar, este modelo cuenta con la certificación Tüv-Gs.

  • Pequeña
  • Práctico
  • Ligero

Elevador de presión de gato hidráulico Bes

Ideal para: versatilidad

Es un robusto gato para automóvil con una capacidad de carga de 6 toneladas. Su altura máxima de elevación es de 32,5 centímetros, con posibilidad de alcanzar los 38 centímetros girando el tornillo de ajuste en la parte superior del pistón.

Una vez plegado, tiene una altura de 19,5 centímetros y se puede colocar fácilmente debajo del coche.

Ocupa poco espacio y se puede guardar fácilmente en cualquier rincón del garaje.

  • Compacto
  • Robusto
  • Gran alcance

Silverline 245113

Ideal para: fácil manejo

Es un gato hidráulico práctico y manejable, que pesa 3,1 kilogramos y es apreciado por sus dimensiones compactas (108 x 103 x 180 mm).

Tiene una capacidad nominal máxima de 4 toneladas. Su altura mínima es de 195 mm, mientras que su altura máxima es de 380 mm.

Se suministran una silla de elevación de tornillo ajustable y un estuche de transporte.

  • Sentido práctico
  • Robustez
  • Equipado

Einhelll BTHJ 5000

Mejor para: estabilidad

Está equipado con una válvula de seguridad de sobrecarga. Tiene una estructura estable y compacta, que se presta a una amplia gama de usos hobby y semiprofesional.

Ofrece una gama de 5 toneladas. La altura mínima es igual a 216 mm, mientras que la máxima alcanza los 413 mm.

El ajuste del pistón es de 70 milímetros. Las dimensiones del dispositivo son 125 x 225 x 110 mm.

  • La seguridad
  • Buen rango
  • Compacto

¿Opiniones sobre el gato hidráulico de botella?

Cuando es necesario levantar un vehículo para su reparación o mantenimiento, los gatos de botella se destacan como una alternativa económica y que ahorra espacio a cualquier otro tipo de herramienta de este tipo.

Esta herramienta se llama así porque los primeros ejemplos que se introdujeron en el mercado tenían forma de botella.

Hoy en día, estos dispositivos son sustancialmente similares, aunque han adoptado predominantemente una forma cilíndrica.

¿Cómo se fabrica un gato hidráulico de botella?

Su estructura consta de un pistón y un circuito hidráulico lleno de aceite contenido en una cavidad. El fluido, a través de una válvula, se bombea bajo presión a un segundo cilindro que mueve el pistón. Hay modelos específicos de doble pistón que permiten alcanzar la altura deseada más rápidamente que los equipados con un solo pistón.

Una vez colocada debajo del coche, en los puntos de elevación indicados en el manual de uso y mantenimiento del coche, se suelta la válvula que libera el pistón. Al insertar el conjunto de la manija directamente en el eje de la bomba, el fluido hidráulico se bombea hacia adelante y hacia atrás.

La válvula de retención evita que el líquido retroceda y pierda presión, empujando el pistón hacia arriba.

Una vez que se completa la operación de mantenimiento, la válvula se gira lentamente en sentido antihorario para bajar el enchufe del gato. Si la válvula se abre repentinamente, el pistón puede descender demasiado rápido y causar lesiones u otros eventos inesperados.

Una precaución importante: la válvula solo debe soltarse cuando esté en el costado del automóvil.

Dimensiones totales del gato hidráulico de botella

El gato de botella también tiene una base pequeña que permite su uso en una amplia variedad de situaciones. Y a pesar de su pequeño tamaño resulta ser un dispositivo muy potente: puede levantar desde 4 toneladas hacia arriba.

Por eso se puede llevar cómodamente en el maletero del coche, siempre disponible en caso de emergencia.

¿Cómo elegir el gato hidráulico de botella?

Lo que necesita evaluar son las características de elevación del pistón y la altura mínima desde el suelo. Estos datos son de fundamental importancia.

El primero le permite evaluar si la herramienta puede levantar el vehículo lo suficiente para levantar la rueda del suelo. El segundo, le dice si el gato está lo suficientemente bajo como para deslizarse debajo del vehículo que se va a levantar.

Porque si bien este tipo de gato tiene algunas ventajas, por otro lado podría tener limitaciones y no ser adecuado para tu coche.

¿Consejos sobre el gato hidráulico de botella?

Cuando decides comprar un gato de coche nuevo como el gato de botella, quizás para sustituir otros modelos que no satisfacen del todo (los dados por los fabricantes de coches suelen ser ligeros), es por tanto necesario evaluar cuidadosamente las alturas desde el suelo de nuestro coche ya que el gato no puede hundirse.

Si bien el gato de botella es compacto y fácil de transportar, es el menos práctico de colocar debajo de los puntos de elevación del vehículo, ya que necesita mucho espacio para deslizarse debajo del automóvil. Y subiendo unos 12 centímetros (entonces depende de los modelos), no siempre es posible sacar la rueda del suelo antes de que el pistón llegue al final de su carrera.

Por lo tanto, lo primero que debe verificar es si la altura mínima de elevación está de acuerdo con su vehículo.

El gato hidráulico de botella también es adecuado para carretillas elevadoras y autocaravanas: por lo tanto, es una buena idea asegurarse de que su capacidad de elevación sea ​​al menos el doble del peso del vehículo. Es mejor gastar un poco más para comprar un gato más sólido.

¿Seguridad del gato hidráulico de botella?

Otro aspecto más relacionado con la seguridad se refiere a la superficie de apoyo. Al ser pequeño, tiende a hacer vacilar la elevación del automóvil si la calzada no está perfectamente nivelada y sólida, de modo que se asegure una estabilidad suficiente.

Ideal para la sustitución de un neumático porque se trabaja en el lateral del coche, no es muy adecuado en el caso de intervenciones bajo la carrocería, como cambiar el aceite. A estos efectos, es aconsejable utilizar uno o dos gatos para levantar el vehículo y dejarlo reposar sobre dos pares de caballetes.

De hecho, puede ser muy peligroso trabajar debajo de un automóvil elevado por cualquier gato hidráulico, porque el dispositivo también podría perder presión débilmente y descender sin control.

Siempre es bueno asegurarse de que nuestro gato de botella se revise de vez en cuando en los sellos. Como todos los productos de hierro y acero, los enchufes son propensos a oxidarse, por lo que es una buena idea darle mantenimiento rutinario al accesorio repintándolo y revisando los revestimientos.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar