Las 8 mejores mecedoras: un clásico que nunca se establece

La mejor mecedora es sin duda un clásico de todos los tiempos. Hoy en día, muchas marcas del sector del mueble lo vuelven a proponer en el mercado con un aspecto nuevo y moderno, que se adapta a cualquier entorno.

Descrita en cuentos, retratada en pinturas antiguas y fotografías en blanco y negro, la mecedora también ha aparecido en innumerables películas occidentales. Con un aire vivido, de líneas redondeadas y suaves, se encontraba en los salones del pasado o en los patios de madera, listo para recibir las confidencias del final del día.

La que a lo sumo se identificaba como la silla de la abuela o de la madre que confecciona el jersey, vuelve a tener un atractivo extraordinario como mueble que quizás nunca tuvo en el pasado, proponiéndose con el encanto de todos los tiempos.

Y sobre todo se convierte en un elemento idóneo para relajarse en todas las estaciones. En los meses fríos, una manta en las piernas es suficiente, quizás con un libro de cuentos de hadas o cuentos a la mano, para leerles a los hijos y nietos.

En verano es ideal para ser acariciado por la brisa de la tarde, balanceándose en una tranquila relajación. Puedes tomarte un momento solo para ti escuchando buena música o simplemente pensando. En compañía de un buen libro, esta mágica silla vuelve a relajarse con su tranquilo columpio… y la siesta está garantizada.

¿Cuál es la mejor mecedora?

La mecedora es un mueble de gran encanto y una versatilidad excepcional.mejores mecedoras Y una vez revalorizado, se convierte en un elemento muy interesante para el mobiliario, sobre todo si se incrementa su funcionalidad.

Los cómplices, en esta reinterpretación, son los nuevos estudios de ergonomía, que permiten crear creaciones de diseño realmente interesantes. La estructura de la mecedora tiene la clásica base curva que permite un relajante movimiento basculante. Pero gracias a la evolución del diseño, ahora es mucho más cómodo que en el pasado.

Estilistas y decoradores de interiores lo convierten en un objeto de comodidad, que encuentra espacio tanto en interiores como en exteriores. Si tiene un patio, una veranda, una terraza o un balcón, se proponen en soluciones resistentes a los agentes atmosféricos, al agua y al sol, para crear una zona de relajación incluso fuera del hogar.

Una mecedora moderna se convierte en un mueble que nunca defraudará tus expectativas porque consigue combinar dos factores muy importantes: comodidad y elegancia.

No faltan las propuestas y todo el mundo puede encontrar el producto que más se adapte a su estilo, necesidades y presupuesto. Y si miras el precio, incluso el más bajo, tienes muchas opciones para elegir.

A continuación te presentamos las mejores mecedoras:

1. Mecedora de madera My living Dallas

Cuántas veces nos hemos dejado llevar por nuestros recuerdos y hemos pensado en comprarnos una mecedora como aquella en la que vimos a nuestra abuela tejiendo o bordando algo sin cesar.

Hoy este sueño se puede realizar no gastando mucho dinero y llevándose a casa un producto que no es para nada malo, al contrario es muy resistente y con una linda almohada cómoda. En este modelo contamos con madera maciza con la que está construida la estructura y un bonito cojín acolchado que ocupa todo el asiento.

Además, el tipo de mecedora es perfecto para la lactancia, de hecho esta silla está recomendada para aquellas que han dado a luz recientemente y necesitan un lugar en la casa donde puedan estar cómodas y mecer al bebé durante las horas de lactancia (que, como bueno ya sabes, también son frecuentes durante el día). Hermosa solidez pero al mismo tiempo un modelo que es capaz de ser elástico en el columpio y nunca incómodo como asiento.

2. Mecedora Songmics LYY10M

Ideal para: reposapiés en cinco posiciones

Dispone de reposapiés regulable en cinco posiciones, para una completa relajación. El acolchado de espuma de alta densidad y la estructura ergonómica garantizan una comodidad notable.

Su robusta estructura en madera de abedul lacada y el marco interno de tubos de hierro le confieren una notable estabilidad.

El forro está hecho de algodón natural crudo, transpirable y suave. La capacidad máxima es de 150 kilogramos.

3. Mecedora SoBuy XL

Ideal para: bolsillo multiusos

Fabricado en madera de abedul, tiene una funda de tejido laminado lavable. Está equipado con dos reposabrazos y un reposapiernas ajustable y antideslizante.

Su práctico bolsillo lateral multiusos te permite guardar objetos para tener siempre a mano, como un libro, gafas, teléfono móvil.

Las dimensiones de la mecedora son aproximadamente 66 x 80 x 68 centímetros y su capacidad de carga es de 150 kilogramos. El paquete incluye instrucciones de montaje.

4. Silla mecedora Mendler M41

Ideal para: estilo vintage

Es una mecedora de estilo clásico que se hace eco de tiempos pasados ​​con un toque de nostalgia. El diseño ondulado que actúa como una unión entre el asiento y las piernas es de gran efecto.

La estructura está realizada en madera de color nogal, mientras que el asiento y el respaldo son de mimbre.

Las dimensiones son aproximadamente 90 x 50 x 90 centímetros y su peso es de 4,2 kilogramos. Se monta rápida y fácilmente.

5. Mecedora 1Plus Sina

Ideal para: estilo rústico

Esta mecedora de madera maciza tiene un diseño clásico, que hace que cualquier ambiente sea acogedor. Y con su color blanco, ayuda a que sea más brillante.

Mide 62 x 84 x 115 centímetros y está diseñado con un seductor especialmente cómodo, para la máxima relajación.

Viene completo con instrucciones y su montaje es sencillo. También está disponible en color marrón.

6. Mecedora Aryana Home ARYABA028

Ideal para: un toque de diseño de diseñador

Es una réplica de la famosa silla Océano del arquitecto Charles Eames, uno de los diseñadores más importantes de la historia del mueble.

Concebido hace más de 70 años, sigue siendo más relevante hoy que nunca. Muy elegante pero práctico al mismo tiempo, es muy adecuado para acunar al bebé.

Es fácil de montar, tiene un tamaño de 62 x 69 x 70 centímetros y pesa 9 kilogramos.

7. Mecedora beige Leogreen

Imagínese borrar ese recuerdo en el que estamos lidiando con la mecedora de la abuela y dejemos claro que llevamos casi 20 años en el tercer milenio. Esto es lo que me viene a la mente cuando pienso en este tipo de silla que es súper ergonómica, súper liviana y súper moderna.

De hecho, la estructura de esta silla es de madera de abedul, por lo tanto, mucho más elástica y ligera que una madera maciza y pesada y tiene un asiento menos acolchado, que se puede limpiar fácilmente con un paño húmedo sin necesidad de quién sabe qué precios para un Lavado en seco.

La silla, pues, también es liviana para ser transportada de una habitación a otra y si es necesario puede resultar muy agradable tenerla en el patio del jardín donde pasar maravillosas veladas sin ese inmenso calor que se puede acumular en un apartamento o en una hermosa cabaña.

8. Blumfeldt Alabama GDI5-Alabama-BR

Ideal para: montaje sencillo

Es un modelo robusto y estable, fabricado en ciprés macizo de Cunningham. La madera clara llena de vetas está cubierta con un barniz protector transparente que le da a la silla un aspecto rústico distintivo.

El cómodo asiento y el amplio respaldo invitan a la relajación. El montaje es sencillo y se incluyen todos los tornillos necesarios.

La capacidad de carga máxima es de 150 kilogramos.

¿De qué material está hecha la mecedora?

La elección del material juega un papel decisivo en este proceso de renovación. Además de las clásicas mecedoras de madera con respaldo en haya, abedul, fresno y bambú, o las de metal, hoy en día también se pueden encontrar en tela, piel o ecopiel, fácilmente lavables.

Se deja amplio espacio para aquellos productos que antes se consideraban aptos solo para el exterior, o volvemos a propuestas vintage como el mimbre. Y, por supuesto, se utilizan soluciones modernas, como el ratán, que proviene de los tallos del ratán.

El uso de nuevos materiales y tecnologías avanzadas ha hecho posible crear sillas con un aspecto menos convencional pero que ofrecen un alto nivel de confort.

El procesamiento industrial suele ir acompañado de la contribución de artesanos expertos que saben combinar la experiencia extraída del pasado con las técnicas de construcción más avanzadas. Así cobran vida nuevas formas y nuevas soluciones de diseño, que transforman la más clásica de las mecedoras en una pequeña obra de arte.

Cada modelo puede encontrar legítimamente su lugar entre los muebles de sillas y sofás más buscados para el estudio. Una mecedora para el salón, también en versión reclinable, combina bien con todo tipo de sillones de relajación y chaise longues. ¿Y la habitación de los niños? Una vez probado, nunca lo dejarán.

Y si las mecedoras ahora están disponibles en muchas versiones diferentes, la tecnología ha ido más allá y, gracias a materiales ligeros, muy suaves y cómodos, ha aplicado el concepto de relajación de forma extrema, incluso ofreciendo sofisticados sillones mecedoras..

Una mecedora puede convertirse en la verdadera reina de la sala de estar, completa con acolchado, un gran respaldo y reposabrazos para disfrutar de un completo bienestar.

¿Por qué te relajas en una mecedora?

A pesar de su continua evolución, la mecedora se mantiene fiel a las características para las que fue creada (tradicionalmente considerada una invención de Benjamin Franklin).

Con sus formas ligeras y sinuosas, las mecedoras permiten que el cuerpo asuma una posición relajada y se acune suavemente. Es un movimiento ondulatorio natural, que se parece mucho al de una cuna o los brazos maternos.

Y en esta oscilación continua y muy tranquilizadora, nos abandonamos felices, hasta que nos dormimos.

¿Para qué entorno es adecuada la mecedora?

Revisadas en clave moderna, estas pequeñas joyas de diseño se adaptan perfectamente a cualquier ambiente, desde el más contemporáneo al clásico.

No crea que es necesario colocarlo en la sala de estar. Es tan cómodo, cómodo y bonito a la vista que se puede colocar en cualquier estancia de tu hogar: desde la sala de estar al estudio, desde la habitación de los niños hasta la terraza.

Perfecto para crear un rincón de lectura en la terraza, para animar un dormitorio, para descansar las piernas después de un día estresante de trabajo o para tomar un té caliente frente a la chimenea. La mecedora puede ser un elemento determinante, capaz de hacer de cada rincón de la casa un lugar mágico para vivir todos los días.

¿Una mecedora para amamantar?

Muchas madres pueden sonreír ante esta pregunta: ¿es mejor amamantar en un asiento clásico o puede ser útil tener una mecedora?

Se podría contestar, sencillamente, que para ello basta un lugar cómodo, ya sea una silla, un sillón o incluso la cama, no importa. Por supuesto, una mecedora no es imprescindible, pero la opinión de quienes han probado una experiencia así es que merece absolutamente la pena.

En realidad, por su característico movimiento oscilante, la mecedora transmite tranquilidad, una panacea para el bebé que se siente tan acunado de la forma más dulce. Y la madre, por su parte, podrá evitar viajar kilómetros y kilómetros de ida y vuelta en la habitación con el bebé en brazos, esperando el delicado momento de… la digestión.

Para evaluar su eficacia real, basta con realizar… ¡una prueba!

No es difícil encontrar el modelo más adecuado en la venta online e incluso una buena mecedora barata puede servir muy bien para este fin. Y si es de buena calidad, puede seguir usándolo incluso más tarde, para momentos de relajación inolvidables.

En este sentido, te recordamos que también se encuentran disponibles mecedoras con cuna incorporada.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar